Carta a Nicolás Maduro sobre los presos que unos llaman políticos y sobre el diálogo nacional

"Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario"

Nelson Mandela

Nada fácil resulta entrarle a este tema por demás difícil y escabroso…

Mucho dolor existe en él, compañeros caídos, familias que cargan un sufrimiento que a veces se torna eterno…

Sería canallesco de mi parte, olvidar ese terrible dolor de los dolientes de los que perdieron la vida en estos tiempos recientes, por odios acumulados o escondidos, que no llevan a nada.

Como país que debe salir adelante, como nación donde sabemos que nos necesitamos todos…

Es imposible intentar un dialogo nacional, si las heridas que produjeron nuestras disputas continúan abiertas…

Usted bien lo dijo señor presidente…

En este difícil momento que atraviesa la republica hace falta más que nunca, un dialogo nacional…

Y usted nos invito a todos a dicho dialogo…

Tenemos una obligación moral y patriótica de sacar la patria adelante…

Y sin el esfuerzo de todos, es muy cuesta arriba…

Hoy nos necesitamos todos…

Nelson Mandela lo comprendió y sacó adelante su Sudáfrica adelante, dejando atrás dolores sufrimientos y aprendió a perdonar…

También el gran Pepe Mujica lo comprendió y perdono…

No puede haber dialogo nacional con adversarios presos…

Y si promovemos la paz y el amor, como usted señor presidente llama esta nuestra revolución en su etapa como mandatario, debemos intentar llevar el caudal de un rio de odio desbordado, a su justo cauce en beneficio de todos.

Y las familias que sufren por sus irreparables perdidas, también deben saber perdonar…

Como lo supo hacer el Nazareno desde su cruz…

En honor a la verdad, nunca comulgue con ellos, incontables los artículos en los cuales los ataque por su proceder y sin remordimientos en dichos momentos…

Pero como dice Mandela, también tiene que haber un lugar para el perdón y para el amor…

Estudiantes detenidos, Ceballos, Ledezma, Leopoldo López, el periodista Leocenis García director de Sexto Poder, con una huelga de hambre en nuestro hospital militar que lo tiene al borde de la muerte, todos deben ser liberados si en realidad deseamos un verdadero dialogo nacional…

Antes de finalizar mi escrito, deseo compartir con usted presidente obrero y con todo mi bravío pueblo, algo que leí esta mañana por Internet en una red social, que pide que lo compartamos…

Y no tuve mejor idea que compartirlo, en este articulo conciliatorio, que solo intenta que nuestro jefe de estado logre la unión de todos los venezolanos…

Chávez lo intentó más de una vez, como el día de su regreso a la presidencia en el fallido intento de golpe de estado, besando su crucifijo ante los ojos de todo el mundo…

Y tampoco está de más recordar, que los odios nunca lo dejaron…

Y hoy presidente…

Es su turno al bate…

Recordando al Nazareno que siempre nos perdono y murió por nuestros pecados…………………

"Una mañana agitada, a las 8:30 am un señor mayor de unos 80 años llegó al hospital para que le retiraran los puntos de su pulgar.

El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am.

El doctor le pidió que tomara asiento sabiendo que quizás pasaría más de una hora.

Lo vio mirando el reloj y decidió examinar su herida.

Mientras lo curaba le pregunto si tenía cita con otro médico esa mañana ya que lo vía tan apurado.

El señor le dijo que no, que necesitaba ir al geriátrico para desayunar con su esposa, el médico le preguntó por la salud de ella, él le respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que padecía de Alzheimer.

Le pregunto si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde, le respondió que ella hacía tiempo que no sabía quién era él, que hacía cinco años que ella ya no podía reconocerlo.

El médico sorprendido entonces le pregunto: "¿Y usted sigue yendo cada mañana aún cuando ella no sabe quién es usted? "

El sonrió y le dijo: "Ella no sabe quien soy…pero yo aún se quien es ella y la amo."

Al doctor se le erizó la piel y tuvo que contener las lágrimas mientras el señor se iba, y pensó:

"Ese es el tipo de amor que quiero en mi vida"

La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo, ellos solo hacen todo…lo mejor que pueden" (Tomado de Internet de una red social)………………………………………………….



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1943 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a210506.htmlCd0NV CAC = Y co = US