El descalabro de primarias de la MUD, debe poner las barbas en remojo del PSUV y GPP

La situación política en Venezuela está critica, desconocerlo sería una irresponsabilidad. El gobierno y oposición a pocos meses de unas elecciones parlamentarias están entrampados en sus propios miedos. No había que ser un sesudo analista político para pronosticar la baja convocatoria que tuvo las primarias de la oposición. Esto revela una vez mas la crisis profunda que vive los sectores oposicionistas. Pero este fracaso de convocatoria puede ser extrapolado a las venideras primarias del PSUV. No todo es color de rosa dentro de la organización roja rojita. Hay elementos internos y externos que si no son atacados a tiempo, repercutirá en una baja movilización para el sufragio. La repitencia de algunos cuadros políticos que por el factor tiempo están desgastados y que, a la hora de evaluarlos no dan saldo positivo. Nuevos rostros se asoman sin que los electores conozcan su trayectoria política, en fin, vicios observados en la MUD, son repetidos en el PSUV. Sin bien es cierto que, los ciudadanos tendrán la opción de elegir, la falta de información atenta contra la participación de los electores. Estas son variables ínternas que deben ser cubiertas para de una manera u otra estimular la participación.

Las variables externas todos las conocemos, estas variables corresponden al gobierno central. El presidente Nicolás Maduro también es presidente del PSUV, esta doble función, recarga su responsabilidad como político, en definitiva, lo que suceda con acciones políticas, económicas y sociales emprendidas por el gobierno central, afectara positivamente o negativamente al PSUV. En materia económica el gobierno tiene una baja puntuación, la confrontación económica denominada "guerra económica" entre el gobierno y algunos empresarios no ha terminado, mas bien se ha recrudecido, y esto debilita al gobierno central y por ende al PSUV.

Igual como pronosticamos una alta abstención en las primarias de la MUD, hemos dicho que, la situación de zozobra economica , también va a repercutir en las del PSUV, e inclusive, sino existe un repunte económico, las parlamentarias de finales de año, tendrán un elevada abstención. El ciudadano de a pie, en estos momentos esta atrapado en el día a día de su existencia, por lo tanto, poco o nada le queda para estar pendiente de elecciones, mas si se vislumbra que la situación no va a cambiar. Por lo tanto, la gran responsabilidad del gobierno central, para de una manera influir en la movilización del electorado, siempre y cuando logre paliar las terribles dificultades en lo económico y de seguridad ciudadana que vive el venezolano de hoy. De continuar con la incertidumbre económica, la participacion va ser escasa. Aunque las encuestas digan todo lo contrario, quienes estamos el día a día viendo las grandes colas en búsqueda del sustento diario, pensamos que no hay por ahora un motivo verdadero para ir a sufragar. Repetimos, esta responsabilidad política recae en la figura del presidente y sus ministros.

Si de aquí a las elecciones nacionales parlamentarias no hemos logrado superar algunos escollos económicos, que permitan aliviar al ciudadano de a pie, olvidemos que vamos a tener una participacion mayoritaria electoral, y el fenómeno abstencionista que implosionó a la partidocracia adecopeyana, volverá aparecer en nuestro mundillo político.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2749 veces.



Pedro Patiño

Químico, Investigador de Asuntos Económicos e Históricos, Analista Político, Eco socialista y Bolivariano.

 pedro2.patino@gmail.com      @pjph

Visite el perfil de Pedro Patiño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a207924.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO