Revolución bolivariano-chavista y contrarrevolución mundial

El impacto a nivel mundial de la Revolución Bolivariana con sus lógicas adiciones sustentadas en la praxis del Gobierno Bolivariano y en sus referentes del campo de las ideas producidas por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías durante los espacios gubernamentales que se concretaron a sus responsabilidades como Presidente constitucional y las realidades de los permanente llamados a elecciones que significaron, durante su gobierno, a participar pero en responsabilidad no solo personal sino también como miembros activos del conglomerado del sub-conjunto social al cual pertenecen que en esos escenarios han tenido y lo continúan teniendo bajo la batuta conductora del Presidente constitucional y también electo bajo los mismos paradigmas correspondientes a aquellos que se expresaron durante la gobernabilidad ejercida por Chávez Frías, nos referimos a Nicolás Maduro Moros, un importante impacto no solo en el proceso interno-nacional-venezolano sino allende nuestras fronteras en diferentes países y en sus correspondientes realidades socio-político-económico-culturales internas y autóctonas.

Lo inmediato anterior nos lleva a dos realidades. La primera es cuestionarnos con objetividad porqué la Revolución Bolivariana se ha mantenido triunfando en el cotidiano quehacer nacional conjuntamente con un sector importante de la sociedad que se ha ejercido como una oposición de diferentes niveles y expresiones de comportamientos político-nacionales que van en ese continuo diálogo contradictorio referido por los altos personeros de la Revolución Bolivariana que más se acercan a un comportamiento esquizofrénico en sus seguidores que en una lógica actitud política en el marco de un comportamiento democrático al más temprano estilo de su conceptualización histórica y que se corresponde con un doble juego para nada en expresión democrática que se expresa en sus presencias en órganos del Estado venezolano como, por ejemplo, en gobernaciones, alcaldía, diputaciones provinciales e incluso en el más alto escenario de representación del Poder Popular como lo es la Asamblea Legislativa. La segunda realidad en la más profunda contradicción en expresión político-ideológica como es el escenario resultante que expone esa contradicción entre dos modelos de gobernanza cuando nos referimos a las propuestas de Estado capitalista versus las propuestas de Estado socialista con la curiosa realidad que la realidad actual de la Revolución Bolivariana es la del Estado en transición del capitalismo hacia el socialismo; es decir, de cambios profundos en la propia estructura del Estado capitalista en todas sus realidades como Estado capitalista hacia la realidad significativa del empoderamiento de toda la sociedad en clases diferentes venezolana como factor fundamental del Poder socialista. Ello implica, obviamente, los obligantes además de necesarios cambios objetivos de la "propiedad de los bienes de producción" en la modalidad objetiva y real de la presencia del sector de la economía privada además de la realidad también significativa del impacto que ello tiene y obliga en la estructura de los marcos legales que sustenten, temporalmente y en perfectibilidad, esos obligantes cambios inevitables y sus impactos en la siquis social de la sociedad venezolana que tiene que estar acompañada por las realidades de los inconscientes históricos que se han expresado en los territorios históricos de lo que hoy llamamos Venezuela.

¿Por qué la oposición venezolana, per se, se opone, militantemente, a esos cambios en el Estado venezolano? En nuestro modesto criterio, la sociedad venezolana es sui generis comparativamente con otras sociedades no solo de su entorno geográfico sino en las realidades históricas de su propio desarrollo como sociedad desde que los pacenses a través de don Cristóbal Colón pusieron "…su planta en territorio…", hasta, actualmente, en sus expresiones nacional-plus. Esa realidad sociológica para nada es comparable con la atención que los borbones les impusieron a países vecinos en sus obligantes desarrollos imperiales pero no imperialista por las realidades de los desarrollos del sistema socio-económico imperante en la España borbónica hasta, prácticamente, el siglo XIX con aquella señora denominada como Isabel y, a pesar, de la Constitución de Cádiz.

Cuando someramente analizamos los procesos independentistas en América Latina podemos alcanzar a conocer las particularidades muy venezolanas del proceso independentista que "bañó" con las decisiones de sus líderes encabezados por don Simón Bolívar a la geografía americana como también y previamente las razones razonadas de la Corona borbónica para imponerle a Venezuela la Compañía Guipuzcoana; realidades de difícil encontrar en otras realidades nacional-continental-americanas.

Es de anotar la objetiva consecuencia sociológica post-Guerra-de-Independencia para el conjunto de la geografía histórico-venezolana no solo por las consecuencias humanas producto de esa guerra heroica sino también por la siembra de venezolanos combatientes que se quedaron en las estepas libertadas que obligaría a las autoridades del siglo XIX a abrir las puertas del país cuales hasta la fecha continúan abiertas, como debe ser; es decir, el inconsciente colectivo venezolano está impregnado de generosidad y de objetividad por la paz nacional y continental americana. Pero ello ha tenido un importante impacto en las generaciones posteriores referidas a esa actitud contradictoria contra-patriótica y/o para decirlo en términos de las virtudes humanas sería en no-vivir el patriotismo cual significa un problema de pecado según, seguramente, se podría demostrar a través del conocimiento tanto del teólogo y Padre de la Iglesia, San Agustín de Hipona, como del levítico, Santo Tomás de Aquino. Para expresarlo en otras palabras sería aceptar que las segundas y terceras generaciones, fundamentalmente, en las presentes realidades se expresan, curiosamente, más en el campo de las ideas que en el campo de la virtud humana del patriotismo; es decir, de un seudo-patriotismo rayando la neurosis y la esquizofrenia tanto personal como del colectivo al cual, por clase, pertenecen. Grave realidad porque con ello en ese propio sub-conjunto social son quienes vienen y están desarrollando la "lucha de clases" y no como, ideológicamente, tratan de demostrar que la "lucha de clases" la viene desarrollando la sociedad revolucionaria producto de los contenidos ideológicos de la Revolución Bolivariana. Es decir, que la oposición venezolana más se acerca a militantemente permanecer en el campo de las ideas contra-natura cuando consideramos la praxis objetiva del sistema capitalista al cual se adscriben sin reflexionar los parabienes que representa para todo el conjunto de la sociedad venezolana las políticas de inclusión social que se contienen en ciertos fundamentos en su propio campo de ideas.

Todo lo anterior se podría concentrar en una sola realidad: la confrontación impulsada por los intereses que se corresponden, lógicamente, con el desarrollo, evolución y perfectibilidad del sistema capitalista que significa, en última instancia, en poner el Capital por encima del "ser creado" como "ser social"; es decir, el apoderamiento de la renta (plusvalía) y la no distribución equitativa de esa renta en el conjunto social en forma horizontal sino vertical frente a la propuesta del socialismo propuesto por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías en la praxis de sus ideas en gobernanza como las "grandes misiones" que implica la inversión en lo social-nacional con tal impacto que los propios centros de poder capitalista han comenzado a reflexionar sobre los parabienes sociales que impactan en sus sociedades como "realidad-espejo" y las consecuencias que esa praxis bolivariano-chavista están teniendo no solo en las conciencias nacionales sino en los propios partidos políticos como conductores esenciales en sus respectivos países como lo estamos observando en Grecia y España y en la decisión ejecutiva del Primer Ministro británico de proponer la incorporación de 100 mil viviendas como meta gubernamental-conservadora-británica para este año 2015.

Una curiosidad importante es la referencia del Presidente constitucional, Maduro Moros, cuando señala que a su persona los medios sociales de comunicación y las redes sociales españoles lo mencionan con mayores frecuencias que mentan al propio Presidente de la Corona borbónico-afrancesada, don Mariano Rajoy, y/o a cualquier otro político español y agregamos nosotros excepto al líder de Podemos, Pablo Iglesias. Mundo cruel!!!...

En el marco referente de lo ante-expuesto nos, nos atrevemos proponerles la lectura del texto "colgado" en el twitter de don Omar Montilla en su página: Ñángara Marx: http://nangaramarx.blogspot.com/2015/03/por-que-nos-conviene-estudiar-la.html?m=1 cual se refiere al desarrollo histórico demostrativo sobre la sugerencia de la conveniencia de leer, releer, estudiar, analizar y concluir sobre "…¿Por qué nos conviene estudiar la revolución rusa?...", texto escrito por don Josep Fontana (catedrático emérito de Historia y dirige el Instituto Universitario de Historia Jaume Vicens i Vives de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona).

En la lectura referida podríamos acercarnos a comprender porque la contrarrevolución mundial está, militantemente, actuando, fundamental y principalmente, contra lo real-significativo no solo de las figuras políticas del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías sino también contra el Presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros. Ellos, ambos, representan la realidad consciente y objetiva de las necesidades de imponer, socialmente, los paradigmas de las políticas bolivariano-chavista no solo por sus cualidades socio-económicas sino también por sus significados impactantes en lo sico-social-nacional cual inciden profundamente en las políticas contra-natura que impone el sistema capitalista, fundamentalmente, en estos momentos de reingeniería del sistema capitalista y de profundización de la expansión de lo militar-imperialista pentagonista.

En resumen, la contrarrevolución mundial-globalizada le ha declarado la "guerra frontal" al Gobierno Bolivariano-chavista y, particularmente, al Presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros con lo cual la sociedad venezolana, día a día, se ha venido radicalizando obligando al Estado venezolano a tener que asumir frontalmente las realidades conspirativas con la finalidad no solo de mantener la paz nacional sino de evitar la guerra civil.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1247 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a203840.htmlCd0NV CAC = Y co = US