Las contradicciones afectan al proceso revolucionario bolivariano

La Historia del "ser social" como "ser creado" ha sido, es y será la del proceso permanente de contradicciones inevitables en función de su propio desarrollo tanto intelectual como espiritual. En ese orden y en contrario, bien para expresarlo para su mayor comprensión y adiciones ideológicas, podríamos exponerlo como de inevitables perfectibilidades en considerando al proponente y su ideología, en precisando que no es semántica sino de gran calado ideológico sobre lo cual, en este escrito, no vamos a entrar a esa disertación de naturaleza filosófica porque las realidades históricas en lo referente a la contradicción nos obligan a caminar, obligatoriamente, hacia el obligante desarrollo de las sociedades en sus planos históricos mientras que en considerando lo conceptual referido a la perfectibilidad permanece en su cerrado e inamovible anquilosamiento a modelos socio-económicos seudo-rígidos evitando, en palabras de Vladimir Ilich Lenin, dar un paso atrás para poder dar dos hacia el frente pero manteniéndose en lo conservador-conceptual más cuando nos ubicamos en el marco histórico de la modernidad cual por natura se auto-desarrolla en permanente perfectibilidad apegada a la concepción y conceptos del sistema capitalista sin ni siquiera acercarse al básico y sencillo análisis histórico de previos modos de vivir estructuralmente en el transcurso de la evolución natural de ese "ser social" histórico referido manteniéndose apegado a los adeptos y seguidores de la perfectibilidad en el marco de la reflexión intelectual de académicos de derechas para las justificaciones correspondientes de economistas, filósofos, sociólogos, políticos e historiadores cual en título de ejemplo proponemos al historiador, Arnold J. Toynbee.

Es decir, las contradicciones significan, evidentemente, cambios profundos en la estructura de un modelo socio-económico en estudio y su correspondiente praxis mientras que la perfectibilidad nos permite las correspondientes correcciones necesarias de un sistema socio-económico dado para, en las mejores intenciones de Giuseppe Tomasi di Lampedusa y su justificante tesis en el marco de la teoría política bien conocida como "el gatopardo", mantener ese sistema socio-económico en su permanencia histórica como es, concretamente, la realidad del proceso histórico, permanente y actual del sistema capitalista.

En ese orden discursivo, lo que exponemos en el caso de las contradicciones lo definimos como un proceso revolucionario mientras que ese mismo proceso en análisis cuando lo tenemos que definir como proceso en perfectibilidad se transforma en su praxis en lo que se corresponde con definiciones como el reformismo; así de sencillo para que las mentes claras nos comprendan en nuestro discurso.

En desarrollo podríamos exponer para la correspondiente discusión seudo-intelectual que "la contradicción" significa, real y objetivamente, los obligantes por históricos cambios profundos, es decir, la necesidad del "ser social", reiteramos, como "ser creado", y sí ello no se comprende, entonces, estaremos inmersos en lo que se denomina como "la perfectibilidad" cual, en su praxis político-ideológica, es, simplemente, "el reformismo" cuando, reiteramos, lo expresamos para esas mentes claras a las cuales nos dirigimos.

En ese marco en referencia "la contradicción" no está condicionada por histórica por "la perfectibilidad" en su praxis "reformista" pero, en contrario, "la perfectibilidad" en la ya mencionada como expresión "reformista" si está condicionada por lo inevitable, por histórico, por "la contradicción" ya que "la perfectibilidad" trata en su praxis "reformista" corregir "las contradicciones" cuales están inmersas en sus permanentes evoluciones en el marco real y significativo de la Historia del "ser social" en su correspondiente búsqueda, para la polémica, de su acercamiento real a la aspirada "perfección limitada hacia el Creador". Es decir, en el marco de la antropología filosófica y la necesidad teológica de esa "perfección" referida, significa el permanente combate del "ser social" en su camino hacia el control de sus debilidades heredadas y es por ello que el "ser social", en el concepto de su conocimiento personal permanente busca alcanzar su self como imagen del Creador.

Visto lo visto, es decir, lo expresado en las líneas previas entremos al tema fundamental como es la realidad objetiva de la Revolución Bolivariana en sus contradicciones innatas. En ese marco, en pleno desarrollo, cabe, necesariamente, preguntarnos sí están presentes contradicciones en el actual proceso en etapas de la Revolución Bolivariana porque, en el marco del dogmatismo, podrían haber expresiones que nieguen y/o suavicen esa realidad de la existencia de muy serias contradicciones en el actual proceso revolucionario bien sean, esas contradicciones, propias del propio proceso revolucionario, bien sean aquellas inducidas por aquellos adscritos a la tesis de la "perfectibilidad", bien en otras palabras, la de los "reformistas", sean ellos lo ubicados en los aquelarre de las derechas, bien los otros seudo-revolucionarios que, gracias a las prebendas del Poder, tratan de "cambiarlo todo para mantenerlo todo en su justo lugar" cual se corresponde con la corrupción, la burocracia con los ignorantes en la cultura general y bajo conocimiento por escasos estudios. Así de simple, desgraciadamente, pero lo que nos interesa en última instancia y fundamentalmente es el acercamiento a las realidades en curso en el campo revolucionario actual.

Debemos expresarlo y no esconder lo que está en la calle cual es la pregunta obligada: ¿Cuántos grupos están presentes en el proceso revolucionario y qué proponen cada uno de ellos para poder alcanzar ese concepto arriba en referencia como es "la contradicción" y así evitar se imponga el otro concepto de "la perfectibilidad" en su expresión práctica del "reformismo" pero revolucionario, es decir, diferenciar entre un proceso político social-demócrata de un proceso socialista en considerando que ni de cerca nos encontramos para exponer que ya hemos alcanzado superar al Estado rentista? Una y varias preguntas nada fáciles de responder en honestidad revolucionaria, real y objetiva, porque, también, debemos tener presente que "avestruces en y de la revolución" que también las hay y muchas, "como monte".

Comencemos por precisar que, fundamentalmente, están presentes dos campos revolucionarios: por un lado el "revolucionario-reformista" aunque nos parezca una contradicción en sí mismo; y a su lado el "bolivariano-chavista de corte nacionalista".

Difícil de aceptar y más duro reconocerlo pero, en estos momentos de profunda y real crisis estructural, es perentorio tener que aceptar que no todos están "montados en el carro de la Historia" del "ser social" como "ser creado" y ello, curiosamente, por conversas, lo comprenden mejor las derechas que los auto-calificados como revolucionarios. Así de simple e irónico.

En este orden, en el marco obligante en necesidad en referencia tenemos que sacar del tintero la tesis propuesta por José Vicente Rangel Vale sobre la "nueva política Obama" cual, curiosamente, el Presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, en su exposición en la Universidad Simón Bolívar ha sido percibida por los presentes en referencia a la importancia de esa tesis rangelista sobre la cual, en su programa dominical: "José Vicente hoy" (Televen), en sus confidenciales, expuso que cuasi-inmediatamente-después del 6-D, la oposición ganadora se reuniría en la Embajada estadounidense, en Caracas, con Thomas Shannon quien les expresó que "…geopolíticamente los EEUU [de América] no desean y tampoco les interesa, es decir, no quieren, que se les alborote el gallinero…"; por alguna razón será que en el proceso revolucionario, aparentemente, aún no han comprendido (sic) el real significado de "esa real y objetiva advertencia" estadounidense, por lo cual no deberían desaprovechar y no evitar "…agarrar el rábano por las hojas…" cuando, aparentemente, se estarían presentado a la no reflexión de algunos de esos "come-candela" sobre el real significado del significado que representa Venezuela para, en primera instancia, toda la sociedad venezolana, en continuación para toda la América y, por último, el real significado de tener de vecino al único Imperio que está logrando mantenerse en la Historia del Capitalismo, por ahora. Ese es, en nuestro modesto parecer, el real significado de las palabras de Thomas Shannon.

A ello es lo que calificamos y definimos como "perfectibilidad" en su praxis político-económica de "reformismo" algo muy alejado tanto de los necesarios cambios profundos del Estado rentista como paso necesario y aceptado por "tirios y troyanos" como aún lo incomprendido cual es lo real significativo del "socialismo nacionalista", en un proceso temporal, para comprender las necesidades objetivas de la actual geopolítica que está desarrollando el Pentágono para todos los países al sur del río Bravo como, también, al sur de la península de la Florida.

Por cierto, estamos buscando a un generoso revolucionario chavista que tenga a bien se sirva invitarnos a tan tamaño aquelarre que significa el propuesto concierto de los Rolling Stones en La Habana ya que todas las correspondientes entradas al show del siglo XXI ya están todas agotadas. Bloody hell, you never know, for sure, the real significance of politics!!!...

Adendum:

Para su deleite, nos permitimos sugerir la lectura en el link.

https://www.academia.edu/462447/Communist_Ideology_in_China_Since_Mao_Evolutionary_not_Revolutionary



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1108 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a224218.htmlCd0NV CAC = Y co = US