La reforma de la revolución bolivariana y chavista

Nicolás Maduro Moros, Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, expuso en claro y transparente modo de informar y presentar Memoria y Cuenta de la gestión de su Gobierno para el periodo 2015, ante la Asamblea Nacional como norma constitucional proponiendo al tiempo las líneas fundamentales que busca impulsar su Gobierno para el año 2016 junto a inteligentes y de Estado propuestas que deberían ser analizadas y debatidas en Cámara por ambas islas legislativas: la revolucionaria y la de los y las diputados que se oponen al proceso actual de la Revolución Bolivariana; propuestas que implican la paz social.

En nuestros pareceres, los contenidos del discurso e información vertida por el Presidente Maduro Moros significan "su propuesta" cual se conjuga, a la vez, con el Plan de la Patria como Política de Estado en el proceso en perfectibilidad de la Revolución Bolivariana y Chavista. Es decir, que cementarse únicamente a las líneas contenidas en el Plan de la Patria sin considerar la dialéctica del propio proceso revolucionario es y sería, en última instancia, sencillamente, encasillarse en "ideas fijas" sin considerar el real significado del vocablo "perfectibilidad".

Es decir, que se deberá considerar por los críticos la relación dialéctica de la perfectibilidad del propio proceso revolucionario cual a su vez es obligante para "el revolucionario" aquello que, reiteradamente, se imponía en propuesta por el Comandante Chávez Frías: "estudio, estudio y más estudio". Es por ello y en consecuencia que nos consideramos que la actual etapa propuesta por Maduro Moros la denominamos como la "Reforma de la Revolución Bolivariana y Chavista".

Pero el propio proceso en perfectibilidad en referencia no solo se circunscribe a "la economía" en considerando la realidad en objetividad de la economía nacional independientemente de los factores en juego contra-revolucionarios; es decir, sin llegar a negar ese proceso de "sabotaje económico", ahora denominado como "Guerra Económica", el análisis crudo y objetivo nos lleva, inobjetablemente, a tener que aceptar la realidad de la "crisis estructural de la economía venezolana". Es decir, la relaciones sociales de producción y las fuerzas productivas están "al garete" por lo que nos tenemos que obligar a esa propuesta de objetividad en el análisis para poder alcanzar la "reforma obligante" de la economía en toda su realidad.

Tal como lo expresamos la crisis no solo es económica sino super-estructural cual debe ser asumida por la Asamblea Nacional tal cual lo ha propuesto el Presidente Maduro Moros como paso fundamental tanto para recuperar a la economía como un todo objetivo como para alcanzar la "paz social" en todos sus ámbitos correspondientes y pendientes con las necesarias y obligantes responsabilidades de las aceptaciones de las culpas y errores realizados tanto en lo colectivo como en lo personal.

Es evidente que nos encontramos en un momento histórico tan, quizás, más importante a aquel momento que se desarrolló posterior tanto al "Golpe de Abril" como al grave escenario económico que produjo el "Paro Petrolero. Ello lo debemos tener que aceptar dejando "esquemas ideológicos cerrados" que, en definitiva, perjudicarán la solución y la salida de las actuales realidades. Cualquier comparación seria nos llevará a tener que aceptar esas importantes diferencias por dos razones: aquellas realidades se corresponden con la primera etapa del "Golpe Continuado" mientras que la denominada como "Guerra Económica" se circunscribe con la segunda etapa del mismo golpe de estado.

En este orden, cuando la directiva de la Asamblea Nacional "trató de provocar" a los cuadros de la Revolución Bolivariana y Chavista como primera fase de tercera etapa del "Golpe Continuado", por razones conocidas ampliamente, sería la FANB, en el marco de la Constitución, el órgano que pondría los límites a la "raya roja".

Tal realidad en proceso, inmediatamente, sería percibida en el marco de la realidad y la objetividad por los factores socio-políticos y económicos que se oponen al proceso revolucionario obligándose, moto proprio, a circunscribirse a la "norma constitucional y jurídica". Esta realidad en actitud de ese factor social permitiría que se propusiera una nueva forma de diálogo que tendría como conclusión temporal la presencia del Presidente Maduro Moros en la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela lo que ha permitido pero con precisión en la introducción de su discurso "tenderle la mano a la paz" a favor de la República.

En el actual proceso de la nueva etapa en revolución es evidente que sí los factores sociales políticos, económicos y sociales que se oponen radicalmente a la Revolución Bolivariana y Chavista toman la decisión de sostener, mantener diálogos constructivos con los factores revolucionarios en perfecta metodología de negociación por sub-conjuntos enmarcados en los diferentes intereses de grupo con los necesarios sacrificios obligantes para conllevar con equilibrio e inteligencia de Estado, la realidad nacional podría superarse en términos de tiempo específicos y concretos por las propias realidades que contiene la realidad de Venezuela.

Es decir, en función y considerando, como principio, la propuesta que se viene exponiendo como requerimiento imperativo desde la oposición en referencia de "…la necesidad de cambiar el modelo…", la suscribimos, en toda su comprensión, sin definir esa propuesta por parte de la oposición referida, tal como comentara Farías en el programa de Vladimir Villegas; es decir, leyendo "al pie de la letra" tal requerimiento expuesto por la oposición y en considerando que el "modelo rentista" actual está no solo agotado sino en proceso de superación estructural, nos leemos e interpretamos que ese propuesto cambio de modelo debe e implica la necesidad de tener que aceptar los actuales "cambios profundos" que se vienen desarrollando desde aquel año de 1999 cuando comenzara su ejercicio ejecutivo el Comandante Chávez Frías.

Es decir, desde el campo de la ideología, bien sí ustedes así lo exigen, desde el campo de la "Historia de las Ideas", está presente en el seno de la oposición que se oponen al proceso real que desarrolla la Revolución Bolivariana y Chavista, dos sub-conjuntos que se contraponen entre sí: aquellos que esperan mantener una relación dialéctica que representa la conjunción de los intereses del mantuanaje tradicional criollo con ciertos paradigmas del neo-liberalismo pero en perfecta Dependencia a Washington unos y a Madrid otros. El otro grupo, en nuestra modesta opinión, es el grupo de políticos, empresarios y clases medias jóvenes profesionales que suscriben la radicalidad absoluta de un sistema neo-liberal pero más independiente al Centro, es decir, un seudo-nacionalista. Ello se puede conocer en el funcionamiento de los y las diputados de oposición al Gobierno del Presidente Maduro Moros en sus actuaciones discursivas en la Asamblea Nacional.

Es evidente que los objetivos fundamentales temporales de la oposición en referencia más arriba es "separar y eliminar" las actuales responsabilidades de la FANB como sub-conjunto fundamental de la sociedad venezolana y factor fundamental de la "defensa y seguridad" del Estado venezolano. Este objetivo primario busca alcanzar un diálogo sico-ideológico en el seno de la FANB entre "lo tradicional" que imponía la inmediata anterior Constitución de 1962 y la "nueva doctrina militar" que no solo está contenida en el marco jurídico en curso sino en esa "nueva doctrina militar" que impulsó el Comandante Chávez Frías.

Esta contradicción es de toda lógica cuando analizamos en profundidad y objetividad el real significado de la "nueva política Obama" (José Vicente Rangel Vale dixit) como proceso imperativo que desarrolla Washington y los factores burocráticos de Estado de los EEUU de América: Defensa-Pentágono, Departamento de Estado, Finanzas y la ideología estadounidense que se impulsa desde el aparato ideológico de Walt Disney.

Esta "nueva política Obama" (JVR dixit) tendría sus primeros pinitos con las tesis de "Gobierno Mundial" que se viene desarrollando en estudios impartidos en la Universidad de Harvard y en la necesaria presencia, efectiva y activa, en los desarrollos de la Política de Estado estadounidense que se han venido imponiendo en la escena internacional cuando "nuevos factores internacionales" comenzaran a tener presencia internacional post-Caída del Muro de Berlín. Es decir, no es de extrañar la "Guerra del Golfo", Iraq, Afganistán, norte de África, presiones sobre Irán y Siria, y las obligantes presiones sobre el proceso de la Revolución Bolivariana desde el mismo comienzo de la Presidencia del Comandante Chávez Frías. Actualmente, según se puede conocer por los medios de prensa y redes sociales, se considera a Venezuela como uno de los dos factores internacionales de desestabilización de la "pax americana" capitalista. El otro país en la mira del capitalismo imperialista estadounidense es Irán. Las relaciones de los EEUU de América con Rusia y China son en permanente contradicción de poderes siendo, en ese marco en desarrollo, la actitud de Washington, sí así lo aceptamos, de la "prudencia en los equilibrios entre los poderes".

Visto lo inmediato anterior el dialogo entre los factores en escena en Venezuela y en considerando la realidad nacional (ello significa que es imperativo que los factores políticos de oposición referidos obligándose a controlar a los agentes tanto internos como exteriores con intereses particulares y no de Patria), puedan alcanzar un diálogo franco, sincero y de mutuo beneficio para poder así lograr imponer el necesario desarrollo real y objetivo de la economía venezolana y, como consecuencia, la paz nacional. Es evidente que sí el diálogo "no llega a buen puerto", el Estado venezolano responsablemente tendrá que asumir sus objetivas e impresas realidades y obligaciones paradigmáticas de Estado con la finalidad de poner e imponer por encima de los intereses contra-nacionales los intereses de la Patria y por consecuencia de toda la sociedad venezolana. A ello es lo que hemos denominado como la "Reforma de la Revolución Bolivariana y Chavista" en la actual etapa en revolución que dirige el Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 969 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a221386.htmlCd0NV CAC = Y co = US