Elecciones del 6D: gana la sociedad, gana el Poder Popular

José Vicente Rangel Vale (JVR) diría: "verdad de perogrullo". Ciertamente, pero debemos marcar las diferencias entre lo que definimos como "sociedad" de la particularidad en definición de lo denominado como "poder popular"; es decir, quizás, los panas marxistas, generosamente, lo podrían, esas referencias, significar como la exacta expresión de la "lucha de clases" ya que tendemos a expresar como "sociedad", alienada e inconscientemente, como ese conjunto social donde, aparentemente, no se distinguen las diferencias, realmente, existentes entre los diferentes sub-conjuntos sociales que la Historia de la Sociología los ha clasificado como "las diferentes clases sociales" en clase alta, clase media y los demás con todos los apelativos que los tiempos históricos en el marco del capitalismo, en "cinismo ideológico", nos obligan a exponerlos desde la denominada como la clase baja, cuando edulcoramos esos escenarios con la denominación de la clase popular, la clase obrera, los marginales, los invisibilizados, hasta, por fin, alcanzar las denominaciones de los visibilizados. Total un toque de ideario revolucionario a gusto del consumidor pero, eso si, mientras que la clase popular se mantenga como popular, a decir de las otras clases sociales como debe ser, en el pensamiento capitalista liberal muy británico-luterano. Ideología pura y dura, alienación del mejor gusto clasista. Vive la difference!!!...ahora que estamos tan afrancesados.

Pero el tema social en nuestra Venezuela, actualmente, es diferente en cuanto a lo socio-económico se refiere. Por ejemplo, los trabajadores de las Industrias Polar salen a la calle a defender sus derechos laborales con todos los derechos que le otorga la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y a favor de los patrones. Los trabajadores de las industrias básicas también salen a la calle a reclamar sus aumentos salariales y sus beneficios sociales con conciencia revolucionaria. La burocracia no tiene los cojones suficientes para salir a la calle a reclamar sus derechos sociales, económicos e ideológicos sí es que se adscriben a alguna ideología revolucionario-criolla. El gobierno decide otorgar aumentos de sueldos y salarios para todo ser humano que trabaje, sea buhonero, bachaquee, freelance-worker, autoritas empresariales, amas de casa, desempleados, los denominados "viejitos" pero sin mencionar a las "viejitas", a los vagos y maleantes e incluso anuncia aumentos de sueldos para ministros y ministras, total, el tema es repartir la torta por partes desiguales sin exigir ninguna contrapartida; pero seamos y comportémonos como personas muy serias.

Quienes van a participar en las elecciones del día 6 de diciembre de este difícil año en curso son todos los "seres sociales" con derechos constitucionales para, libremente, participar en el acto de votar democrática, constitucional y en conciencia. Estas elecciones cuales como ya lo hemos expresado en anterior, no son elecciones presidenciales sino legislativas. Pero, entonces, qué significan unas elecciones legislativas tanto para la sociedad como para el poder popular en el marco presente y objetivo de profunda crisis social, económica e incluso ideológica aunque, curiosamente, como lo expone Cabello Rondón, no es una crisis política porque, según, los chavistas aún descontentos con las presentes crisis no van a votar por las derechas.

Las encuestas, los encuestólogos, los leedores de encuestas, los propagadores de los resultados de encuestas comunican, diariamente, que la denominada como oposición, es decir, sencillamente, las derechas, le darán una pela, varapalo, diría JVR, a Maduro Moros en una relación de 70% para ellos contra un 30% para los comunistas, porque así es como lo piensan esas derechas, como algunos anti-chavistas lo expresan con el aditivo que con ello, es decir, con ese supuesto triunfo electoral-legislativo, van a ir de frente contra los cubanos y cubanas que están en los barrios, porque son barrios, los cerros, los "juan-bimba", y no son las urbanizaciones donde viven los exquisitos. Hay que ir con todo contra los cubanos porque son cubanos, así de simplón.

La verdad, visto lo visto, el CNE basándose en las encuestas, sencillamente, debería, de una vez y por todas, declarar ganadores a las derechas como sub-conjuntos sociales compuesto por sub-conjuntos sociales de carácter fascistas, de capitalistas-liberales, de capitalistas-mayameros, de capitalistas-pepistas, de salta-la-talanqueras y de los ni-ni de derechas y terminamos de una vez y por todas con esta angustia pública y social porque basándonos sobre las realidades de esas encuestas que favorecen a las derechas en el "Día Después" como por arte de magia jolibusense desaparecerán las colas, se reducirán los sueldos y los salarios, se botarán a más de 2 millones de empleados públicos, se suscribirá el acuerdo alcanzado por los esperados US$60 mil millones de dólares americanos para el 2016 pero, eso si, sin tener la autorización de poder leer la "letra pequeña" donde se expondrán todas las garantías exigidas que se sustentarán sobre los más de 350 mil millones de barriles de petróleo, únicamente, existentes en la Faja del Orinoco, también se denunciará la super-producción de petróleo a nivel mundial como "bola de humo" para imponer el precio del barril de crudo por debajo de los US$25 dólares americanos por barril en correlación directa a la actual reingeniería exigente del sistema capitalista mundial, se denunciarán los acuerdos con Cuba, con China, Rusia, Bielorrusia e Irán al tiempo que aparecerán el champú, el desodorante, el papel-toilet, la pasta de dientes y las Industrias Polar tendrá todos los dólares que están exigiendo guardados bajo el colchón ese "pucho" de dollares americanos y otras moneditas "musiuas" y el nuevo poder de las derechas capitalistas y liberales obligarán a la nueva Asamblea Nacional a aprobarle a la Polar el regreso en propiedad y se le regresará su aquella compañía petrolera que existió durante la 4ta. República, claro, con su campito vulgarmente denominado "Bloque". Eso solo como el primer paso (step).

La segunda etapa post-triunfo de las derechas el 6 de diciembre será nombrar el próximo Presidente de la nueva Asamblea Nacional a un dúctil, manejable, manipulable, del diputado y/o diputada que tenga a bien controlar la agenda legislativa, el Diario de Debates, se nombraran los nuevos presidentes de las diferentes comisiones legislativas y los bufetes de abogados privados entregarán sus proyectos de ley al mejor estilo estadounidense con los contenidos bien pensados y estructurados cuales permitan realizar la necesaria reingeniería profunda de las actuales leyes sociales que han venido aprobándose en el marco de las leyes y autorizaciones correspondientes con la finalidad de reestructurar la ley del trabajo, de la burocracia, de las inversiones, de la doble-tributación y paremos de mencionar porque se pueden arrepentir y votar por los candidatos chavistas.

Se reactivarán los viajes, los almuerzos y cenas donde se negociarán los contenidos de las leyes en camino hacia la firma del tratado de libre comercio con los EEUU de América. Claro, las derechas serán muy prudentes en no tocar los beneficios a la FANB pero no se seguirán adquiriendo Sukhoi ni para la aviación ni para otras fuerzas pero sí se compraran la utilería necesaria para la represión social y el "control aparente" del tráfico de estupefacientes por el territorio histórico nacional hacia el paradisiaco mercado que ustedes ya conocen.

En ese hipotético escenario julibusense descrito tenemos la contraparte que representa la izquierda más chavistas y nacionalista sobre cualquier otra supuesta calificación que se le quiera indilgar. La izquierda venezolana es, fundamentalmente, nacionalista como lo ha comprobado a lo largo de la historia desde los primeros pasos que dieran los libertadores hacen sus 200 años y más sin tener que mencionar, por ahora, toda aquella confrontación bélico-armada de los pobladores originarios del territorio patrio contra los colonizadores. Curiosamente, en las actuales realidades poco se menciona que los colonizadores españoles nunca lograron conquistar todo el territorio histórico de Venezuela. Tenemos que recordar aquellos pueblos de fronteras plenamente independientes, debemos tener presente las realidades de los llanos donde la auctoritas hispana no tenía presencia más allá de Calabozo, de ahí su nombre, debemos recordar las realidades del propio proceso de la Independencia, del siglo XIX, de todos los sucesos del siglo XX y de las significaciones del "ideario chavista" que se entronizó en los pensares criollos del poder popular con sus suaves toques ideológicos en los pensares de la sociedad burguesa venezolana.

En una supuesta pérdida negada, evidentemente, de la izquierda venezolana a la Asamblea Nacional tendrá consecuencias sociales extremadamente interesantes y muy delicadas además de muy peligrosas porque los obreros de las Industrias Polar se tendrán que definir sí están con el patrón o con sus familias cuando los suelditos rebajados se hagan realidad como está sucediendo en la España del Gobierno de Mariano Rajoy, cuando los obreros de las industrias básicas regresen a la tercerización calladitos la boca como respuestas a sus actuales silencios de conciencia revolucionaria, a la burocracia adoquinada se la verá muy preocupada cuando tengan, persona a persona, que defender a cuchillo y mordisco el puestico para no entrar, es decir, evitar, tener que ser parte de ese grupo de los más de 2 millones de burócratas de "botados" por exceso de personal en la burocracia actual según las obligantes e impuestas órdenes provenientes del FMI y el Banco Mundial como los futuros conductores de la reingeniería de la economía venezolana en su obligante reingreso al capitalismo global-mundializado estadounidense y comunitario-y-japonés, cuando los buhoneros y los bachaqueros sean perseguidos a punta de bombas, balas de goma al "aire de los pulmones" y cuando los "viejitos y viejitas", por razones de presupuesto, se les tengan que reestructurar sus pensiones a la baja y el Seguro Social Obligatorio sea privatizado según los intereses extraños de seudo-revolucionarios.

Cuando lo anterior suceda, entonces, el país se calentará brutalmente pero no al mismo nivel de los escenarios que se sucedieron durante el gobierno de don Rómulo Betancourt y Raúl Leoni, ni habrá atención a propuesta de la pacificación, cuando el "27 de febrero" sea solo una referencia histórica, cuando cuadros importante de la FANB aprecien los impactos en sus cotidianos quehaceres y presupuestos, cuando perciban que las órdenes vienen de la OTAN vía Bogotá como está sucediendo en la Comunidad Europea con Berlín y Londres sobre las realidades de los países del Mar Báltico, Ucrania, Polonia, Hungría, Turquía, solo por nombrar.

Es decir, pierde la revolución y en consecuencia aparece la "siriasición" de la sociedad venezolana y la huída hacia Miami de la "sociedad" se tornará "pan nuestro de cada día". Amén!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 885 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a217622.htmlCd0NV CAC = Y co = US