Tres noticias de impacto

1-Libia se incorpora a la Misión Milagro 2- Cuba ha eliminado la desnutrición infantil 3- Justicia colombiana frena la impunidad frente al paramilitarismo criminal

Tres acontecimientos de altísima importancia cierran la semana como las noticias que deben estar rodando por el mundo no precisamente a través de los llamados grandes medios de difusión que han secuestrado la información como un "bien de intercambio" que vale mucho dinero y esos tres hechos en lo absoluto le sirven a esos intereses como tales, quienes de seguro pagarían mucho para que no se difundieran.

Todos son de muy alta trascendencia, de manera que el orden como los relacionamos de seguidas, nada indica:

1) La reciente visita de Hugo Chávez a Libia tuvo entre uno de sus más notables resultados que el gobierno Libio, el cual ya dejó de ser terrorista según lo informó el Departamento de Estado norteamericano al mismo tiempo que señalaba al nuestro como patrocinador y reacio a prestar su cooperación para enfrentar a los terroristas, ha decidido asociarse con Cuba y Venezuela para implementar un programa de muy amplia cobertura para ofrecerle a los países africanos “atención médica gratuita y petróleo a precio de descuento”, de acuerdo a la información que suministró a la prensa internacional el ministro de Relaciones Exteriores libio, Abdel Rahman Shalqam, quien añadió que se iniciará dicho programa con la “Misión Milagro”, a cuyos efectos dijo: “Cuba aportará los equipos de médicos, mientras que Libia y Venezuela apoyarán financieramente su costo.” Como se sabe, tal programa funciona actualmente en más de veinte países de América Latina y el Caribe.

En relación al suministro de crudos a precios con descuento a los países más pobres del Africa, el ministro Libio expresó no poder precisar su cuantía y los términos en que se implementaría esa cooperación, la cual, entendemos, que deberá determinarse en el marco de convenios multilaterales que se firmarían en el corto plazo, luego que las comisiones técnicas y económicas de los respectivos países afinen sus contenidos;

2) El Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) acaba de divulgar los resultados de un estudio bajo el título “Proyecto para la Infancia. Un Balance Sobre Nutrición”, a través del cual determinó que Cuba ha sido el único país de la América Latina y el Caribe que ha eliminado la desnutrición infantil.

Señala el informe que en el mundo hay 852 millones de personas que padecen de hambre, de los cuales 53 de ellas viven en América Latina. De esa gigantesca cantidad de seres humanos, 146 millones tienen menos de cinco años que padecen de la mayor hambruna. Sólo en México, quien hace diez años suscribió un TLC con los Estados Unidos y Canadá, hay más de cinco millones de personas desnutridas y en Haití casi tres millones, mientras que en todo el planeta mueren de hambre cada año más de cinco millones de infantes y,

3) La Corte Suprema de Justicia de Colombia acaba de dejar sin efecto por inconstitucionales una serie de artículos de la Ley de “Justicia y Paz”, que le impiden al gobierno de Uribe Vélez proseguir con su aberrante decisión de librar a las fuerzas criminales del paramilitarismo de los juicios que se merecen por los incontables asesinatos que han cometido en el país a lo largo de más quince años.

Esa sabia decisión del más alto tribunal del país hermano era esperada por la inmensa mayoría del pueblo colombiano, pues no podía entender cómo un Estado serio llegara al colmo de convenir en que privara la impunidad ante unos hechos equiparables a los que fueron juzgados en el Tribunal de Nüremberg al términos de la segunda guerra mundial. Era previsible, pues, que la Corte cerrara toda posibilidad para que, de pronto, el Estado colombiano se convirtiera en un auténtico forajido, amparador como nunca antes visto de crímenes de lesa humanidad.

En lo que respecta a nuestro país, esa decisión produce un gran impacto, pues creemos que la misma tiene mucho que ver con las recientes confesiones que han hecho exfuncionarios del DAS sobre actos delictivos que cometió esa institución policial con Jorge Noguera al frente, en perfecta y muy armoniosa complicidad con el paramilitarismo, que van desde escandalosos fraudes electorales en el 2002 en favor de Uribe Vélez, hasta el tráfico de drogas y planes conspirativos contra Venezuela que incluían el asesinato del presidente Hugo Chávez. Todo eso, obviamente, no podía pasar por debajo de la mesa, había que contemplarlo en esa tarea de revisión de esa incompresible Ley de "Justicia y Paz", que no es otra cosa que un instrumento que le permitía al gobierno de Uribe negociar la impunidad ante crímenes pavorosos que tendrían que estar siendo juzgados ya por la Corte Penal Internacional.



En nuestra opinión, con esa reforma de Ley se ha impuesto la racionalidad y la justicia sobre la ignominia y la más reprochable confabulación con el crimen organizado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9309 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a22048.htmlCd0NV CAC = Y co = US