RÉPLICA: Noticias proimperialistas que justificarían la devaluación inducida recibida por nuestra moneda

Escribimos sobre este link . Todo control de cambio es obligante de respeto y estricto cumplimiento. Si las autoridades competentes no hacen nada al respecto o se muestran indiferentes, elásticos o negligentes, los fines perseguidos con tal control cambiario se esfuman o se asimilan a demagogia financiera. Los bienes suntuarios deberían ser de estricta prohibición mientras haya Control de Cambio. Las reservas internacionales convencionales se ven afectadas con o sin Control de Cambio. Nuestros detallistas ahora son mayoristas de subdetallistas.

De entrada: la paridad cambiaria de un país respecto a cualquier divisa de uso internacional, como el dólar, pongamos por caso, no puede reducirse al cociente de dividir el volumen del circulante nacional entre las reservas internacionales. Tal algoritmo monetario ha sido interesadamente inducido por la alta burguesía financiera.

Con esas noticias proimperialistas refritadas en estos medios se pretende justificar la devaluación sufrida nominalmente por nuestra moneda, una devaluación netamente inducida por esa misma mediática y sus agentes bursátiles internacionales y las actuaciones dañinas del vecino país-por cierto, valga la acotación, tenido, considerado y tratado como "hermanito bolivariano"-, en mal pago por parte de los 6MM de sus conciudadanos que nuestra patria ha acogido como hijos suyos, a pesar de lo malagradecidos que son en su mayoría, particularmente aquellos importados hoy cuadrados con la derecha que golpea a nuestra sociedad con descarada anuencia y aupamiento de ellos.

Decimos devaluación nominal del Bs.F porque se trata de una especulación fincada en una paridad ilícita no ajustada al volumen de mercancías que diariamente circulan en nuestro país; una paridad no oficial tolerada desde hace más de 2 años por el propio BCV, ya que éste sólo hace pocas semanas se pronunció para forzar una redundante* prohibición expresa de facturar costos de fabricación e importaciones según paridades exógenas que ya hasta el gato sabe que no guardan ninguna relación matemática con el volumen de nuestro PTB[1](Producto Territorial Bruto), ni con nuestras verdaderas disponibilidades de dólares representados transitoriamente en, por ejemplo, la Faja Petrolífera del Orinoco, entre otras muchas otras valiosas fuentes de reservas convertibles en dólares, en yenes, en rublos, en marcos, en sucres, etc.

Nuestros importadores no sólo sacan dólares del Estado que en nada estimulan la industria nacional**, sino que minimizan formalmente las reservas, así acondicionadas a la baja de cara a estimular los Créditos Públicos pactados con esos mismos prestamistas que se valen de nuestros importadores, o son de su misma clase (léase calaña).

Como sabemos, las cadenas de intermediarios se han multiplicado con este nuevo agente proimperialista y pendejo que consciente o inconscientemente es usado por los detallistas para así convertirse en "detallistas mayoristas" , quienes les venden bien caro a los cuadros de revendedores que compran a precio de detallistas-ya encarecidos en sí mismos-para revender con una sobreganancia explosivamente especulativa en función de los mismos elevados precios al que compran el detallista y los subdetallistas ahora comúnmente conocidos como bachaqueros. Estos bachaqueros son de hecho unos trabajadores tercerizados por tales detallistas. metidos a mayoristas.***

---

* Todo control de cambio es obligante de respeto y estricto cumplimiento. Si las autoridades competentes no hacen nada al respecto o se muestran indiferentes, los fines perseguidos con tal

​ C. Cambiario

se esfuman o se asimilan a demagogia financiera.

 

** Muchísimos dólares son convertidos en bienes suntuarios, invendibles las más de las veces, pero que merman mucho las fulanas reservas internacionales.

​Los

Bienes suntuarios deberían ser de estricta prohibición mientras haya Control de Cambio.

 

*** Las Alcaldías se han mostrado muy indiferentes con estos detallistas a quienes sólo se les ha permisado para detallar

​y

no para vender al por mayor como lo vienen haciendo.


 

[1] Un PTB, mismo que debería aparecer agigantado con tantos dólares que el mismo BCV les ha entregado a los importadores más responsables de este paquete golpista que estamos sufriendo todos: escuálidos, en primer lugar, por su ceguera abismal, y aquellas personas que viven en los centros urbanos alejados de los nuevos polos de desarrollo social o centros, poblados ahora por los ex marginados de ayer.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1398 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: