Sobre las cuentas de la oposición

Así no se puede

Así no se puede
Mercedes Chacín*
24/ 01/03

"Según los cálculos de Alejandro Freites, representante del grupo Crónica, a la concentración de la avenida Bolívar acudieron 108 mil personas. De éstas, 58 mil vinieron del interior en 620 autobuses. El resto, 50 mil personas, representa sólo el 1,4% de la población total de Caracas. Los cálculos de Freites se basan en estimar 1,8 personas por cada metro cuadrado. Sus estimaciones indican que la concentración se desarrolló en una superficie de 60 mil metros cuadrados" (El Universal, 24/01/03, página web)

Bueno. Uff. Les confieso que cuando leí esto respiré profundo, muy profundo, para poder seguir leyendo. Y para leer bien. Y lo que me sorprende del "estimado" Freites, es la precisión. Fíjense. Acudieron exactamente 108 mil personas, de los cuales, 58 mil exactos vinieron del interior. En 620 autobuses. Exactos. Ninguna aproximación. Nada. El tipo se paró en una esquina, contó a las personas una por una y a los autobuses uno por uno. Y además el decidió que la marcha ocupó 60 mil metros cuadrados. Puede existir alguien así, que afirme cosas así. Sin duda. Lo insólito es que el periódico lo considere una "fuente". El diario dice que es representante del Grupo Crónica.... marciana será.

La verdad no sé cuanta gente hubo en la marcha. Lo que si sé es como era la gente que vi en la marcha. Las caras de la de la gente que vi en la marcha. Las consignas de la gente que vi en la marcha. El amor de la gente que vi en la marcha. La inteligencia de la gente que vi en la marcha. El humor de la gente que vi en la marcha. La humildad de la gente que vi en la marcha. La alegría de la gente que vi en la marcha.

Lo que si sé es cómo es el pueblo que vi en la marcha.

Y ese pueblo definitivamente existe. Y opina. Y decide. Y decidió, por ejemplo, que la vedette, después de Chávez, fuera Acosta Carles. Y eso no es fácil de digerir. Tal decisión es asociada con la ignorancia. "Claro, eso es lo que le gusta al populacho".

El problema es, y va a seguir siendo, que la gente que vi en la marcha ve en Acosta Carles a un vengador. Cuando se burló de las preguntas de los periodistas. Cuando eructó sobre la conciencia de los "cuatro jinetes del Apocalipsis". ¿Una conducta impropia de un general? Sin duda. Pero nunca un eructo fue tan popular, tan publicitado, tan oído, tan fuerte.

Y es que la gente que vi en la marcha, cuando ovacionó a Acosta Carles, no ovacionó su eructo. No los menospreciemos tanto. Al inicio de este comentario está la causa de los aplausos. La mentira nos tiene el estómago destruido. Y no habrá antiácido que funcione mientras la orden sea borrar del mapa, de las ondas hertzianas, de las páginas de los diarios, de las pantallas de los televisores, a un sector del país.

Así, no se puede.

*Periodista





Esta nota ha sido leída aproximadamente 3121 veces.



Mercedes Chacín


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a2096.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO