Diosdado Cabello tiene razón: unidad revolucionaria chavista

Comencemos a precisar que la Revolución es Bolivariana además de Chavista, todo ello con mayúsculas; es decir, con conceptualidad crítica pero cierta porque la Revolución Bolivariano-Chavista es de características venezolana. Precisarlo es una obligación además de una necesidad para comenzar, de una vez y por todas, que nuestra Revolución se puede y se debe considerar como un concepto teórico-político con propias características criollas que en la base histórica fundamental se sustenta, precisamente, tanto en aquel proceso patriótico de la Independencia de nuestra Patria liderado por don Simón Bolívar, El Libertador, con todos sus contenidos conceptuales profundos de carácter geopolítico y del "ideario bolivariano" cual ha sido tratado desde todas las posiciones ideológicas como, por ejemplo, la de don Germán Carrera Damas, solo en referencia y sin entrar a la crítica histórica.

Al tiempo, es de consideración el rescate del "pensamiento de Bolívar" por nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías, con las consideraciones ajustadas a nuestros tiempos reales del siglo XXI para Venezuela, en primera instancia, para así poder expandir ese pensamiento en referencia de la propia esencia del "pensamiento de don Simón Bolívar" en la denominada como "unidad de todos los países de la América" en considerando tanto para Latinoamérica como Centroamérica y El Caribe ante y frente a las realidades protestantes de las significaciones de la colonización por parte de la Gran Bretaña de ambos países del norte de América, es decir, a lo que se denomina hoy en curso como los EEUU de América y Canadá además de las lógicas adiciones en incidencia por causa del propio proceso revolucionario interno de Venezuela en todos los escenarios regionales y bilaterales que se han venido desarrollando alcanzando unidades en Mercosur, UNASUR y, fundamentalmente, la CELAC sobre la base del ideario bolivariano que se expresaría en Panamá en aquellos tiempos de libertad en Bolívar.

El título en propuesta podría conllevar polémica, principalmente, política más que ideológica aún y cuando nunca descartaremos lo ideológico porque no hay proceso político sin ideas aún en el anarquismo que se suele expresar con esta interesante frase de contrasentido teológico: "…un anarquista no cree ni en Dios ni en Bakunin…". Pero es de obligación exponer algunas precisiones cuales como historiador saltan desde el tintero al texto tratando de alcanzar la obligante objetividad cercana que todo historiador anhela permanentemente como a título de ejemplo podríamos tratar de escudriñar las razones de aquel asturiano llanero de aquella época independentista de nombre Boves de ponerse al lado de lo tradicional-conservador-colonialista-borbónico-hispano en considerando las características sociológicas del Llano venezolano de aquellos y actuales tiempos y los porqué de la decisión del "Centauro del Llano", Páez, de adscribirse a la Patria en conquista libertaria al lado de El Libertador con gestas tan dignas y bravas que provocaron aquella famosa frase del militar español ante su rey borbónico: "…dadme un bojote de llaneros y os conquisto Europa…". Así es la Historia: burlona pero terriblemente certera e inevitable ante aquellos que tratan de paralizar la Historia.

En nuestros años de estudio del Partido Comunista Chino (PCCh) hemos conocido, entre otras lecturas, los informes de nuestro Encargado de Negocios ante el Gobierno Nacionalista chino presidido por el General Chiang Kaishek sobre los diferentes grupos que se conformaban en el seno al más alto nivel del PCCh durante la "Guerra Civil" china (1947-1949) según las bases fundamentales históricas que se consideraban como no solo importantes sino fundamentales cuales eran aquellos tiempos de la fundación del PCCh (julio, 1921) pasando esos líderes por el "Grupo europeo" (Zhou Enlai, Deng Xiaoping, Zhu De), los denominados pro-rusos (Wang Min) adscritos a las tesis del "padrecito" Stalin y el Comintern, el grupo anarquista, el grupo estudiantil, la burguesía y la pequeña burguesía y los anarquistas esparcidos por toda la geografía china. Realidad de toda lógica política e ideológica en revolución permanente. Lo mismo podríamos expresarlo con respecto a la Revolución Bolchevique cuando aquellas diferencias se transformaron en fusilamientos, destierros y persecuciones más de tipo personal que ideológicas. Son realidades históricas evitables.

Quien lleva el día a día del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello Rondón, ha realizado un contundente llamado a la unidad revolucionaria sustentando ese llamado al cuerpo ideológico del "pensamiento de don Simón Bolívar", del "pensamiento de Chávez Frías" y lo real fundamental contenido en el "Plan de la Patria", es decir, la unidad revolucionaria de este proceso de cambios profundos se sustenta en esas tres realidades fundamentalmente revolucionarias bolivarianas y chavistas. Ello no obsta para que se produzcan interpretaciones de esas tres realidades objetivas como, por ejemplo, las diferentes versiones que se tienen sobre el "pensamiento bolivariano"; como se podrían tener, por lo reciente del hecho histórico, de las interpretaciones del "pensamiento Chávez Frías"; y, por último, las opiniones que podríamos conocer sobre los análisis de los contenidos que dejara como legado histórico-obligante el "Plan de la Patria".

