2015 año de elecciones: Igual a más y más ataques contra Venezuela

La presente coyuntura es compleja, en los años de gobierno bolivariano en los periodos electorales, la burguesía bajo las orientaciones de la Casa blanca organiza sus planes para sacar del poder a los bolivarianos, accionan con desesperación y mucho odio solo con el fin de retomar la colonización, es decir la explotación y dominación. El proceso electoral de este año es el punto central en esta coyuntura; para los revolucionarios no es elegir un diputado, sino es una acción que este proceso libera contra el imperialismo yanqui; es la confrontación de ideas entre el socialismo y el capitalismo; en esta coyuntura se deciden, no únicamente, lo que nos concierne como pueblo-nación, sino también, el porvenir del gobierno bolivariano y la garantía que el poder popular continúe como centro del proceso de transformación

En nuestro país, nunca había existido tanta democracia, como la desarrollada en estos periodos del gobierno bolivariano, la cual ha sido utilizada por los oposicionistas, como herramienta para manipular al pueblo, obtener fuerza política, y degradar su pensamiento de liberalismo económico dentro de un lenguaje "nacionalista" es decir confundir. En esto apoyan sus acciones a fin de alcanzar la mayoría parlamentaria que les permitiría abortar el gobierno del presidente Maduro, los oposicionistas visualizan este escenario electoral como su oportunidad de lograr la posibilidad en acceder a dar tu tan soñado golpe institucional.

La coyuntura exige impedir engaños sobre el momento político, recalcar siempre que la política de los oposicionistas es neoliberal, patrocinadores de la entrega de nuestros recursos naturales y de la distribución del ingreso nacional, hacia la acumulación privada, sueñan con el liquidación de la política social del gobierno y la supresión de los derechos políticos del pueblo (recuerden declaración de Capriles:"Los ingresos de PDVSA, No son para el área social") según los oposicionistas es en beneficio de los grandes monopolios, demostrando su sometimiento absoluto al imperio de EEUU. Los oposicionistas obran a través de su poderosa maquinaria mediática globalizada, y han logrado penetrar algunas zonas populares, en las cuales se ocupan de acumular fuerzas para así, crear las condiciones que apoyen sus aspiraciones de recolonizar al país.

El principal riesgo en esta coyuntura, es la práctica política que choque con los principios revolucionarios, que se plantee este proceso electoral por la ganancia de un simple porcentaje en el poder, en perjuicio de la lucha de ideas y bases programáticas, lo que atentaría contra el proceso revolucionario. La presente coyuntura nos exige máxima participación, debate, movilización y organización, salirnos de la lógica corrompida de las campañas electorales tradicionales que se plantean solamente competir en el mercado electoral, alejándonos del objetivo principal: Ganar el mayor número de diputaciones, pero basadas en la construcción del socialismo, es decir en la profundización de la lucha revolucionaria.

"No es lo mismo hablar de revolución democrática, que de democracia revolucionaria. El primer concepto tiene un freno conservador; el segundo es liberador".

Hugo Chávez



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1194 veces.



Marta Ortega

Docente jubilada, militante por la transformación social desde el voto nulo hasta hoy. Pionera en la formación de la Liga Socialista y defensora de los Derechos Humanos

 martaortega4@gmail.com

Visite el perfil de Marta Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: