CLAP y PSUV: la simbiosis perfecta

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) son formas orgánicas emergentes del proceso revolucionario para la transformación radical de una sociedad capitalista a una socialista; contribuyendo significativamente en erradicar la actual guerra económica, mediante el diseño, ejecución y evaluación de proyectos en el marco de la repolitización del pueblo y la recampesinización del país.

En tal sentido, resulta esencial reafirmar los autogobiernos comunitarios y las estructuras organizativas de base del Poder Popular que favorezcan esa nueva cultura democrática y participativa en el ejercicio de la soberanía económica; expresada a través de la contraloría social, la autogestión y la corresponsabilidad socioeconómica, aunado a un proceso de formación integral en lo ético-político y técnico-humanista. Por ello, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) debe adelantar un plan de acción política que acompañe al pueblo en esta tarea revolucionaria, mediante el despliegue de la militancia de base en la organización y capacitación integral de las comunidades que les permita desarrollar su gran potencial de transformación; dando respuesta efectiva a la actual problemática económica.

En las cinco líneas estratégicas de acción política del PSUV, esta militancia de base se concibe como instrumento para ahora organizar y movilizar a los CLAP en el actual arranque de la Gran Misión Abastecimiento Soberano; estrategia política del gobierno del presidente Nicolás Maduro para asegurar con prontitud la soberanía alimentaria y acabar de una vez por todas con las calamidades que sufre el pueblo producto del capitalismo.

Recordemos que la primera línea consiste en transitar de la cultura político-capitalista a la militancia socialista; la segunda y tercera, convertir el partido en un movimiento que ponga en práctica el bienestar social, el buen vivir, y en un poderoso medio de propaganda, de agitación y comunicación; la cuarta línea, coadyuvar al desarrollo y fortalecimiento del Poder Popular como sujeto histórico y protagonista de la revolución; y la quinta, reunificar el partido mediante su repolitización y poder dar un viraje estratégico en la ampliación de la correlación de fuerzas favorables a la revolución.

No hay duda, los CLAP y el PSUV se convierten hoy en día en la asociación perfecta que impulsa el talento de hombres y mujeres para resolver problemas económicos cotidianos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1235 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a231902.htmlCd0NV CAC = Y co = US