Mis diferencias con los disidentes del chavismo

No pretendo insultar a nadie, ni llamarlo agente de la CIA, ni fomentar las más bajas pasiones en la persecución de opiniones distintas a las que guiaron al presidente Chávez mientras estuvo al frente de la revolución bolivariana. Sólo pretendo aquí enumerar algunos aspectos principales que determinan mis profundas diferencias con quienes se han alejado del programa chavista y hoy conducen al país por el camino de la traición abierta al Plan de la Patria (que se supone es Ley de la República) y a la misma Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV). Seré esquemático, pues cada punto ameritaría un extenso escrito para comentarlo.

1. La violación abierta del derecho constitucional a la representación proporcional de las minorías (artículo 63 de la CRBV), al aprobar por la Asamblea Nacional mientras estuvo con mayoría chavista, una Ley Orgánica de Procesos Electorales (2009) que impide esa representación proporcional de las minorías, prioriza el voto lista, y además termina favoreciendo al factor político ganador, el cual se lleva todo (amplia mayoría de diputados) aunque la diferencia de votos sea mínima, siendo un sistema que impone un bipartidismo vulgar y deja sin representación alguna a otras tendencias políticas. Artículo 63: El sufragio es un derecho. Se ejercerá mediante votaciones libres, universales, directas y secretas. La ley garantizará el principio de la personalización del sufragio y la representación proporcional.

2. La violación del derecho a elegir mediante voto universal, directo y secreto a los diputados al Parlatino. En abril de 2015 la Asamblea Nacional aprobó eliminar el voto directo para elegir a los diputados al Parlamento Latinoamericano. La Asamblea Nacional Constituyente, la cual significó desde el punto de vista institucional el punto de arranque de este proceso revolucionario bolivariano, decretó el 4 de abril del año 2000 el "Estatuto Electoral del Poder Público", el cual en sus considerandos estableció de manera clara "que los representantes de Venezuela en los parlamentos Latinoamericano y Andino, respectivamente, deben ser elegidos en forma democrática, de manera directa y transparente por el pueblo". En las tres elecciones parlamentarias realizadas antes de 2015, los venezolanos elegimos de manera universal, directa y secreta a nuestros representantes ante el Parlamento Latinoamericano (años 2000, 2005 y 2010). Esa conquista democrática de la cual el presidente Chávez se ufanó en múltiples oportunidades, se perdió gracias a la iniciativa de Diosdado Cabello y el lamentable voto de la fracción parlamentaria del PSUV. La supresión del voto universal y directo por un mecanismo de votación en segundo grado es regresar a la época de López Contreras, es retroceder a etapas que creíamos ampliamente superadas por la madurez democrática del pueblo venezolano.

3. El no cumplimiento, reiterado, por parte del gobierno nacional, de fijar el salario mínimo de acuerdo a la canasta básica (art. 91 de la CRBV). Al no cumplir con este precepto constitucional, se está condenando a la mayor hambruna a casi toda la fuerza laboral del país, pues la disparidad entre el salario mínimo actual y el valor de referencia de la canasta básica (según algunas organizaciones privadas, pues el gobierno nacional suprimió desde hace tiempo cualquier publicación de datos estadísticos sobre la economía nacional) supera el 1000 % y se acerca incluso al 2000 %. Todos los que vivimos de un salario estamos sufriendo las consecuencias nefastas de este incumplimiento constitucional. Artículo 91: …El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica.

4. El no cumplimiento del precepto constitucional que reconoce el derecho de los pueblos indígenas a sus territorios ancestrales. El asesinato del cacique Yukpa Sabino Romero, quien antes de ser asesinado había estado dos años detenido por juicio que le hizo el mismo Estado Bolivariano por luchar por las tierras originarias de su comunidad en la Sierra de Perijá, es el ejemplo más patético de esta omisión gubernamental. Con Sabino han sido asesinados por lo menos una docena de dirigentes de la etnia Yukpa, y la orden dada por Chávez de otorgarle la tierra a los yukpa nunca se ha cumplido. Artículo 119: El Estado reconocerá la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, idiomas y religiones, así como su hábitat y derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que son necesarias para desarrollar y garantizar sus formas de vida. Corresponderá al ejecutivo nacional, con la participación de los pueblos indígenas, demarcar y garantizar el derecho a la propiedad colectiva de sus tierras…

5. La violación de una serie de derechos constitucionales con la aprobación del proyecto de minería denominado Arco Minero, al no consultar con los pueblos indígenas de los territorios afectados (y desconocer el rechazo explícito de las comunidades indígenas a ese proyecto; ver: http://www.rsevenezuela.com/comunidades-indigenas-de-la-cuenca-del-caura-rechazan-implementacion-del-arco-minero/http://www.rsevenezuela.com/comunidades-indigenas-de-la-cuenca-del-caura-rechazan-implementacion-del-arco-minero/; http://www.aporrea.org/actualidad/n290034.; http://abiayala.org.ve/firman-peor-sentencia-de-ecocidio-en-historia-nacional/). Al aprobar un proyecto que afectará sin dudas el equilibrio ecológico de una porción gigantesca del territorio nacional, y no haber realizado los estudios de impacto ambiental respectivos. Artículo 120: El aprovechamiento de los recursos naturales en los hábitats indígenas por parte del Estado se hará sin lesionar la integridad cultural, social y económica de los mismos e, igualmente, está sujeto a previa información y consulta a las comunidades indígenas respectivas… Artículo 127: …El Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica, los recursos genéticos, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial importancia ecológica… Artículo 129: Todas las actividades susceptibles de generar daños a los ecosistemas deben ser previamente acompañadas de estudios de impacto ambiental y sociocultural…

6. La violación reiterada de los derechos ciudadanos para participar en los asuntos públicos, al impedir por medios judiciales (decisiones arbitrarias del TSJ) la realización de elecciones sindicales en empresas públicas (como ha ocurrido en Sidor desde enero de 2015), para evitar la inminente derrota de las fuerzas sindicales afectas a la burocracia gubernamental, aunque quienes aparezcan como posibles ganadores sean fuerzas revolucionarias, con programas claramente clasistas y en pro de los trabajadores. Igual situación se presenta cuando el Consejo Nacional Electoral niega con argumentos fascistas la inscripción del partido Marea Socialista, y dificulta la legalización de los partidos integrantes del Gran Polo Patriótico (como lo han denunciado dirigentes de Redes, PPT y PCV). Otra circunstancia similar ocurre al suspender indefinidamente todo proceso electoral en las universidades venezolanas, actuando de manera cómplice con la derecha retrógrada que las controla (en el caso de las autónomas), e impidiendo que las comunidades de las nuevas universidades bolivarianas puedan ejercer derechos democráticos eligiendo a sus autoridades (en la UBV, Unefa, UPT, IUT, experimentales). Artículo 62: Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus representantes elegidos o elegidas. La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública es el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica. Artículo 95: …Para el ejercicio de la democracia sindical, los estatutos y reglamentos de las organizaciones sindicales establecerán la alternabilidad de los y las integrantes de las directivas y representantes mediante el sufragio universal, directo y secreto…

7. Al olvidar su responsabilidad como Estado de fomentar la ciencia y la tecnología como base principal de una política económica que busca la soberanía y combate la dependencia hacia las empresas y potencias extranjeras. Los financiamientos para la investigación científica en Venezuela son los menores de todos los países suramericanos, y no sirven siquiera para realizar mantenimiento a equipos y laboratorios. Artículo 110: El Estado reconocerá el interés público de la ciencia, la tecnología, el conocimiento, la innovación y sus aplicaciones y los servicios de información necesarios por ser instrumentos fundamentales para el desarrollo económico, social y político del país, así como para la seguridad y soberanía nacional. Para el fomento y desarrollo de esas actividades, el Estado destinará recursos suficientes…

Los puntos anteriores son una muestra de la profunda brecha programática que me distancia de los disidentes del chavismo, como Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y demás dirigentes del PSUV y de las instituciones del Estado Bolivariano, los cuales han venido violentando la Constitución Nacional en aspectos claves de su gestión gubernamental.

Esta polémica ha sacado principios deleznables que utilizan estos disidentes del chavismo, como es el promover investigaciones judiciales contra quienes fueron ministros o alcaldes (como ocurre con Juan Barreto y Héctor Navarro), por supuestas irregularidades cometidas en sus pasadas gestiones oficiales. Esta "ética" de la dirigencia chavista se puede definir así: avalo a los delincuentes, mientras me apoyen políticamente; pero si dejas de apoyarme, te voy a meter preso por tus delitos. Esa pseudo moral del gobierno Maduro-Cabello explicaría por qué no se investiga a una serie de militares y civiles de quienes se pudiera tener evidencias de ser responsables principales en el desfalco de Cadivi, en el desastre del Ministerio de Alimentación, en la corrupción detectada en la cúpula de PDVSA, etc. Esta moral pseudochavista me permite recordar la moral de Roosevetl, el presidente gringo que al referirse al dictador Somoza decía: "sabemos que es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta".

Algunos sesudos analistas del bando de la disidencia chavista, han pretendido descalificar a los revolucionarios bolivarianos, realizando una semejanza entre nuestra conducta crítica de defensa a ultranza de los principios que guiaron el proceso revolucionario hasta el 2012, con un supuesto plan del imperio y más específicamente de la CIA de querer "dividir" al chavismo como estrategia para derrocar a Maduro. Primero que todo, hay que ser bien inocente para creer que el imperio gringo va a publicar para que todos lo lean su plan específico para derrotar a la revolución bolivariana. Es contradictorio dárselas de inteligente y dejarse llevar en sus análisis por documentos de dudoso origen y que son filtrados al público con toda la intención de fomentar debates y conflictos distractores del verdadero camino que sigue la ruta conspirativa del imperio estadounidense y sus potencias aliadas.

Si analizamos por ejemplo lo sucedido en Libia en 2011, podemos observar que la infiltración del enemigo imperialista dentro del gobierno de Kadafi estaba en todos los más altos niveles de gobierno. En cuestión de semanas, una vez que estalló la crisis en Bengasi, se pasaron al bando enemigo buena parte del alto mando militar, ministros, embajadores y otros altos funcionarios.

Cuando se busca en Venezuela la actuación de la CIA se puede ser muy pendejo si se mira nada más hacia la MUD, o hacia organizaciones revolucionarias como Marea Socialista u otras organizaciones del Polo Patriótico distintas al PSUV. La experiencia mundial, incluso de la antigua guerra fría contra la Unión Soviética, deja ver que la infiltración conspirativa del enemigo imperialista debe estarse desarrollando en altos niveles del gobierno de Maduro, y pudieran estar actuando personajes de doble cara en la misma dirigencia del PSUV, algunos ministerios, mandos policiales y militares, gobernadores, diputados, alcaldes, presidentes de empresas públicas y otros altos funcionarios. Quienes dicen hoy que Marea y otros chavistas críticos somos de la CIA le hacen un favor al mismo imperio, y pudiera ser sospechoso tanto énfasis en colocar detrás de nosotros a los organismos de inteligencia (SEBIN y DGCIM) y a los tribunales, cuando contra la derecha abiertamente proimperial siempre se han conducido con manos de seda (la conducta ante Lorenzo Mendoza es el mejor ejemplo de esa complicidad encubierta con los agentes del imperio, y ni hablar de tantas reuniones secretas con Kerry, Shannon y demás jefes del imperio).

Mi conclusión: Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y quienes aún los apoyan son disidentes de la línea revolucionaria y bolivariana que trazó el presidente Hugo Chávez en el Plan de la Patria y en su propuesta de Golpe de Timón. No puedo hacer causa común con esos disidentes del chavismo, y hago un llamado a todo el pueblo bolivariano a que construyamos, con la urgencia que la situación de crisis nacional lo requiere, una NUEVA REFERENCIA REVOLUCIONARIA, BOLIVARIANA Y CHAVISTA que le devuelva la esperanza al pueblo y permita salirle al paso al descalabro general que vive el gobierno de Maduro y que amenaza con terminar entregándole el país a la recalcitrante derecha antipatriota representada en la MUD.

!! HASTA LA VICTORIA, SIEMPRE ¡¡

!! PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS ¡¡

Maracaibo, Tierra del Sol Amada. 31 de julio de 2016.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5051 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Historiador. Profesor Titular de la Universidad del Zulia (1994-2019). Magister en Historia de Venezuela y Doctor en Ciencias Políticas. Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integra el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia (organismo que sólo ha sido convocado en una oportunidad en cinco años). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, del Diplomado en Consejos Comunales (cinco cohortes graduadas) y el Diplomado en Formación Sindical con (cinco cohortes graduadas) en la Facultad Experimental de Ciencias (FEC). También ha coordinado la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo (2004). Ha publicado: El movimiento de trabajadores en Venezuela durante la revolución bolivariana: 1999-2012 (2017); Movimiento estudiantil y proceso político venezolano (2007); El protagonismo popular en la historia de Venezuela (2008-2015); Los Consejos Comunales y el Socialismo del Siglo XXI (2009); y Venezuela ante la globalización, la crisis mundial y los retos de su desarrollo (2012), además de 5 capítulos de libros científicos, 45 artículos científicos y 50 ponencias en eventos nacionales e internacionales. Es miembro del Programa de Estímulo a la Investigación (PEII), nivel C. Egresó en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Ha dirigido 10 proyectos de investigación en la FEC-LUZ. Actualmente dicta semestralmente las materias de Historia de Venezuela, Historia de América, Intercambios económicos y simbólicos, y Poder y Movimientos Sociales, en la Licenciatura en Antropología de LUZ. Ha dictado los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico de la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Maracaibo. En la División de Extensión de la FEC desarrolla anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial y su repercusión en la economía venezolana; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela (dictado también en el Centro Internacional Miranda -CIM- y en Fundacite-Mérida en 2016); y el seminario La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990, en el CIM (2017). Es coinvestigador en el Proyecto: “Historia de los frentes guerrilleros Antonio José de Sucre y Américo Silva: 1966-1990”, Centro Nacional de Historia (2016-2017). Investigador principal en el proyecto “Identidades en el estudiantado de la Universidad del Zulia” y del programa de investigación “Universidad del Zulia: comunidad, organizaciones e identidades” (2017-2019).

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a231735.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO