Menos camisas rojas y más conciencia revolucionaria

El que mucho habla, poco hace, es un viejo refrán que decían nuestros antepasados, y analizando bien esta frase, tiene mucho de verdad cada una de sus palabras, pues toda aquella persona que dice ser más chavista que Chávez es por algo que oculta bajo las sombras, es decir, tiene un pasado muy escuálido y es un opositor disfrazado de chavista, vale indicar un vulgar y silvestre infiltrado, y en la Revolución Bolivariana abundan y lo que es peor, son los que llegan a tener mejores cargos dentro de los gobiernos nacionales, regionales, locales, entre otros.

Pero esta situación no tiene otro culpable que los "jefes", es decir, los gobernadores, ministros, presidentes de instituciones, alcaldes, entre otros, que siempre andan pregonando que se las saben todas más una y resulta que la están cagando y ellos creen que se la están comiendo, por que unos serviles y arrastrados, le dicen que es el o la mejor, dependiendo del caso.

A muchos nos ha pasado que hemos encontrado a más de uno que siempre andan hablando que son más chavistas que Hugo Chávez o que son más Revolucionarios que Fidel Castro o el Che Guevara, andan siempre "forrados de rojo" con franelas, pantalones, ropa interior, gorra, medias y zapatos rojos, pero son como dicen en mi pueblo como la Puma laca, rojos por fuera pero blancos por dentro, por aquello de que su pasado o su accionar es más escuálido que nada.

En Cojedes, donde yo vivo, abundan mucho los infiltrados y sí señor, están en cargos directivos dentro del gobierno regional, tienen un pasado muy oscuro, firmaron para sacar a nuestro amado Comandante de la Presidencia y ahora como están en cargos directivos son más papistas que el papa, aunque usted no lo crea.

Hay otros que también están en cargos iguales y puede que sean en realidad chavistas, pero su accionar dice todo lo contrario, pues se valen de su investidura para maltratar al personal bajo su mando, con el agravante de que no oriundos de aquí del estado y ni siquiera votaron por los actuales gobernantes, pero en nombre del gobernante joden al pueblo y con ello debilitan el proceso de cambios y le restan votos a la revolución.

Existen otros casos de directores de instituciones que tienen empresas o mejor dicho son empresarios, que a pesar de ser opositores son además contratistas de la cuarta y de la quinta y les dieron jugosos contratos pero las obras nunca se vieron, hay otros que se burlaron de la muerte de Hugo Chávez o Luis Tascon en su intimidad y en la redes sociales, pero como son amigos de los que están en el poder, su premio es ser Director de un instituto.

Y así hay infinidad de casos que hoy día mantienen molestos a muchos chavistas en Cojedes y en nuestra patria, porque quienes los colocaron ahí se jactan diciendo que ellos fueron formados políticamente en Júpiter y por eso no se les pasa una y se las saben todas y lo más grave aún es que puntualmente hice la denuncia ante el PSUV y ante Secretaria de Gobierno para que corrigieran eso, y lo que hicieron fue mandarme a cerrar todas las puertas.

Gracias a Dios uno está claro políticamente y se mantiene firme, pero no todos tenemos esa conciencia y es por ello que muchos se han ido para la oposición. Esperemos que con la llegada de Cilia a Cojedes, se enderecen algunas cosas.

Chávez vive…

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1483 veces.



Igor Prieto


Visite el perfil de Igor Prieto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a213335.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO