Tanto nadar para terminar en el closet de Fedecámaras

El Gobierno por fin aceptó la emergencia económica. El daño hecho por la actitud fantasiosa de que nada pasaría, el tiempo perdido para concientizar a la población, pone a la Revolución en tremenda desventaja y sólo nos queda intentar recuperar el tiempo y la conciencia perdidos. ¿Es esto posible? Depende de la actitud del Gobierno. Con la creación del Consejo de Economía ha comenzado con mal pie, peor no podía ser, alguien le aconsejó hacer su propia Fedecámaras.

La entrega al capitalismo no podía ser más completa ni la traición al Plan de la Patria más descarada; el nombre es un sarcasmo, "Consejo Nacional de Economía Productiva"; su función, un engaño, ¿qué van a producir esos burgueses sino miseria para los desposeídos y riqueza para ellos?; el resultado, igual que siempre, la burguesía más rica los pobres más pobres… y el Gobierno enredado en sus debilidades.

El Gobierno insiste en resolver la crisis solamente en el campo de lo material, el resultado será el mismo que obtuvimos el 6 de diciembre, pero multiplicado. No es en lo material que está la respuesta. La afirmación parece muy extraña, lo que indica el grado de intoxicación por la lógica del capital que padecemos. Hay desprecio por lo espiritual, todo se quiere arreglar a "realazos", con el agravante de que no hay dinero. A ahora vemos como milagroso algo difuso como es "lo productivo", y para ese milagro llamamos a los mismos que hemos estado cortejando en los últimos tres años.

Si recordamos algunos grandes momentos de la humanidad resistiendo situaciones de alta dificultad, como por ejemplo el Paso de los Andes, el Periodo Especial en Cuba, el asedio de Leningrado, de Stalingrado nos daremos cuenta de que el soporte principal fue el espíritu; si recordamos el sabotaje petrolero reafirmaremos la idea: esa resistencia heroica basada en el alma popular fue lo que invocó Chávez para decir que el petróleo podía llegar a cero. Él sabía que un pueblo moralizado lo resiste todo, así como lo contrario es verdad: un pueblo cobarde, desmoralizado, egoísta, mojigato, no soporta ni dos noticias agoreras en la prensa burguesa.

Si la experiencia histórica nos habla de la importancia del espíritu, si la operación de repartir para ganar las elecciones parlamentarias fue un fiasco de cuatro pares, ¿por qué el gobierno insiste en ese camino? ¿Qué esperan para rectificar los chavistas auténticos, para recuperar la pasión de Abril, de Diciembre, para unir las fuerzas revolucionarias, darle razones sagradas por las cuales luchar, organizarlas, decirle la verdad y definir al enemigo? Y sobre todo, autocriticarse. ¿No es suficiente traición a Chávez la formación de ese Consejo, para reaccionar?

¿Dónde está el Partido? Éste no puede mantenerse al margen!, grogui por el golpe de las elecciones del 6 de diciembre; tiene que convertirse en vanguardia de la masa humilde, reorganizarse, que cada organismo sea una vitrina de fraternidad, de altruismo. Explíquese qué nos estamos jugando en este lance, pero no lo grosero de pasar factura de lo que el gobierno ha dado, no es un asunto de contabilidad. Se trata del derecho a ser dueños del futuro, a equivocarnos nosotros buscando un futuro digno, que esa es la única manera de conseguirlo, con los burgueses sólo hay miseria. No hay que tenerle miedo a las equivocaciones, a los errores, reconocer es solucionar; el derecho a defender lo nuestro que, más allá de lo material, es nuestra historia; defender a Chávez, que tenga la paz de los sepulcros y no sea zarandeado por los caprichos de un bolsa como Ramos Allup.

¿Dónde están los dirigentes, los hijos de Chávez que se mantienen al margen atrincherados en una disciplina que no los dispensa de sus responsabilidades históricas, mientras ven el derrumbe de todo? ¿Cuándo van a reaccionar con virilidad?, ¿cuando todo esté perdido? El Partido es vital para recuperar la credibilidad, la pasión. Debe dejar de ser una maquinaria electoral y transformarse en vanguardia protectora del legado de Chávez.

¿Cuándo el gobierno va a decretar la emergencia espiritual, de conciencia, de autocrítica? Hágalo y recuperará a la masa porque recuperará al espíritu del Comandante.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7019 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a221508.htmlCd0NV CAC = Y co = US