¡¡¡Caretas Fuera!!!

No es hora de llorar, tampoco de repartir culpas y mucho menos echarse a morir y hacer análisis, que justifiquen la derrota bajo las perspectivas de las trampas de los triunfadores, con la muletilla consoladora "Perdimos esta batalla, pero… No es, que hay derrotas que se justifiquen, se supone que todas las batallas se deben dar para ganarlas, lo que sí es válido es asumirlas y corregir para ganar la guerra.

Es el momento de identificar el error cometido, y es posible que con solo hacer esto, y actuar rápidamente, o en el tiempo que sea posible. Todo, siempre en el marco de la Constitución Nacional, asimilando, por supuesto, que la corrección tiene 2 plazos para su concreción: Uno, el que se cumple a la mitad del período de la Asamblea nacional y el otro, cuando finaliza el período de la Asamblea elegida, salvo que alguna circunstancia sobrevenida modifique estos dos plazos. Corregir este error, inmediatamente significa o conlleva asumir una radicalización de la revolución sin actitudes complacientes y cambiando lo que haya que cambiar y mejorando sustancialmente en la calidad de la información y entrenamiento del pueblo del pueblo, definir y establecer causes revolucionarios y socialistas. La cantidad de pueblo que ha sucumbido a la información y propaganda interesada de la oposición, esta evidenciando que el trinomio Gobierno, Pueblo y partido, ha fallado. Cómo, cuando y por qué, son materia de análisis, pero su pertinencia es angustiosamente urgente.

Decimos esto, porque estamos convencidos que ni siquiera la oposición esperaba estos resultados. Si observamos los antecedentes de esta contienda, con respecto a la actitud y el accionar político de la oposición a lo interno, y los acontecimientos protagonizados en el exterior por los mentores y aliados de la derecha fascista. Tales como la doble agresión simultanea de Colombia y Guyana por diferendos territoriales y cierre de fronteras; El acuerdo firmado entre Turquía y Colombia por libre tránsito de sus respectivos ciudadanos sin necesidad de usar visa; El acuerdo de colaboración de inteligencia entre la Republica colombiana y La OTAN; La acusación contra Venezuela en la Corte de La haya por supuesta violación de los DD.HH; La agresión y descalificación moral de lideres revolucionarios y el Gobierno venezolano materializado mediante campañas mediáticas en el eje Bogotá, Miami, Madrid; Tratado de libre tránsito de ciudadanos de Colombia y la Unión Europea sin necesidad de visa. Es evidente, que esos tratados simplemente abren las puertas de las fronteras venezolanas a cualquier bicho de uña y rabo que quiera invadirnos para desestabilizar, sembrar terrorismo y cualquier otra actividad lesiva a nuestra patria, sin tener que pasar por los filtros naturales que se realizan con los visitantes de nuestra patria. Imaginen, que un comando terrorista, que no tiene que ser islámico, puede ser también de los países que realizan bombardeos humanitarios, tiene el propósito de agredir nuestras instalaciones estratégicas, o de otros países latinoamericano. Este comando, puede entrar libremente por la hermana república de Colombia y, de allí traspasar nuestra inmensa frontera y atacar con relativa facilidad.

Sería muy ingenuo pensar que el imperio gringo es ajeno a esta conexión establecida con la OTAN y Europa. Sí, a estos acuerdos, con países y organismos militares de otro hemisferio, sumamos los acuerdos ya establecidos entre Colombia y el imperio, los cuales, incluyen la instalación de bases militares, y la sociedad, en la impartición de justicia a los nacionales colombianos que lo ameriten. Díganme entonces, sino son un absurdo esos acuerdos de libre tránsito entre un país latinoamericano, que ya tiene muchos acuerdos con los Estados Unidos. Tratados, que en suma convierten a Colombia en una cabeza de playa del imperio en el territorio latinoamericano.

Bien, todo ello ha estado suscitándose en el mismo tiempo, que nuestro pueblo ha estado sometido a una guerra económica, a un saboteo del suministro de servicio eléctrico, un sangrante contrabando de extracción de alimentos, combustibles y artefactos, hechos estos que lo mantuvieron en un estrés extremo que sirvió de distracción. Mientras, los acontecimientos que configuran un acoso masivo por diferentes flancos, hizo, que ese pueblo confundido, no advirtiera el inmenso daño, que él mismo contribuiría a perpetrar contra su propia seguridad ciudadana.

No podemos dejar de lado, el hecho que representaba el mayor de los peligros, y es, la presencia de la VI Flota de la armada gringa frente a las costas orientales del país, la cual sin ninguna duda, estaba preparada y dispuesta a acudir inmediatamente que sus aliados tomaran el poder por la fuerza, para traernos unos "humanitarios bombardeos" que nos darían una paz eterna, si la oposición no hubiera concretado su triunfo. Claro que, todos sabemos que la conquista del Poder Legislativo no produciría legitima ni legalmente el cambio prometido, es por ello que la flota no se irá, sino que se quedara por ahí dando vueltas y pendiente para "auxiliarnos".

Aun con la perspectiva de un ataque de las fuerzas del imperio, lo más conveniente para nuestro pueblo, era que la mayoría en la Asamblea Nacional, estuviera en manos de la revolución bolivariana. Pero, pudo más el negocio electoral que planteo la oposición. Ya han presentado unas pruebas que muestran la evidencia de la compra de votos, ello es comprensible con solo observar que la oposición no hizo campaña electoral y ni siquiera dio a conocer sus candidatos a diputados, solo estaban comprando, casa por casa, votos a cambio de una ridícula cantidad de bolívares, que según dijo un protagonista de un audio presentado en el Programa "Con el mazo dando", era de 10.000 bolívares.

Desgraciadamente, y así es como yo lo veo, y quisiera equivocarme, pero esta nueva posición dentro del Estado venezolano, que detenta la derecha al tener la mayoría calificada en la Asamblea Nacional, los coloca como responsables de coadyuvar con el éxito del gobierno y por ende del Estado venezolano. Ello los ubica en una contradicción de hecho, porque su mandato proviene del soberano, ( Art. 136;137;138;139;140, de la CNRBV) pero su jefe verdadero es el imperio y la derecha fascista, y ello le obliga a actuar en la AN, para el beneficio de sus amos imperiales, en el estricto acatamiento de su oferta -de la oposición- al pueblo, que no es otra, que destruir la revolución usando como base de operaciones la mayoría calificada, para producir un cambio de sistema.

Es notable, con certeza contundente, que su accionar será opuesto diametralmente a los intereses del pueblo, y el cambio vendrá para mal, porque la aberrada política de la derecha en la Asamblea Nacional, paralizará el accionar del Gobierno revolucionario. Y, hasta cuando, no terminen de derrocar al Presidente Maduro, no podrán hacer efectiva la implantación del neoliberalismo patrocinado por el imperio, que es la careta de progreso con la cual premiaran al pueblo venezolano con el más exacto modelo de país progresista que ostenta Chile, donde los pobres cada día crecen en cantidad y disminuyen en justicia social.

Podemos entonces esperar que la Asamblea Nacional actuará de espaldas al pueblo, y ello provocara una situación muy complicada, porque la revolución no cejara en su empeño de proteger las conquista alcanzadas para el pueblo y el choque será ineludible, porque será en esos momentos cuando las dos corrientes tendremos que enfrentarnos, es un solo cauce y no hay forma de coexistir con el capitalismo. Es lo que nos espera, como resultado de la mala decisión de elector. Es aquí, cuando y donde se expresa el error cometido, tanto, por la oposición, como por el pueblo elector que lo eligió. Ahora tenemos una oposición, actuando legalmente en gobierno, pero obligada a cumplir compromisos con la contrarrevolución y un pueblo elector que le creyó su oferta, veremos entonces, cómo el pueblo, que solo salva al pueblo, pondrá las cosas en su sitio como lo hace la Historia. Ya lo dijo el Libertador en la carta de Jamaica en 1815, en una forma que solo requiere cambiar la descripción de los autores:

"Los jefes españoles de Venezuela, Boves, Morales, Rosete, Calzada y otros, siguiendo el ejemplo de Santo Domingo; sin conocer las verdaderas causas de aquella revolución, se esforzaron en sublevar toda la gente de color, inclusive los esclavos contra los blancos criollos, para establecer un sistema de desolación bajo las banderas de Fernando VII…"

Simón Bolívar en Kingston, Sept. 1.815

La Asamblea Nacional se perdió en esta oportunidad porque el pueblo atendiendo el llamado de la oposición basado en falsas premisas y una oferta pecuniaria y material, despreció una oferta de Justicia Social de alto contenido humanista. La oposición venezolana realizó, asesorada y dirigida por el imperio, un plan maestro diseñado hace muchos años, que le ha dado muy buenos resultados, en esta oportunidad les funcionó perfectamente, y fue fácil para ellos, porque la falta de probidad y el egoísmo son la fuente donde se nutre el accionar de dicha oposición, ellos siempre han sido muy eficientes en esa practica, y un sector importante del pueblo, nunca atendió los llamados del Presidente Maduro, cuando les emplazaba a producir proyectos para el desarrollo y concreción del empoderamiento del mismo. Todavía retumban las frases de Maduro "Denme proyectos que yo tengo los recursos necesarios" y "¡Voy con todo, No me dejen solo!". Se ha comprobado, que la forma de ofertar fue más efectiva que la oferta; fue más exitoso, producir el daño, culpar a la revolución y ofertar el castigo, que simplemente, aprender a amar la Justicia social y prepararse para protegerla y mantenerla para siempre. Nuevamente nuestro Libertador ya nos alertaba al respecto:

"Los pueblos quieren más a los que más males le hacen; todo consiste en el modo de hacerlo. El jesuitismo, la hipocresía, la mala fe, el arte del engaño y de la mentira, que se llaman vicio en la sociedad, son cualidades en política, y el mejor diplomático, el mejor hombre de Estado es aquel que mejor sabe ocultarlos y hacer uso de ellos, y la civilización, lejos de extirpar estos males, no hacen más sino refinarlos más y más. La filosofía nos hace ver todas aquellas verdades, nos hace gemir sobre tal depravación, pero también nos consuela."

Simón Bolívar Diario de Bucaramanga, Agosto/ 1.830

Cuando el Presidente Maduro expresó, que había pedido el apoyo del Pueblo y éste se lo negó, él simplemente asumió su culpa en la derrota, lo hizo ante todo un pueblo, aliados, contrarios e irresponsables, pero ¿Quien de ese porcentaje menor del 10% que faltó a la consulta electoral o simplemente abandono a la revolucionaria justicia social, ha asumido su culpa? No podemos pensar que ese pueblo es inocente y no se le puede culpar, porque el artículo 5 de la CNRBV, define claramente, que "La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la Ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía Popular y a ella están sometidos". Sí el Estado esta conformado por el territorio, las instituciones y el pueblo, es fácil deducir que el pueblo es quien piensa y actúa, por lo tanto es quien tiene el poder y es quien manda. Disculparlo, es de hecho una ofensa, que se le hace a ese pueblo, al colocarlo como gente con discapacidad mental, quien depende de los lideres y las instituciones. Deberíamos ser consecuentes, con el Presidente Maduro quien se ha empeñado en seguir la senda del Libertador y el Comandante supremo, para dar la mayor suma de felicidad al pueblo y, en ello se ha prodigado en esfuerzos y, no salir dóciles como borregos a saciar nuestro aparato digestivo, con los 10.000 dinares que nos ofreció la oposición, para perpetrar el derrocamiento de otra esperanza de justicia social en 500 años de ignominia y oprobio. He aquí otra sentencia del Libertador, que nos muestra el desprendimiento, la honestidad y la entrega de los grandes en pro de la felicidad del pueblo.

"Son los pueblos los que deben escribir sus anales y juzgar a sus grandes hombres. Venga pues sobre mí, el juicio del pueblo colombiano; es el que yo quiero, el que yo apreciaré el que hará mi gloria"

Simón Bolívar Diario de Bucaramanga 31/Mayo/1.830

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!

¡CHÁVEZ VIVE!

¡LA PATRIA SIGUE!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1352 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a219165.htmlCd0NV CAC = Y co = US