Precisemos. Son Tres Revoluciones Complementarias

Sociedad es una vocablo abstracto e imaginario; formación socioeconómica es lo recomendable para respetarle el carácter cambiante de toda sociedad.

La revolución técnica pareciera ser una constante en todos los modos de producción divulgados por el Materialismo Histórico o en materia de formaciones socioeconómicas; eso responde al criterio científico marxista que reconoce y descubre que todo se mueve aunque superficialmente así no lo parezca. Cuando hablamos de sociedad nos referimos a una formación quieta o y sin cambios; cuando hablamos de formación social socioeconómica, hablamos de una sociedad en permanente evolución y cambios.

Sin embargo, los grados de desarrollo o su velocidad en tales cambios han sido diferentes, al punto de que parecen haber sido enormes durante el modo capitalista y de allí que se hable y escriba sobre desarrollos industriales "revolucionarios", que si Revolución Industrial I, o RI II..

Eso es verdad, pero no está bien porque en el sistema capitalista los desarrollos industriales suelen fragmentarse local, regional y hasta localmente: unas empresas se industrializan acá y no allá; otras aíslan el desarrollo de la industria citadina de la industria agrícola, cosas así.

Ciertamente, los llamados países atrasados son aquellos gobernados técnica y comercialmente por potencias industriales capitalistas; su atraso responde precisamente a que el necesario desarrollo armonioso de la infraestructura del modo hace que esta ande por un lado y su estructura por otro, aunque esta sí vaya a la par con el Estado que cobija dichas estructuras.

Toda sociedad capitalista desarrollada en su infraestructura paradójicamente es y será una sociedad atrasada como formación social ya que se le desarrolla mucho su infraestructura sin cambios de su base económica, lo que hace pensar al apologista burgués que lo de conflictos entre el desarrollo de las fuerzas productivas y sus relaciones sociales de producción no necesariamente se traduzca en antagonismo social. Esto explica la defensa a ultranza que realiza EE UU. para mantenerse sin revolución hacia el socialismo.

Ha ocurrido que, luego de la conquista democrática del Poder Político en Venezuela, lo que la transformó en República Bolivariana, de índole socialista, en su versión de Socialismo del siglo XXI, la actual Administración estatal se viene abocando al desarrollo de su estructura o de las relaciones clasistas. Se trata de ir introduciendo relaciones de producción que, por lo menos, suavicen su grado de explotación de los asalariados lo cual potenciaría su productividad colectiva.

La LOTTT, por ejemplo, recoge mejoras en la paga integral del salario; los nuevos sindicatos presentan marcadas diferencias de vanguardia muy positivas para la cooperación entre los trabajadores; ahora los contratos laborales lucen menos leoninos, aunque todavía lo sean.

También se viene implementando y financiando la revolución de las fuerzas productivas tanto rurales como citadinas, es la incipiente revolución de la infraestructura del presente modo de vida o modo de producción. En materia de superestructura, la abolición del analfabetismo, y una despertar de conciencia proletaria están dando cuenta de una revolución política e ideológica.

Así, pues, puede irse observando tres (3) revoluciones que son y deben ser necesariamente complementarias porque la falla o rezago en sólo una de ellas ralentiza el desarrollo de las restantes revoluciones, la política o la revolución superestructural, y la estructural misma, si no se ataca de frente el paralelo desarrollo del campo y de la industria en general que, por supuesto involucra la industrialización de las labores agrícolas.

La complejidad de estas revoluciones, más que técnicas, se refieren al ritmo del desarrollo particular que deben ir presentando cada una de estos tres componentes complementarios e interpenetrados de toda formación socioeconómica, de toda sociedad vista como formación socioeconómica.

13/7/2016 3:21:19 a. m.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1325 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: