Hablar de precios justos en la actualidad es un concepto medieval

Réplica pertinente al artículo de Samir Castañeda Paez

Hablar de precios justos en la actualidad es un concepto medieval

Son dos (2 cosas) muy diferentes: 1.- El libre mercado en sentido amplio, con inclusión de monopolios-cárteles[1]-para los capitalistas que hayan logrado máxima acumulación de capital, y 2.- Libre mercado en cuanto a la formación de los precios tanto de las mercancías del capital constante como de los precios de la fuerza de trabajo, léase salarios.

Por ejemplo, cada vez que el Estado fija salarios mínimos-la única injerencia que el capital le permite al gobernante-, si la empresa burguesa no los protesta es porque le resultan satisfactorios.

Mientras haya capitalismo, representado por el grueso de la maquinaria industrial actual en Venezuela, los precios deben formarse libremente, pero a esto no se reduce el libre mercado; este va más allá: toma el control político, designa Ministros, redacta la Constitución, elige gobernantes nacionales, regionales y locales. Impone los pensa escolar, medio y universitario; moldea la cultura nacional, pone a bailar la mísica que resulte grata a sus oídos, cosas así. Pero en sentido estricto, la única forma de estabilizarse el libre mercado es mediante la libre formación de los precios, o sea, dejar que sea el mercado el que determine los precios referenciales para todo la economía nacional.

Obsérvese que el principal disgusto de la burguesía nacional e internacional respecto al presente gobierno venezolano es la fijación de precios que pretenciosamente viene imponiendo, porque, de otra manera, al capital le interesa sólo su ganancia, independientemente de que se trate de gobiernos democráticos, de falsos demócratas, fascistas, dictadores o gorilas. Mientras logre su máxima ganancia, para el capitalista la Política queda a un lado.

Eso lo reconoció el propio Carlos Marx. El Libro III de su obra, El Capital, está dedicado íntegramente a la cuestión del mercado y la libre formación de los precios. En ese Libro se habla de precio social,precio medio, de ganancia media, de equilibrio a través d e la formación de los precios de producción[2].

El concepto 2.- lo descubre Marx y es el primer economista que le da carácter científico y mediante el cual la economía capitalista logra estabilizarse porque, de lo contrario, todas las economías burguesas serían tal cual lo es la Venezuela actual que, desde luego, no le conviene a ningún capitalista, salvo que esa atípica situación de los precios busque fines extraeconómicos como es el caso venezolano. Los "precios justos" con ganancias oficiales para la empresa privada son la causa principal de nuestra actual inflación inducida y no convencional.

Hacemos estas observaciones porque esos precios de producción han recibido todo el rechazo de los apologistas y economistas vulgares, como Paul Samuel, ya que, además de reconocerse que el libre mercado es el único mecanismo comercial que permite la libre formación de los precios, en ese mismo Libro III queda al desnudo de dónde proviene la ganancia burguesa. Es sólo mediante la formación de los precios en sentido macroeconómico como se reparte la plusvalía entre empresarios fabriles, mercantiles y los terratenientes.


[1] Carteles es un eufemismo jurídico de monopolio.

[2] Véase mi obra, PRAXIS de EL CAPITAL.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1131 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: