El enemigo silente

En esta última elección, la guerra económica fue el instrumento utilizado por el capitalismo para crear el caos y engañar en lo electoral con fines de manipular al PUEBLO, ahora más confundido con la crisis mundial, y estamos en el medio, con urgencia obligados a concientizar el mal; proponiendo no sean llamados otra vez, los que han destruido el país.

El plan para estabilizar el proyecto, tiene que tener otra dirección, no puede ser igual al que arrastramos, ni los mismos actores con otras máscaras; porque son herederos de su desgracia y patearán la mesa como ya lo hicieron, es su naturaleza; no son dueños de sus actos y nuestra obligación es detenerlos, encontrar dirección revolucionaria; que el PUEBLO llano se involucre en lo que tiene responsabilidad de defender y no se puede hacer sin la conciencia de clase fortalecida; que no esté ninguneado, arrinconado en un azar confuso: porque es incomprensible que no nos hayamos dado cuenta que el fundamento de una revolución es la conciencia en el PUEBLO.

La muestra del 6-12-15, nos confirma que hay una debilidad y debemos atenderla; no lo hemos hecho por estar inmersos en la superficialidad alienante del imperio, sin contar los avances que están a la vista y que nadie puede ocultar, obviando de donde venimos.

Nuestro enemigo verdadero no es la deformación sin pata ni cabeza que conforma la nueva asamblea; el monstruo tiene otra característica: tentáculos con ramificaciones asesinas interviniendo el mundo; bombardeando países y matando gente para imponer el capitalismo, que esta direccionando el ataque a esta PATRIA llena de recursos y de paso la cabeza de América del Sur: el continente destinado a ser la gran unidad socialista del mundo, que saben le puede latir en la cueva a su hegemonía.

La campaña mediática que tienen a nivel mundial, es feroz, con una opinión orquestada por el mundo: afirman a través de sus medios, que estamos siendo oprimidos por una dictadura, creando la matriz para provocar la intervención, propagan que estamos en el último estado de hambruna, con índices de inseguridad falsos, nos están calumniando: la desesperación no les deja alternativas distintas a usar el plan de desacreditar para intervenir, como lo han venido haciendo y lo único que puede detener el ataque que ya está funcionando, es fortalecer la conciencia revolucionaria para detener la falsa, porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1936 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a222004.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO