Sexta República, leyenda dorada de impostores

De fracaso en fracaso y  sin interrupción alguna, la oposición  no encuentra cuál de los disfraces le quedaría mejor  para  atrapar incautos. En su desesperado  afán por  pescar en río revuelto, primero nos  inventaron  la fulana   Coordinadora Democrática, con lo que creyeron sería fácil meternos  gato por liebre;  y a la vez,  desvincularse del  desprestigio  de  viejos partidos que apestan a cadáver descompuesto.  Pero como la mentira tiene patas corta, el nuevo fracaso no se hizo esperar. Como es sabido, el fallido golpe de Estado y el criminar paro petrolero, pronto se encargó de hacer que  muriera al nacer ese adefesio que se hizo llamar  pomposamente  Coordinadora Democrática. Hoy, la historia se repite con la Mesa de la Unidad Democrática,   menestrón político,  de  efímera vida que ni siquiera llego a cañón sucio,  pues  al igual que la CD también la MUD nació con plomo en las alas. Incluso, hay quienes las han  comparado como  gallera en pueblo fronterizo.

Esa  Sexta Republica que propone Omar Barbosa, es como para cagarse de la risa. A simple vista,  se trata  de un   pote de humo, cuya finalidad no es otra que   distraer  al público con respecto  a la guerra a cuchillo que  se ha venido  librando en el seno de  esta oposición, cada vez más desquiciada y suicida , con la que pudiéramos escribir la crónica de una  muerte anunciada.  Por tanto, ¿Cómo creerle a una clase política que en cuarenta años no supo  proporcionarnos un sistema republicano, a la altura de los nuevos tiempos? Por cierto, hasta Gonzalo Barrios, uno de los principales cómplices de la republiqueta adeco-copeyana, no le quedo más remedio  que  curarse en salud, condenando  en su  “imperfecta democracia” los vicios que llevaron a la sepultura  a la Cuarta Republica Puntofijista.

Por ello, consideramos que  menos que propuesta seria y responsable, esa demagógica  Sexta Republica que nos anuncia  el ex gobernador zuliano, es otra  mamarrachada de quienes perdieron toda   credibilidad, y ahora no encuentra en que palo ahorcarse.  De ahí, que condenemos esa nueva burla  con la que pretenden sorprender  la buena fe de los venezolanos,  aclarando que en hora buena  son pocos  quienes  se traguen el  cuento de una  nueva Leyenda del Dorado, pues leyendas como esas solo se reservaron a pueblos  sabios e hidalgos  como nuestros  indígenas, quienes de manera innata   supieron marear  a españoles y portugueses  durante los aciagos tiempos de La Conquista.  Pregunta  obligada: ¿Hasta cuando  la oposición apátrida, nos querrán ver la cara de pendependeguayabita?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1565 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: