En síntesis

Con o sin Nicolás Maduro, que Dios nos agarre confesados

Resulta supremamente ingenuo considerar que la sola salida del Presidente Maduro, abriría las compuertas a una fase de franca recuperación del país, como si se tratara de una fórmula mágica que enviaron los dioses. Y carece de patas y cabeza tal absurda aseveración, pues ello equivaldría a querer ver el universo por el agujero de una cerradura. En pocas palabras, diremos que con chavismo o puntofijismo, a EEUU le importa un pepino cualquier tipo de gobierno, con tal que sus intereses no se vean afectados cuando decida echarle mano al preciado oro negro. ¿Acaso cuando los países productores crearon la OPEP en 1960, Washington exigió a sus proveedores que fueran regidos por gobiernos de talante democrático?

Aunque el gobierno de Nicolás Maduro, quizás no sea un lechado de virtudes, ni su conducción este a cargo de experimentados estadistas probados en diferentes escenarios, lo cierto es que nunca como ahora, Venezuela había sido asechada por una coyuntura excepcional, cuyo principal ingrediente sea la brutal y descarada agresión de potencias occidentales. Desde 1998, ya son innumerables las puñaladas traperas que nos ha proferido Norteamérica en complicidad con gobiernos de Europa.

Por los vientos que soplan, podemos leer en el porvenir inmediato que será necesario que el Estado venezolano adopte medidas excepcionales, pues lo que se nos viene encima en el 2015, es candanga con burundanga. Que hablen tonterías, acusándonos de totalitario, eso poco importa cuando lo que está en juego es sencillamente la sobrevivencia del proyecto chavista.

De modo que ante la bestial escasez y que a todas luces es inducida por inescrupulosos empresarios que no disimula su inclinación golpistas, hoy, se impone socializar aquellos medios de producción que morbosamente se niegan a producir los bienes y servicios que demanda la población consumidora. Entonces, si el Sundde resulta insuficiente para erradicar los vicios en la cadena de distribución, ¿por qué no confiar a las FANB la compleja tarea de desmantelar el entramado de especuladores y usureros que hacen su agosto en contra de la revolución?

En cuanto el petróleo a 48 dólares el barril, este humilde escribidor se los dijo hace un mes, cuando señale que EEUU esta confabulada con otros productores importantes del Medio Oriente, a objeto de provocar una baja abrupta en los precios del crudo, con lo cual busca estrangular la economía de Rusia, Venezuela y otras países productores que no son afectos al imperialismo. Por cierto, se especula que la maniobra en el mercado intenta bajar el precio a 40 dólares.

Una última advertencia: lo que hoy dejemos de hacer para combatir a fondo la criminar guerra económica, de seguro que mañana será la mayor causa de nuestros arrepentimientos, cuando contemplemos impotente que la ola de presión estallo como aquel caracazo de 1989. O no fue así que la situación se le escapó de las manos a los gobernantes de la vieja política neoliberal.

Y aunque no quisiera pecar de pesimista empedernido, sin embargo no está demás que nos confesemos a tiempo, porque lo que se ve venir, es cada vez más impredecible y de pronóstico reservado. Allá aquellos ilusos que se han dejado embriagar por el abusivo disfrute del poder, porque de ellos no será el reino del Señor. ¿O no?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7266 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: