Francisco: un peligro real para el gran capital

El Papa Francisco ha resultado ser para las burguesías gobernantes del llamado primer mundo capitalista, no una piedra, sino un verdadero peñón en el zapato.

Ciertamente, nunca antes había llegado al Vaticano una voz que en alto tono y sin temor alguno, enfrentara los diablos que desde tiempos inmemoriales lo tenían secuestrado para beneficio exclusivo de las élites dominantes, de las clases sociales más elevadas y que apenas le reservaban a los pobres, a los condenados de la tierra, sólo migajas y desperdicios, acompañados de discursos ahítos de promesas aderezadas con cientos de miles de bendiciones. Pero hasta allí nomás…!!!

Desde nuestra visión y con base en la bibliografía que hemos logrado leer sobre el tema (muy escasa de tanto que debe haber), la casi totalidad de los pontificados habidos hasta el de Benedicto XVI, la relación que éstos han expuesto e impuesto al mundo, en especial a su feligresía, estuvo centrada única y exclusivamente en la práctica del culto y muy poca o casi ninguna relevancia a lo que la misma Biblia nos relata cómo lo más trascendente que ha debido prestársele la mayor atención: la praxis fraterna y de entrega total llena del más profundo amor de Jesús de Nazaret con los excluidos de siempre, con los más necesitados, es decir, con esos pueblos donde la pobreza agobia y reclama urgente atención (pobreza hoy integrada por casi el 50% de los seres humanos), en términos muy concretos, como hasta la fecha lo ha venido pregonando y exigiendo Francisco desde que recibió el solio Papal.

Efectivamente, Francisco inició su pontificado de la mano de Jesús, el enviado de Dios, para trabajar con ahínco y de verdad por los más necesitados, por los que históricamente han reclamado y siguen reclamando, sin ser oídos, justicia social, no limosnas y mucho menos lástima…

Y para ello, él ha sido categórico en sus mensajes. En Bolivia dijo: "Queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema (capitalista) ya no aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, ni lo aguantan los pueblos... y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra"

Estas palabras de Francisco le conceden especialísima pertinencia al proceso de cambios que vivimos en nuestro país con la llegada de Hugo Chávez a Miraflores, cuyo proyecto de gobernabilidad no sólo está en la Constitución Bolivariana, sino en el Plan de la Patria. De manera que lo que exige el Papa es lo que andamos buscando desde entonces los venezolanos, de manera que con sus palabras sabias, nos contenta saber que estamos ya en los albores de una nueva era con muchos acompañantes y miremos de qué calidad y de qué estatura...!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 960 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a211466.htmlCd0NV CAC = Y co = US