¡Por Dios compadre, olvídese de eso!

Vuelvo al tema del pueblo activo y conectado, aunque hay muchos que me han escrito, sugiriéndome que cambie la palabra conectado por enchufado.

Porque al pueblo mientras un gobierno cualquiera esté dándole todo gratuitamente, pensión por parir, pensión madre de barrio, pensión delincuente excluida, etc., etc. ese sector que por cierto es la gran mayoría defenderá su teta y dirá que el gobierno es bueno y súper eficiente.

Ah pero cuando ese mismo gobierno deje de repartir, entonces dirá que ese gobierno es malo, que hay que tumbarlo, etc.

Miren, en el Ejército solíamos decir, los militares podremos hacer miles de acciones buenas y nunca la superioridad lo reconocerá. Ah pero hagan una sola cosa mala y verán como la superioridad los juzgará, los vilipendiará, porque todos quieren sacar leña del  árbol caído.

El caso Baduel, por ejemplo, sin ánimo a justificarlo. Aunque el pueblo ahí está bastante claro, lo juzgan por corrupto y quien juzga a los demás corruptos como a Rafael Isea, por citar uno de miles de oficialistas enchufados en el gobierno y que el pueblo sabe que están robando parejo.

Baduel le salvó la vida a su compadre Hugo Chávez, salvó a todos los venezolanos cuando evitó la guerra civil que en ese entonces estaba a punto de explotar la más cruenta tragedia nacional. Sus ascensos y cargos tenían suficientes méritos. Ah pero por una mala acción lo condenaron a prisión.

Repito no lo justifico. Lo aludo no por su grandeza, sino por ser víctima de su propia creación, como lo fue también Hugo Chávez, víctima de sus seguidores que se daban golpes de pecho y decían que darían la vida por salvar a Chávez.

Baduel guardó silencio de muchas informaciones que le llegaron de buena fuente de inteligencia, muchos ex ministros andaban enchufados con el narcotraficante Walid Makled el propio Chávez le decía ¡por Dios compadre, olvídese de eso! Hasta que le montaron un peine y lo condenaron por corrupto. En un país, lleno de potenciales corruptos de pura elite, ahora aliada a otras elites narcoguerrilla, elite cubana, sin duda son todos unos malditos bandidos parásitos de la sociedad.

De seguir como vamos, a lo mejor explotará una guerra civil y no será por culpa de la oposición, esa oposición está disminuida, nadie ya les para bolas. El pueblo sabe que los opositores viven mejor que los propios chavistas, tanto que andan juntos tragando whisky 18 años.

Saben algo, la cabuya revienta por lo más delgado. Hace 5 noches atrás, yo estaba en el supermercado Euromercado del hiper jumbo y ahí estaba un coronel uniformado con su hijo haciendo mercado, el chamo cargaba un celular telepatria en sus manos. De repente la gente comenzó a vociferar expresiones “vete para un mercal” “que haces aquí del lado de los burgueses”, “mientras ustedes viven bien, el pueblo sufre”. El coronel no le quedó otra que irse con su hijo al cipote y dejó el carrito repleto de alimentos. Traigo esto a colación para que reflexionemos. Calma y cordura. Es cierto, pero 300 años de calma no bastan. Con votos es como se resuelven los problemas políticos. La inseguridad siempre se ha resuelto con la reprimenda coercitiva de las autoridades policiales y judiciales. Hasta la próxima entrega.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2515 veces.



Ysaac Jacobo Mosqueda

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor