¿Son posibles 10 millones de votos?

La meta de los 10 millones de votos no sólo es un objetivo del Comandante Chávez para alcanzar la presidencia de la república con una holgura fundamental y necesaria, sino de todos y cada uno de los venezolanos, de los revolucionarios, de los bolivarianos, comprometidos con el proyecto de cambios que vive nuestro país.
¿Es posible alcanzar esa enorme meta de votos? ¿Se puede mover la conciencia de 10 millones de venezolanos para que, desde ya, se resteen por el presidente y la propuesta y el programa revolucionario que durante 7 años ha impulsado en Venezuela?
La elaboración de una estrategia victoriosa para la reelección de Chávez el próximo diciembre debe pasar, indudablemente, por una revisión crítica de los resultados electorales del proceso que culminó el pasado 4 de diciembre donde fue elegida la Asamblea Nacional, pues el “bajón” de tres millones de votos bolivarianos no sólo es preocupante sino que luce como responsabilidad de factores políticos que por una visión grupal, sectaria, triunfalista, oportunista, hicieron muy poco por repetir en estas elecciones, cuando menos, la votación alcanzada el 15 de agosto de 2004, durante el proceso de referéndum revocatorio.
Hay varios factores que incidieron en la escasa votación que no pueden obviarse.
De 14 millones de votantes, 4 millones no asistieron al proceso; son los sectores que tradicionalmente, por falta de conciencia política, no participan de ningún proceso ni campaña. Eso da una cifra de un poco más del 25%.
La fuerte campaña mediática abstencionista y el retiro de los factores opositores-golpistas del proceso electoral, fueron elementos que aportaron un índice de la abstención ¿cuánto?
Si tomamos en cuenta que para el proceso del referéndum se produjo una tendencia opositora que se tradujo en el voto por el SI de sectores básicamente burgueses/oligárquicos y pequeños burgueses (clase media), la oligarquía política y el lumpen que medra alrededor de los sectores opulentos, quienes alcanzaron una votación de 4 millones de votos,quepromedia otro 25%. Esos sectores, con campaña o sin campaña, no iban a asistir al proceso, por no compartir la propuesta de país que se está construyendo y por rechazar el gobierno de Chávez al cual odian porque que les quitó sus privilegios y el hamponato y saqueo de las riquezas y las arcas del país. Mentalmente un alto porcentaje de ellos está fuera del país, así el “régimen” de Chávez haya beneficiado a un enorme sector de esa clase media abstencionista logrando el pago por los bancos del dinero arrebatado con lo de las cuotas balón y los créditos indexados o les haya rescatado el dinero –multiplicado en 13 años– que los banqueros ladrones le quitaron en 1993.
Debemos admitir que electoralmente la revolución retrocedió al no votar 3 millones de bolivarianos que sí lo hicieron en las elecciones del referéndum, precisamente cuando la vanguardia fascista se reagrupa y la campaña terrorista promovida por el gobierno de Bush y del paramilitarismo y la oligarquía colombiana, asomó sus pezuñas en los días electorales y que afortunadamente fue conjurada por el gobierno. Y asechan en las sombras.
¿Qué ocurrió, entonces, con el voto duro chavista que tuvo tan drástica disminución del 50% de la votación de agosto de 2004, siendo como fue el 2005 el mejor año del proceso?
¿Dónde quedó el voto de los millones de compatriotas beneficiados en las Misiones, por qué no acudieron a votar si nunca habían recibido tantos beneficios médicos, de educación en alfabetización, estudios de primaria, secundaria y educación superior, las aldeas universitarias, las miles y miles de becas, los créditos para las cooperativas y miles de ayudas crediticias a través de tantos organismos creados para ello? ¿Dónde se quedó el voto campesino, esos miles de hombres y mujeres que la reforma agraria les ha dado la tierra, créditos, semillas, equipos y maquinarias? ¿Dónde está el voto de esos habitantes de los barrios que el Plan Hormiga, Rediva y otros ha reconstruido, mejorado o construido sus viviendas, lo que no había hecho ningún gobierno? ¿Dónde está el voto de los estudiantes de la UBV y de la Misión Sucre?
