Con discrepancia y concordancia con Luis Fuenmayor Mora

Es duro decirlo y UD en su análisis esta muy cerca de la verdad

En Venezuela, como en otros países, las elecciones nunca fueron reales, autenticas: fraudes, controlados por los poderes políticos, económicos, transnacionales y orquestados por la persuasión mediática, que hacían el sainete folklórico y popular

Estoy con Ud en concordancia y discreoancia

Cualquier análisis basado en esas cifras y conductas nunca darán reflejos de la verdad, es como ”gastar pólvora en zamuros” , es como ir al medico, darle otros síntomas, que no son los que se padecen, ¿Qué diagnostico dará el medico?. Así es como hemos vivido durante el periodo de la seudo democracia, incluso hasta hoy

Chavez lo sabe muy bien, es por eso que su estrategia fue desmantelar el monopolio de CNE, combatir la credibilidad de los medios, los liders del status quos y el financiamiento a los partidos. Recordemos lo que le paso a Larrazabal, Arturo Uslar, Opina, Causa R, el famoso arrase de CAP etc entre el plan militar y los fraudes

Puntos a considerar:

-Menos votación que la realizada (este mito de la obtención es utilizado estratégicamente)

-Acta mata votos

-Votan muertos, ausentes y repetición de votantes con cedulas falsas, extranjeros etc

-Mas votos en áreas según la conveniencia

-Robo a votos de partidos si representación en las mesas (caso FDP, MAS, OPINA, CAUSA R, y otros partidos

-Repartición del poder entre AD y COPEI

-El llamado camelleo ,operativos de transportación de los partidos, buscando gente para votar

-Y otros datos mas que jugaron su papel

Nunca se desarrollaron en un escenario verdadero, solo mentiras mediáticas, alienadas y manipuladas, lo que dicta, que la llamada voluntad del pueblo se expresara en las urnas de forma autóctona, solo estereotipos conductuales

Hoy estamos un poco mas cerca de la naturalidad del votante, quien esta mas animado, mas genuino, y mas veracidad de los resultados, con mas conciencia politica

Aun en el periodo Chávez, hubo fraudes de la oposición, pero lo mas curioso y analitico, fue la votación de ese 40% que saco la oposición,

La masiva participación de la oposición no fue más que mediática, es allí donde Chávez enfila su artillería hacia los medios, rompiendo la credibilidad de los liderazgos corruptos

Debemos recordar esas marchas (que nunca mas se volvieron a ver) que no eran mas que un Show tipo Sábado Sensacional en que demostraba, que los medios, eran los dueños de la cultura, la conducta y el país seudo pensante

Hoy un poco mas cerca de verdad conductual tenemos todavía otros elementos, como el miedo, la crisis económica, corrupción, delincuencia e inseguridad, impunidad, libertinaje de opiniones mediáticas, penetración de 5ª columnas, la escasez ideológica, la inconsistencia interna del partido V republica y otros, que hacen que el votante se impulse mas por las emociones viscerales que el criterio del análisis personal, aun en la oposición (Sabiendo que puede ser sana una “oposición”)

Dice un filósofo moderno L.R. Hubbard que la democracia es por ahora un sistema aceptable, pero que la ideal seria una monarquía benévola

Todo esto me lleva a la conclusión de que cualquier análisis, basado en los datos del pasado, para evaluar y diagnosticar el fenómeno electoral, no es autentico, ni veraz, si se hace con los elementos tradicional y no se escudriñan los datos verdaderos, a sabiendas de que lo único que se puede obtener es una opinión hipotética, mas no un resultado científico-clínico porque los datos verdaderos no tienen una base estadística, mas que especulativo, aunque sabemos que el resultado fue otro y podría haber sido también otro

Es a partir de Chávez con el sistema electoral que tenemos, que se podrá tener una aproximada realidad del análisis del fenómeno electoral

No se si se requiere de candidatos de oposición para la sanidad de los que nos gobierna y mucho menos cuando la oposición no tiene otro propósito que el torpedear la labor buena de cualquier gobernante, por que esta favorece al presidente para la próxima elección. Donde termina una elección, los partidos en vez de trabajar por sus adeptos y el pueblo, empiezan de inmediato a trabajar por las próximas elecciones, hayan ganado o perdido

Es por eso que la continuidad de un gobernante bueno, es beneficioso, hasta para los que le adversas, ejemplo Chávez que trabaja por un país para todos, no excluyente, y que solo es ganar ganar, pienso que L.R Hubbard tiene razón

Necesitamos varios Luís Fuenmayor y otros mas


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3436 veces.



Hector Leal Levy


Visite el perfil de Hector Leal Levy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: