Reflexiones en positivo

¿Cómo podremos entender a los seudo dirigentes?

Que difícil me resulta comprender los lineamientos de este tan engorroso proceso revolucionario, me resulta muy difícil de comprender cómo debemos actuar, en qué dirección debemos conducirnos y de que manera. Esto responde al hecho de encontrarnos a diario con líneas e ideas que el presidente nos da a través de sus discursos y disertaciones donde pone de relieve que debemos estar regidos por la humanidad, dándole importancia capital al ser humano como individuo igualitario, sin diferencias significativas derivadas del cargo o de la posición política, pero cuando tratamos de conversar con algunos, que a mi me parecen demasiados, de esos que parecen una pumazas o pomarrosa, rosados por fuera pero blanco por dentro que es el mayor volumen, encontramos que te tratan con desprecio y despóticamente tan sólo porque ellos están en posiciones temporales de poder o de dirección y consideran que ellos lo tienen todo menos la humildad que se requiere para poder asumir los cambios y las acciones que se requieren para echar adelante al proceso revolucionario. Y lo peor de esto es que no se le puede remitir a los dirigentes de mayor jerarquía el caso porque no temeos acceso a ellos mientras que los seudo dirigentes si tienen acceso a los de mayor jerarquía por ser personalidades del proceso.

No comprendo eso de de darle poder al pueblo, o será que hay una nueva acepción de la palabra pueblo, ya que Juán Pueblito no es escuchado, no es atendido, no es recibido y debe esperar mucho en el caso de requerir la atención de algunos de los que están en posiciones de poder para hacerle planteamientos que piensa requieren atención, pero si llegan el que tiene una Posic. Ión de poder a hablar sandeces ese si es recibido y hasta halagado, ¿Cómo comprenderlo si estamos gestando los cambios de conducta que acaben con eso?... no Juán Pueblito está como el niño que pregunta cómo es la política y el padre, un letrado y versado político le dice, mira hijo aquí en la casa tenemos un ejemplo claro de la política, yo que traigo el sustento y determino como se harán las cosas soy el poder económico, tu madre que dirige la casa es el gobierno, tu eres el pueblo, la muchacha del servicio es la clase obrera y tu hermano es el futuro.

Una noche el hermanito se hace su necesidad en los pañales y el niño se levanta a buscar la atención de su madre para con su hermano pero esta no se despierta, va a buscar a su padre y no está ni en el cuarto ni en la biblioteca, va entonces a buscar a la muchacha de servicio encuentra que su padre esta en la cama con ella.

Al día siguiente le dice a su padre, papá ya entendí la política, el poder económico está pisoteando a la clase obrera, el pueblo busca el apoyo del gobierno y del poder económico y estos no le hacen caso mientras que el futuro está vuelto excremento…

¿Será acaso que el símil del cuento están de acuerdo con la realidad social? Yo no lo entiendo pero a veces me pregunto cuánta sabiduría hay en los dichos y cuentos populares. Me parece que hay que revisar la formación y capacitación de aquellos que ocupan y de los aspiran ocupar los cargos de representación popular y los cargos de dirección en las organizaciones políticas del proceso revolucionario para adecuar su pensamiento y su conducta a los nuevos tiempos y a las verdaderas líneas de trabajo de que se deben desarrollar para consolidar el proceso revolucionario, pero eso parece una utopía, un ideal de esos que son inalcanzables, más cuando los mismos dirigentes son los interesados en que no se puedan alcanzar…

siglea@cantv.net lealsig@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6619 veces.



Sigfredo Leal Levy


Visite el perfil de Sigfredo Leal Levy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: