Fedecámaras, bachaqueo, impunidad y conspiración

Al analizar la actual situación económica que vive el país es necesario hacerlo desde la concepción de la lucha de clases, ver históricamente la confrontación permanente que hemos vivido en los últimos 15 años como proceso revolucionario, entendiendo que la burguesía por sus propio intereses y su lógica de acumular capitales, confronta cualquier política que le frene su capacidad de obtener nuevas fortunas, sean estas producto de la explotación del trabajo o producto del pillaje del tesoro del estado, como comúnmente lo ha hecho.

· Fedecámaras. La burguesía

Fedecámaras agrupa a la parte más importante de la burguesía en Venezuela, pero también tenemos varias cámaras y agrupaciones empresariales y comerciales que tienen cierta autonomía, la burguesía venezolana, nacida de los negocios de compra y venta, de la esclavitud, de la siembra, de la cría de ganado y del contrabando, es una burguesía que por las mismas relaciones económicas de la colonia y su vinculación con España, fue y es una burguesía sinvergüenza y floja, una burguesía parasitaria y lumpen, que ha hecho de los negocios ilícitos su principal forma de obtener capitales.

Después de la explotación del petróleo la cría de ganado y la agricultura dejaron de ser un negocio para estos señores, que tardíamente trataron de montar un parque industrial en Venezuela, ya Brasil, Argentina y Méjico, tenían unas respetables industrias, pero la burguesía en Venezuela siempre mantuvo su desarrollo de la mano y a costa del estado, fueron los gobiernos de Medina Angarita y Pérez Jiménez los que plantearon fortalecer a la burguesía impulsando el desarrollo de las fuerzas productiva, pero desde los gobiernos del pacto de punto fijo la propuesta y planes económicos se hacían desde Fedecámaras, quienes llegaron a imponer los ministros de economía y planificación.

El aparato productivo venezolano se mantuvo en la década de los 60, cayendo drásticamente en las décadas de los 80 y 90. Desde el viernes negro se evidencia que estos señores burgueses les conviene más el negocio de la importación que el de producir, las industrias del calzado y textiles cierran, lo mismos que producían son ahora los que importan, la poca industria existente se convierte en el gran negocio, en manos de la vieja y nueva burguesía, Vollmer, Zuluaga, Zariquian, Boulton, Mendoza, Phel, Cisnero, Rivas, etc. ya que los diversos gobiernos les pagaban las deudas contraídas con la banca nacional e internacional, nace y se fortalece una nueva burguesía parasitaria que amansa una gran fortuna con las empresas de maletín. Hoy, un nuevo sector comienza a formar lo que en la calle llaman la boliburguesía: militares, funcionarios y familiares con empresas de maletín.

Con el proceso revolucionario, se agudiza más la caída del aparato productivo, Fedecámaras traza línea para derrocar por cualquier vía al gobierno, paro petrolero, golpe de estado, acciones terroristas, cierre de empresas. Con el gobierno de Nicolás, Fedecámaras se lanza con la MUD a la aventura de las guarimbas, produciendo una cantidad de muertos y heridos, demuestran la capacidad de mantener zonas bajo su control y lo más importante la coordinación nacional, a la vez reducen la producción fundamentalmente en los productos de mayor consumo, como son: alimentos, artículos de limpieza personal y de la casa, repuestos para carros, además se profundiza el contrabando hacia Colombia de todos estos rublos, trazando alianzas con los narco y paramilitares, pues son lo que controlan toda la economía en el vecino país y fundamentalmente en la frontera.

· El Bachaqueo.

El hecho ya descrito en el párrafo anterior lleva a lo que conocemos como bachaqueo, que se da en varias formas, siendo una de esas formas el bachaqueo de frontera, históricamente entre nuestra frontera con Colombia, sean estas en el Zulia, Táchira, Apure y/o Bolívar, el contrabando es una de la modalidades que se ha convertido en un hecho normal, la extracción de gasolina en la frontera del Zulia y Táchira es uno de los grandes negocios, millones de litros de nuestra gasolina se venden por todos lados, desde una casa que se surte con pimpina, hasta en la propia gasolinera, incrementando las ganancias de los negocios de estos empresarios vinculados o controlados por el narco, en estas fronteras nada se mueve sin la autorización del narco, pero a ello se une la comida y medicinas, los precios en Colombia son hasta 10 veces más caros que los nuestros, lo que permite que el contrabando sea todo un negocio, lo cual se agrava ya que la producción de alimentos ha caído considerablemente, hoy a este contrabando se unen muchos empresarios entre ellos los del grupo POLAR del candidato de la burguesía Lorenzo Mendoza y otras empresas que llevan su producción directamente a la frontera.

Además, la frontera permite la corrupción. Militares que de la noche a la mañana tiene propiedades, empresas, negocios, este brazo paraeconómico toca a funcionarios civiles de aduana y otros despachos que tienen que ver con autorizaciones, etc. esta cultura fronteriza que en los años 50, 60, 70 se fundamentaba en traer de Colombia armas, droga, textiles, cigarrillos y licores, ahora se hace al contrario, muchos de nuestros alimentos y combustible pasan para Colombia, se crea un tejido de corruptela, prostitución, y lo más grave quienes ponen el orden son los grupos paramilitares.

Como consecuencia del bachaqueo se produce el acaparamiento y la especulación, quien termina pagando es el pueblo, dándose un darwinismo social, pueblo contra pueblo, demostrando cuanto hemos sido de incapaces en la formación político ideológica y en la organización de los sectores explotados en la lucha por construir una nueva sociedad. Estos momentos de conspiración que vivimos y que le ha tocado a Nicolás como presidente no son fáciles de sortear, de lo que si estoy seguro es de que no hemos sabido impulsar políticas de confrontación y aniquilamiento del enemigo, por el contrario, se le han entregado divisas y más divisas sin que tengamos a ningún alto funcionario preso por este delito.

Ya con la pérdida del aparato productivo y ahora con el bachaqueo, tenemos un grave problema que es la perdida antológica y real del trabajo, en muchos sectores con trabajos productivos se pasa del trabajo útil al bachaqueo que le permite ganar dinero rápido si grandes esfuerzos físicos e intelectual, esta nueva cultura de la flojera y el desgano, nos convierte no solo en menos productivos, sino que crea una nueva cultura en los sectores populares de la vida fácil, sin importarles nada su familia ni el vecino. Para combatir esta problemática nada estamos haciendo y esto es más grave que el propio bachaqueo.

En el estado bolívar la situación es más grave, puesto que además del bachaqueo y las colas que crean un malestar generalizado a nivel nacional y un caldo de cultivo para la conspiración, la escasez de alimentos se incrementa con el contrabando interno que producen las minas. Miles de toneladas de alimentos son enviadas a las minas permanentemente, tierra en mano de bandas y paramilitares que imponen a sangre y fuego su ley, unido a esto están las drogas, gasolina, medicinas, prostitución, esto pasa por la complicidad de militares y civiles que tiene en sus manos la administración del estado, se suma también la salida del país del 90% del oro, que es controlado por los judíos y el Mossad.

· Impunidad

La impunidad tal vez es el principal problema, ya que la falta de justicia permite que desde la burguesía hasta el bachaquero impongan su dominio y control en el seno del pueblo bolivariano que se pregunta ¿por qué de tanta impunidad? La MUD deja más de 40 asesinatos y muchos de los asesinos e instigadores andan sueltos o se les permite escapar del país, la burguesía sigue robando el tesoro nacional y se le sigue dando divisas, sola hay "justicia" para algunos funcionarios, pero el gran meollo sigue sin ser atendido.

· La conspiración

El bachaqueo, la impunidad, las colas, la falta de producción, la falta de control a la importaciones, forman parte de los planes que la burguesía y la MUD que han montado para derrotar el proceso revolucionario, esta conspiración es parte de la lucha de clases, así muy bien lo entiende la burguesía que logra en febrero 2014 movilizar a la derecha y pequeña burguesía para la confrontación militar, las guarimbas. Esta conspiración no ha tenido la mejor lectura dentro de los sectores que dirigen el gobierno, ya que cada vez que se agudizan las contradicciones políticas y sociales, lo que hacen es negociar y aflojar la chequera, esta mala lectura de no profundizar la lucha de clases nos podría llevar a la derrota del proceso.

Las elecciones parlamentarias que se avecinan son de vida o muerte, en como confrontar la coyuntura montada por la derecha está el salir vencedores, de no ser así, se nos avecinan nuevas guarimbas pidiendo la renuncia de Nicolás. Los más conservadores activarían el referéndum. Estos hechos se unirán al papel que los lumpen y paramilitares planteen para el momento, las bandas de delincuentes podrían ser el detonante de una confrontación violenta sin precedentes, podrían abrir las puertas de una guerra civil para imponer un gobierno que a sangre y fuego tratará de borrar todo imaginario de liberación que ha construido este pueblo bolivariano

PD:

En Ciudad Guayana, nos encontramos con casos que merecen una denuncia:

En muchas de las colas las bandas de delincuente llegan y dominan dichas colas, fundamentalmente en los supermercados chinos y en las cadenas de supermercados como Santo tome, no solo ponen al pueblo a hacer colas, sino que permiten que bandas roben los carros, los desvalijen, todos estos pasa con la complicidad o la indiferencia de los dueños y de todos los organismo, sean estos militares, policiales o gobernación y alcaldía, en esta cadena que el dueño es un empresario italiano, se esconden los productos por largo tiempo para luego venderlos vencidos y dañados, tampoco pone a funcionar todas las cajas para crear mayores colas.

Las bandas han disparado a las colas dejando varios heridos entre ellos niños y mujeres embarazadas, el San tome y la otra cadena de supermercado Santa María, junto a los chino venden al precio que le da la gana.

En el mercado de San Félix, como en el de Puerto Ordaz y Unare los buhoneros revenden a precios incomprable, leche a 600 bsf, harina a 50, papel a 40 el rollo, detergente a 600 el kilo y medio, cafe a 700 el kilo, con la guardia custodiándolos, los distribuidores venden a precios especulativos, con la más alta impunidad, nos preguntamos donde esta Andrés Eloy Méndez?, que pasa con los organismo que deben poner orden?, que pasa con la gobernación y la alcaldía?, al parecer todos estos organismo son parte de la conspiración contra el pueblo, el proceso revolucionario tiene como doliente a un pueblo que busca darle forma y vida al legado del gran conductor de nuestra revolución Hugo Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1350 veces.



Osvaldo León


Visite el perfil de Osvaldo León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a206956.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO