Cambiar ya el Consejo Economía Productiva

Estoy plenamente seguro, que de este lado de la política hay una cantidad considerable de hombres y mujeres con conocimiento, experiencia y tiempo suficiente para dedicarse a pensar sobre opciones y decisiones que deben tomarse para salir de este atolladero en los cuales nos encontramos.

Desde mi ubicación geografía local –Barcelona-, trato de observar este Consejo y no me queda más opción que la de pegar un grito y decir, aunque nadie me oiga, que este Consejo no parece tener impacto muy pronto.

Vivo en Barcelona y aunque no voté en el municipio Bolívar porque voto en Maturin, en lo que pude, promoví la candidatura de Guillermo Martínez. Otros y otras votaron para que Guillermo fuera alcalde de Barcelona. El soberano decidió que Guillermo Martínez estuviera concentrado en Barcelona. Fue el soberano que tomó esa decisión y deseamos que Guillermo se concentre en resolver los problemas de Barcelona porque para eso se postuló.

Creo y esto lo expreso con el mayor respeto, que el camarada Guillermo Martínez no tiene mucho que aportar en ese consejo. Desde aquí pienso, que su inclusión en el Consejo de Economía Productiva fue una decisión más electoral por parte de Aristóbulodo pensando a futuro, que una inclusión para que Guillermo ofreciera su talento, que lo tiene, pero no para esta particular y estratégica situación.Guillermo Martínez si tiene entre sus planes ser candidato a gobernador, es posible que esa juego no se decida por su desempeño en el Consejo de Economía Productiva y si, por la gestión que haga en Barcelona. Martínez debe consolidar su trabajo en el Municipio.

Para que tenga una idea de la angustia que deseo trasmitirle. Barcelona tiene una zona industrial prácticamente abandonada. Resulta difícil, por los problemas de los servicios y el estado de las vías, meterse a esa zona industrial. En todos estos años y en ello se incluye el tiempo que tiene el Camarada Guillermo Martínez en la Alcaldía de Barcelona, el deterioro de este parque industrial no ha sido objeto de ninguna atención. Creo entonces, que Guillermo no hace absolutamente nada en ese consejo.

Pienso -es mi opinión- que debería concentrarse en el municipio y ser la persona indicada, para desde Barcelona ponerse al frente de un proyecto, cuyo objetivo sea rescatar ese parque industrial. Este problema -uno- exige una dedicación exclusiva.

Tarek El Aissami está prácticamente en todo y el soberano de Aragua lo eligió para que fuera su gobernador y resolviera los problemas de Aragua. Pero Tarek El Aissami está en cuanta cosa se estructure.

Cuesta creer por ejemplo, que Víctor Álvarez no haya sido incluido en esta Consejo. Víctor viene sistemáticamente ofreciendo aportes para una rectificación. Maduro no pudiera estar muy de acuerdo con algunas de sus propuestas, pero Víctor Álvarez, es una voz y un persona con capacidad para fortalecer este consejo.

Manuel Sutherland, economista e investigador, creo que también es un joven venezolano con conocimiento e investigación sobre el tema económico. Luis Brito García no es economista pero es un personaje que alumbra. Javier Biardeau, es otra personalidad y con condiciones para realizar importantes aportes. Gustavo Márquez Marín tiene igualmente las herramientas técnicas y experiencia para apalancar un proceso como este. El Profesor Vladimir Acosta es otro nombre que pudo estar entre los 45 miembros del Consejo. Omito los nombres de otros venezolanos y venezolanas con capacidad, técnica y política para estar en este Consejo.

Es muy curioso, está el sector privado, pero no observo en este Consejo voces que desde el proceso han venido ofreciendo sus críticas y propuestas sobre la situación económica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1751 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: