Carta al comandante Chávez

A quien pueda interesar

No te voy a saludar con el ridículo y uniforme lugar común que ya sabes (no es más que una cartilla obligatoria para que el leyente de cualquier comunicación oficial crea que uno cree que es un revolucionario). Te escribo la presente porque son las dos de la mañana y no puedo dormir con los malos olores que expide el vertedero a cielo abierto que nos pusieron a funcionar en Villa de Cura.

No me quejo de mí porque he hecho lo que he tenido que hacer. Pero me quejo de la brutalidad de los alcaldes que depositan la basura allí que ellos creen que los olores son fáciles de esconder Comandante. Claro hay que entender que ni el alcalde de Villa de Cura vive en su pueblo y por ende no huele lo que nosotros olemos. Aunque lo nieguen, el olor delata que está bien abierto el vertedero. ¿Qué dirá el gran ingeniero Edgar Castillo, padre y autor de la criatura que crece? Lo ha amparado el gobierno regional… ¡Qué tristeza!

Ellos no se blindaron con el pueblo. Toman decisiones a nuestra espalda y han tomado la responsabilidad de ser Alcaldes, en este preciso momento en que tú no estás, para que nos demos cuenta que por un lado va la gestión del Presidente Maduro y por otra la de ellos. Y por otro lado estamos nosotros los nadies, como diría Galeano; los locos como diría Foucault.

No están comprometidos con la Revolución que tú nos dejaste, por la que muchos hemos luchado. Ellos gobiernan por sus intereses personalistas y egocéntricos como si no aprendieron de ti que lo importante es el pueblo y el respeto a las decisiones del poder popular. Bastantes lecciones de ética nos dejaste pero ellos no aprendieron nada de ti. Ni del Golpe de Timón, ni de las 3 Erres, ni nada. Sólo les interesaba el poder para aplacar su propia ambición.

Tanto es así que tienen una aséptica línea divisoria entre nosotros y ellos. No se mezclan entre la gente, como lo hacías tú: ni siquiera los vemos por las calles, como a ti. hay que dirigirse a sus oficinas pero no somos bien recibidos: nos temen porque saben que no lo están haciendo bien y se esconden, no dan la cara pero en la Cámara Municipal por ejemplo, allí sí demuestran lo que son: arbitrarios, ignorantes y se creen súper-poderosos.

Ellos mismos, con sus acciones, no merecen si quiera nuestro respeto, porque no nos respetan ¿Tú crees que estoy equivocada Comandante?

Y es gracias a esa ambición que nosotros podemos diferenciar que la gestión nacional que va por un lado y por el otro lado la gestión municipal y la gestión estadal. En nuestro caso ni siquiera se trata de gestión de gobernabilidad ni de in-gobernabilidad. Se trata de des-gobernabilidad. O sea: el desmontaje total de todo tu legado.

¡Y cómo lo han sabido saber Comandante! De verdad me sorprende que han sabido ejecutar perfectamente las estrategias de Willie Lynch para apropiarse del poder (del dinero pues) que les da estar en esos puestos de elección popular.

Cada vez que pienso en ti por algo que nos aqueja como esta avergonzante situación, ésta del vertedero a cielo abierto, mal llamado relleno sanitario (avergonzante porque fue un proyecto de la cuarta que logró implementarse en la quinta bajo mentiras, turbulencias, ignorancia de los des-gobernantes y por parte del pueblo que se convirtió en diáspora al ver que quienes están al frente del PSUV- local, partido que tú formaste, tienen un discurso por un lado pero una práctica que está des-haciendo aquellas palabras tuyas “unidad, batalla, lucha y victoria” y para mayor tristeza aquellas que tu decías “revisión, rectificación y reimpulso” que se convirtieron en las tres erres al cuadrado que las entendieron así: Recuperar el sentido de la corrupción y hacerla evidente, Repolarizar el PSUV y lo convirtieron en una maquinaria electoral eliminando la formación de cuadros y eliminando los cuadros críticos y Repolitizar, es decir, desmontar la Revolución y sus políticas)….

Bueno… me perdí… Recuerdo que Mariana Rivas, ¿la recuerdas? (Aquel Aló presidente donde le bajaron recursos al proyecto de cultura de Bella Vista del Estado Aragua), siempre dice que si no nos organizamos y si no enfrentamos las roscas internas, el poder popular siempre estará contra la pared y que los gobierneros siempre harán de la suya…

¡Ay mi Comandante! Si los vieras empoderados… Cuando alzamos la voz nos amenazan, nos dicen contra-revolucionarios, nos critican, nos descalifican y hasta nos envían sus factores de miedo. ¿Cómo puede avanzar la Revolución si en lo local y estadal estamos tan perdidos? ¿Si alcaldes y gobernadores juegan sólo hacia el lado de las negociaciones? ¿Si pareciera que la consigna que llevan a la práctica es “no me den pónganme donde hay” escondidos bajo el grito “Chávez vive, la lucha sigue”?

La verdad es que dan pena ajena. Lo más triste es que no cogen consejo. No agarran mínimo. Gobiernan para la minoría que los rodea, es decir, para quienes dicen que si está bien todo lo que hacen, para quienes los defienden sin pensar en las consecuencias a futuro de sus malas decisiones, como si no fueron electos para poner la Ley orgánica del Poder Público Municipal en acción, para gobernar el municipio y su totalidad.

Ni siquiera saben cuáles son sus funciones. Y dan la espalda al pueblo, llenan de basura al pueblo, llenan de odio al pueblo por su ignorancia, impericia, omisión y negligencia, perjudicando el sentido de la Revolución. Porque la verdad Comandante, amparados en ti, están haciéndole un flaco favor a tu legado.

Ingrid Chicote, una pata en el suelo

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1699 veces.



Ingrid Chicote


Visite el perfil de Ingrid Chicote para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ingrid Chicote

Ingrid Chicote

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a203061.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO