Elecciones del Colegio de Ingenieros de Venezuela 2014-2016

“El presente hay que transformarlo en beneficio del gremio y la sociedad”.

Apreciados colegas, no sabemos si el Colegio de Ingenieros de Venezuela tiene los días contados, pero tenemos la certeza de que las formaciones sociales no son eternas. Lo que sí es que debemos tener la suficiente sensatez y modestia como para saber que los grandes cambios y transformaciones hace su contribución en la búsqueda de alternativas: no podemos jugar el triste papel de ser parte de las fuerzas conservadoras, cuando lo nuevo acaba de nacer y lo viejo terminará de morir.

LA REFUNDACIÓN DEL CIV

Efectivamente, el Proceso Constituyente, no ha terminado en Venezuela. Para comprender e introducir el acertado camino del Poder Constituyente, es necesario un nuevo movimiento gremial de raíces populares, que procede a modificar el aparato institucional del CIV. Lo señalado significa transformar un marco institucional con viejas estructuras que están intactas y que no han pasado por el filtro de la nueva CRBV del año 1999. Es necesario abrir nuevas puertas y profundizar para generar un nuevo marco institucional, jurídico, político y económico, que permita adelantar mecanismos de reforma, que faciliten el diseño de un CIV, abierto y dinámico, que tienda a la verdadera democracia gremial.
Nos planteamos una constituyente gremial que nos permita adaptar el gremio de ingenieros y de arquitectos al proceso histórico que vive la Venezuela de hoy. Y, por ello, planteamos el objetivo de refundar el CIV a través de un proceso constituyente gremial que apunte, a la unidad y al fortalecimiento de tan nobles profesiones. Nadie podría dudar de que la constituyente gremial sea una propuesta extremadamente democrática dirigida a todos, sin excepción, para que seamos nosotros mismos quienes construyamos, mediante un gran debate nacional, el gremio que queremos, el gremio que exigimos y que merecemos para que realmente nos represente y defienda nuestros intereses.
Es necesario generar debates de fondo, donde participemos todos los agremiados con la sana propuesta de darle nacimiento al nuevo gremio que quede verdad todos deseamos. Estamos convencidos que la constituyente gremial saldara la deuda con sus agremiados. Vamos hacia el cambio… hacia una nueva estructura del CIV. Para que nuestra propuesta se haga realidad, se deberá buscar diversas vías para avanzar en ese camino:
Si nuestro análisis es correcto, el avance de nuestra tarea se apoyaría en la siguiente triada conceptual: la Nueva Sociedad, la Ciudad y la Organización Política Gremial. Esta triple de tarea, sólo puede hacerse con una institución gremial que se convierta en un instrumento de formación y acompañamiento técnico junto al Poder Popular, como sujeto histórico del proceso de transformación que vive la Venezuela de hoy.

I LA NUEVA SOCIEDAD

Nos toca recoger el altruismo que caracterizó la práctica y el pensamiento de Simón Bolívar y de Antonio José de Sucre. Y que el comandante Chávez planteó en el Plan de la Patria como eje transversal de la nueva sociedad, entre otras, la vinculación con la naturaleza, la democracia verdadera y la producción con equidad.

o LA VINCULACIÓN CON LA NATURALEZA

Este proceso se potenciará a través de las interrelaciones, las interdependencias y las complementariedades propias de la ecología, clave para el forjamiento de una nueva sociedad, en la que por tanto la sociedad de los humanos y la sociedad de la naturaleza, sean una sola entidad con un denominador común: la libertad, la abundancia, la paz, el amor y la solidaridad.

o LA DEMOCRACIA VERDADERA
La unidad se construye con más democracia y más lucha común y reflexión sobre la base de la experiencia. Si hay una activa participación de las bases populares, ello se convierte en la mejor contención contra cualquier intento que pueda afectar un proceso de discusión libre y transparente.

o LA PRODUCCIÓN CON EQUIDAD
El producir con equidad está relacionada con las distintas formas de propiedad: la grande, la pequeña y la mediana; los colectivos privados, la propiedad social, entre otros.

II LA CIUDAD
Acotemos dos observaciones fundamentales a la plataforma jurídica del Poder Popular: La Ciudad Comunal, el sistema de ciudades y la nueva ordenación del territorio parecen haberse concebido dentro de un clarísimo y sugerente proyecto de transformación política organizado en tres nuevos ámbitos espaciales político-territoriales: las Ciudades Municipio, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y, desde allí, avanzar en la explicación de la cultura, con su base ideológica, el modo de producción e intercambio y su forma de gobierno. En definitiva, hay que romper con ese paradigma político territorial del CIV a la usanza de AD. Nuestro propósito general será cualificar el proceso comunal a través de una nueva estructura política territorial del CIV, donde el nuevo gremio se adapte a la estructura político territorial planteado, donde se vinculen las ventajas técnicas del gremio con los procesos sociales y económicos que se están produciendo en el país.

III LA ORGANIZACIÓN POLÍTICA GREMIAL
Desde hace mucho tiempo el CIV dejo de cumplir el papel para el cual fue creada. No responde al desanimo de más de 270 mil agremiados de la ingeniería y la arquitectura, lo cual provoca que más de 20 mil egresados de estas carreras no estén inscritos. Consideramos que se olvido las garantías de estabilidad económica, de seguridad social, viviendas dignas para los agremiados, y sobre todo, la obsolescencia de los reglamentos, los estatutos y la ley de ejercicio. El objetivo estratégico principal será el establecimiento de una fuerza social, no solamente GREMIAL, que contribuya a impulsar las transformaciones societarias:
- Lo primero, que nos planteamos es la actualización de la data de los profesionales de la ingeniería y la arquitectura; necesitamos un catastro profesional que nos permita la sistematización socioeconómica de nuestros agremiados: donde laboran, poseen vivienda, vehículo y protección social. Cuáles son sus necesidades.
- Lo segundo, nos planteamos transformar una estructura gremial de carácter piramidal, elitesca y burguesa en una de carácter asambleísta y popular. Una nueva organización política gremial integrada por los miembros electos a la junta directiva y los miembros electos a la asamblea nacional de representantes. A esta le aumentaremos una vocería de los ingenieros y arquitectos residenciados en cada municipio del estado. Más las vocerías de cada institución pública nacional, regional y local. La vocería del sector privado empresarial de la pequeña y mediana industria, representado por Fedeindustrias. Y, si fuera poco, una vocería por cada Sala de Batalla con derecho a voz y voto.
- Lo tercero, es que el CIV tenga su propia universidad, con las características y la profundidad de cada ámbito político-territorial, como de las alianzas estratégicas con otras instituciones: PDVSA, FEDEINDUSTRIAS Y EL PODER POPULAR. El CIV debe impulsar la actualización y la capacitación profesional y el desarrollo científico, tecnológico como elemento fundamental para lograr la excelencia en el ejercicio profesional de sus agremiados. Aquí es necesario promover convenios con las instituciones académicas y de investigación, que impulsen programas de educación continua y actualización profesional.
Por todo lo anteriormente señalado, debemos establecer que no estamos en el pasado, porque el presente hay que transformarlo en beneficio del gremio y la sociedad. No alentamos el fracaso de la gestión de ningún gobernante y estaremos a la orden para colaborar y ayudar. El fracaso de cualquier gestión de gobierno es un fracaso del Poder Popular…es el fracaso del proceso revolucionario. Nuestro llamado es a la unidad gremial, porque estamos obligados a propiciar un ambiente de diálogo para construir y fomentar una colaboración efectiva entre todos los agremiados asociados al CIV.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5301 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto- Es autor del libro "Desde la Comunidad": la arquitectura de multitudes (junio, 2010) dirigido a la formulación de propuestas de planificación del desarrollo estratégico para captar el objetivo esencial y específico de clarificar el compromiso y la responsabilidad de la explosión del Poder Popular con la problemática total de la ciudad, mediante todas las escalas de sus propias acciones para marchar rumbo al nuevo sistema de Ciudades Comunales, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y autor, también, del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio" (nov, 2013) donde plantea una interpretación de los fenómenos urbanos, que constituye una herramienta sobre lo que ?desde afuera? de la estructura urbana, el poder económico y el poder político, conforman la lucha de clases por el espacio y avanza en el señalamiento de la necesaria ruptura con los valores, instituciones, relaciones de poder y las raíces más profundas de la sociedad capitalista.

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: