Símil del marido abandonado y la derrota chavista

Si su pareja lo abandona, y luego usted se entera que ella con otro se fue, lo lógico es que usted haga un análisis de la situación que lo lleve a establecer las posibles causas de tan desagradable situación, y para ello probablemente se formule algunas interrogantes, cuyas respuestas le permita entender lo que realmente pasó; por ejemplo, será que alguien con habilidad y recursos materiales o románticos la enamoro, y ella decidió otro rumbo, o será acaso usted la maltrataba, no la atendía adecuadamente, no la satisfacía en sus diversas necesidades y aspiraciones, le montaba cuernos que ella descubrió y entonces decidió marcharse con alguien que le ofreció un mundo de posibilidades, aún cuando esas posibilidades no fueran consistentes. En este último caso usted es el culpable y responsable del abandono de su compañera o pareja, no busque las causas en factores externos, asumalas autocráticamente como suyas.

Sí alrededor de tres millones de personas decidieron no votar por la opción del chavismo, cosa que hace aproximadamente tres años lo hicieron, concretamente en la última contienda electoral donde participo como candidato presidencial el comandante Hugo Chávez, y ahora el electorado en referencia decidió hacerlo por otras opciones, o abstenerse, o simplemente votar nulo, y la oposición al chavismo (MUD) carece de proyecto político propio, de un liderazgo real, y de una base partidista consolidada..., entonces aplicando la metodología del análisis del marido abandonado citada en el primer párrafo, debemos concluir que lo que ocurrió fue que el chavismo no mantuvo la atracción, no motivo, y no convenció a la masa de electores referidos, y que en anteriores oportunidades sufrago masivamente por la opción chavista, y de allí la migración de votos, lo cual condujo a la derrota chavista en las elecciones del 6-D pasado.

La desconexión entre pueblo y Gobierno/Partido, la impunidad ante la corrupción endogena, la inclemente inseguridad pública y ciudadana, la creciente y no controlada inflación, la inusitada escasez, el exacerbado nepotismo y burócratismo, las enormes colas para la adquisición de alimentos y otros productos como cauchos, baterías, etc, conformaron un cuadro crítico, que de por sí explica el abandono de tales electores a la propuesta chavista, centrada sólo en señalar que nos venció la "guerra económica" en tal sentido no debemos buscar las causas exclusivamente externas, sino también debemos hurgar hacia lo interno, para diagnosticar y a partir de allí emprender el desarrollo de un plan que nos lleve a reconquistar el amor perdido de buena parte del pueblo chavista.

En nuestro caso debemos entender que la guerra económica cabalgó sobre las contradicciones, las vulnerabilidades, las inconsistencias y muchas perversiones del chavismo, donde destacan la corrupción y la impunidad, sólo atacando de manera contundente ambas causales, podemos nosotros los chavistas recuperar el terreno perdido, la tarea no es fácil, los obstáculos son muchos, pero como dice una de nuestras consignas, "entre morir y vencer, necesario es vencer", dos factores son imprescindibles para la lucha que hemos de emprender, la primera es que el Partido/Gobierno debe manejarse con la verdad por delante, para recuperar la confianza perdida, y decirle la verdad al pueblo sobre la realidad económica, que seguramente la entenderá, la segunda es la de gobernar con y para el pueblo, en el marco de la democracia directa, participativa y protagónica, no mediatizar al poder popular con figuras burocráticas interpuestas, que actúan en función de intereses meramente personales y se adscriben a grupos para preservar sus espacios de poder, en muchos casos para lucrarse de manera corrupta.

La alternativa socialista, bolivariana y revolucionaria es la única vía para la redención de nuestro pueblo y si se quiere de todo el planeta, la justicia social, la democracia como forma de gobierno y estilo de vida de todas las personas, el vivir buen vivir antes que el vivir bien, el equilibrio hombre/naturaleza y el trabajo en el marco de una economía social y productiva, conjuntamente con la promoción del estudio y la formación de la conciencia política conducirán inexorablemente a la suprema felicidad del hombre y de la mujer venezolanos, propósito fundamental del socialismo humanista de hoy contenido en el proyecto socialista bolivariano que nos dejara como herencia histórica el Comandante Hugo Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1598 veces.



Mariano Crespo Colina

Universitario, socialista, bolivariano y humanista, partidario de la no concesión a la derecha golpista.

 mcrespo48@yahoo.es      @dialogoambiente

Visite el perfil de Mariano Crespo Colina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: