Derechos Humanos, Democracia y la OLP

Si a un delincuente la policía lo agarra por cometer alguna fechoría, se les viola los derechos humanos al torturarlo por ponerle las esposas muy apretadas en las muñecas. Cuando al maleante lo meten a la patrulla policial se le viola los derechos humanos porque se le impide el libre tránsito por el territorio nacional. Cuando al delincuente se le interroga se les viola los derechos humanos porque ello le causa traumas psicológicos. Cuando al delincuente lo mandan a la cárcel, le violan los derechos humanos porque se le priva de libertad. Y así todos y cada uno de los derechos humanos se les viola a los delincuentes, y de ello dan fe quienes los defienden vehementemente entre los que se cuentan algunos políticos y abogados. Pero la violación de los derechos humanos más degradante a un delincuente es cuando por un descuido sale la foto de su rostro en la prensa.

Cuando un delincuente atraca a un ciudadano, esta victima pareciera no tener derechos humanos pues ni siquiera llama la atención a la prensa. Cuando un delincuente causa una herida a una persona, la prensa trata el caso como si fuera un accidente o lo publicita muy parcamente. Cuando un compatriota es secuestrado o es asesinado por una banda de delincuentes, resulta que según la prensa el culpable es la víctima que estuvo en el momento y lugar equivocado. En resumen, para la prensa y los periodistas los derechos humanos de la ciudadanía, en sentido general, no existen, según los medios y periodistas solo existen los de los delincuentes, y ese mal manejo del concepto de los derechos humanos ha colaborado grandemente a que la delincuencia prolifere y llegue al nivel de gravedad al que ha llegado actualmente.

La democracia se basa en que la mayoría de la población de una nación debe estar protegido por el gobierno, y la protección esencial que éste debe garantizar es su vida, después vienen los demás derechos que la democracia garantiza al ciudadano, de manera que el garantizar la vida al ciudadano tiene que ser la labor primordial del Estado. Venezuela últimamente ha conseguido como dar mayor y verdadera garantía de vida al ciudadano y ello es así a través de la llamada Operación de Liberación al Pueblo, OLP. Esta iniciativa trata de aplicar con severidad la responsabilidad democrática de procurar preservar la vida del ciudadano, pues el derecho a la vida está por encima de cualquier otro derecho, de ello hay que estar consciente al aplicar con firmeza y empeño lo que señala la democracia. La mayoría poblacional de cualquier país del mundo tiene que imponerse sobre la minoría y en este caso las personas de bien y trabajadora son mayoría sobre una minoría representada por unos cuantos delincuentes, que atemorizan a la mayoría, por lo que la OLP es una herramienta de primordial utilidad para un mejor funcionamiento de la democracia y una mejor calidad de vida a los habitantes de nuestra Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1089 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a211978.htmlCd0NV CAC = Y co = US