Es profundamente correcto lo que expone Diosdado Cabello Rondón cuando impone como necesario y obligante el conocimiento del contenido del "Plan de la Patria" profundizando en obligaciones en instrucciones a los candidatos del PSUV a "…ir casa por casa a exponer y explicar los contenidos y significados del "Plan de la Patria" como real-fundamental-revolucionario…" y como base fundamental de las políticas que aquellos elegidos y elegidas por las bases del PSUV expondrán y defenderán para las elecciones legislativas correspondientes cuales, en caso de sus elecciones por el voto popular, directo y democrático a su vez defiendan sobre la base del desarrollo de la Revolución Bolivariano-chavista más cuando los tiempos a futuro nos están marcando hacia las "Cumbres Borrascosas".

¿Qué significa para nos el concepto "Cumbres Borrascosas" en el marco del futuro en desarrollo de la Revolución Bolivariano-chavista?

Reiteramos para reiterar con precisión y claridad que la Revolución Bolivariano-chavista se sustenta en los "pensamiento de don Simón Bolívar"; el "pensamiento de Chávez Frías"; un conjunto ideario sobre qué es el socialismo; un conjunto ideario sobre cuál socialismo debemos precisar para que sustente el proceso revolucionario venezolano concretamente; cómo ese socialismo se conjugará en sus relaciones con nuestras realidades circundantes latinoamericanas, centroamericanas y caribeñas porque debemos objetivar que nuestras realidades nacionales en nada son semejantes a las realidades de nuestros países hermanos referidos más arriba; cómo debemos explicar las características de nuestro "socialismo con características venezolanas"; cuáles son las contradicciones ideológicas a lo interno tanto del PSUV como del "Gran Polo Patriótico"; cómo podemos alcanzar un denominado "Frente Unido Nacional" con sectores no socialistas de los componentes sociales pero con importancias específicas y fundamentales tanto en la economía como en los grupos sociales; y, fundamentarme, objetivar en cuál momento histórico estamos incursos en estas realidades revolucionarias ante las también realidades globales de reingeniería del sistema capitalista y las realidades contenidas en la "nueva política Obama" según las tesis en propuestas de José Vicente Rangel Vale.

Nos consideramos que sí hay "madurismo" pero, curiosamente, sin Maduro Moros y, hay que exponerlo, sin la "Primera Combatiente", Cilia Flores. Debemos considerar la existencia conceptual de socialismo no aplicables a nuestra realidad criolla-venezolana sin que ello signifique un contundente rechazo al ideario que esos socialismo pudieran contener pero siempre en referencia objetiva debemos considerar nuestras fortalezas y debilidades geopolíticas recordando aquella frase de don Simón Bolívar sobre el vecino del Norte, debemos tener en permanente análisis las realidades de la actual reingeniería del sistema capitalista y, por último, debemos considerar los posibles cambios regionales que se pudieran presentar desde ahora hasta el año 2020.

Lo inmediato anterior nos lleva a considerar un necesario análisis sobre el denominado como "Gran Polo Patriótico" como factor importante y fundamental del proceso revolucionario. En primer lugar, debemos sincerarnos cuando consideramos que esa unidad política en diversidad ideológica debía haberse denominado, sencillamente, como "Polo Patriótico". Nuestro Comandante en Jefe, Chávez Frías, consideró, inteligentemente, que era necesario el vocablo "Gran" precedente al concepto "Polo Patriótico" por lo variopinto-ideológico e intereses de grupo político buscando evitar una innecesaria confrontación de preeminencias. Pero, actualmente, debemos considerar que dicho sub-conjunto revolucionario cual conjuntamente conforman junto al PSUV unas de las patas de la mesa de la Revolución Bolivariano-chavista, debería entrar en una cruda reingeniería fundamental al tiempo de, en nuestro criterio, tener una mayor presencia en el futuro Legislativo cual conllevaría una ampliación fundamental de la "democracia participativa bolivariano-chavista".

Ahora, en el marco de la "unidad cívico-militar" nos consideramos que el sector militar en retiro debería tener una presencia fundamental en el Legislativo del futuro cuando ello significaría el carácter revolucionario de la "unidad cívico-militar". Conocemos de primera mano que hay sectores civiles, tanto en la Revolución como en la oposición, que están, profundamente, en desacuerdo con nuestras ideas cuales opiniones, en nuestros pareceres, se corresponden más con una opinión tradicional-histórico-venezolana que con una profunda reflexión sobre el significado no solo del concepto de "unidad cívico-militar" sino que va más allá cuando entran esas opiniones con el carácter revolucionario que representó y representa nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías, como lo demostró el "4 de Febrero" y como se demostró el "13 de Abril" a pesar de opiniones en contrario.

En fin, estamos en Revolución Bolivariano-Chavista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1089 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a207284.htmlCd0NV CAC = Y co = US