Fue evidente que la mayoría de los candidatos a diputados fueron elegidos no por las bases populares sino a dedo. Los partidos secuestraron buena parte de la escena electoral y excluyeron a los organismos populares, sociales que vienen construyendo el poder popular. En buena medida fue favorecido el continuismo partidista, quedaron ratificados diputados y diputadas que hicieron una pésima gestión, que pactaron o conciliaron con la derecha. Sin embargo no fueron ratificados otros diputados que se destacaron notablemente por sus luchas y consecuencia política con el pueblo y el proyecto de cambio.
Los vicios cuarto republicanos, la mentalidad adeca que pervive en muchos de los dirigentes de los partidos; los negociados, la corrupción, el derroche, el sabotaje al proceso desde adentro; el fortalecimiento de grupos mafiosos; el secuestro de los cargos ejecutivos en manos de sectores pequeños burgueses miembros del “partido”, rancia clase media que no entiende el proceso y golpea al pueblo con sus erráticas actitudes y que bloquean el desarrollo de las políticas gubernamental. Pero miles de los mejores hombres y mujeres, revolucionarios de siempre, están excluidos del proceso, cesantes laboralmente y sin posibilidad de acceder a algún empleo. Muchos incluso perseguidos en brutal cacería de brujas por quienes se dicen revolucionarios, o no les dan trabajo o los botan.
Lapolítica se maneja a punta de créditos y hay poco trabajo ideológico, de concientización de las masas que participan en el proceso. La formación política, la preparación ideológica y teórica de los grupos de vanguardia y de las masas en general es escasa, casi nula. Eso puede explicar la indiferencia, el “apoliticismo” de muchísimos de esos sectores beneficiados con las políticas económicas del gobierno. Con el simplismo de “yo voto sólo por Chávez”, separan y apartan el resto de los componentes de la construcción del nuevo Estado y no se sienten totalmente parte del proceso social.
¿Dónde estuvo el trabajo social y de masas y la proyección de las candidatas y candidatos a diputados de los partidos del cambio? Se esfumó, el triunfalismo se impuso. Se puede interpretar que buena parte de esa abstención es un voto castigo, no contra Chávez pero si contra el MVR, el PPT, Podemos, etc., de la forma como se eligieron los candidatos.
¿De dónde van a salir esos 10 millones de votos? ¿De los 4 millones de abstencionistas crónicos? ¿De 4 millones de votos de la derecha? ¿De un millón de nuevos votantes?
Para este 2006 muchas son las obras de infraestructura y de otro género que quedarán construidas y mostrarán la fortaleza de los hechos y las obras del gobierno, y eso ganará no pocos votos porque el gobierno genera confianza.
Para alcanzar los 10 millones de votos es preciso que Chávez retome la estrategia electoral que diseñó para ganar el referéndum, que reconstruya las UBE –Unidades de Batalla Electoral–, se repotencie y fortalezca la prensa y medios alternativos, se reconstruya la Misión Florentino y los grupos y organizaciones sociales y populares, que se escojan de los partidos que apoyan el proceso los mejores, eficientes y capacitados cuadros.
La nueva Asamblea Nacional –minoritariamente elegida, lo que no quiere decir que sea ilegítima– debe abocarse, en pleno, al trabajo de calle, a la búsqueda de esos necesarios 10 millones de votos, sacarse esa espina del voto minoritario que los eligió.
La fortaleza moral y humana de Chávez, su descomunal peso como dirigente político nacional e internacional, su carisma y gigantesco prestigio incrementarán, con el esfuerzo que con seguridad va a hacer, buena parte de esos 10 millones. En estos momentos esa es la tarea principal de todos los cuadros revolucionarios. (caracola@cantv.net)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3651 veces.



Humberto Gómez García / Trincheras de Ideas

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas