¿Apuestan los militares venezolanos que se instaure el socialismo que Chávez indicó?

Leyendo a Rosa Natalia en “Un golpe de estado sin resistencia de la población chavista”, http://www.aporrea.org/actualidad/a191284.html , vemos aún lejanas y difusas claves, para entender el papel de los militares en el chavismo sin Chávez del presente.

Habrá que comenzar diciendo que ciertamente Hugo Chávez formó parte de un conjunto valioso de militares progresistas que formados en las Fuerzas Armadas revivieron las luchas históricas libertarias a favor del pueblo que desde Bolívar han regado nuestra historia de más de 200 años de lucha por la independencia.

También hay que reconocer que Chávez rescató el referente de la “unidad cívico-militar” como garantía de perpetuación de la revolución y de los cambios y transformaciones estructurales que exige la independencia y soberanía plena del país. Pero tampoco nos llamemos a engaños.

Decir que Chávez no es un partido político ¿no asoma la posibilidad de intentar despolitizar o de desideologizar a Chávez?. Decir que las fuerzas armadas son chavistas en tanto asumen a Chávez como una doctrina militar no será apelar a un discurso político correcto, pero deslindándose del fondo de la cuestión.

Doctrina, en su tercera acepción de DRAE, se define como “conjunto de ideas u opiniones religiosas, filosóficas, políticas, etc…, sustentadas por una persona o grupo”. Habría que preguntarse ¿pueden las Fuerzas Armadas  de nuestros días asumir la doctrina de Chávez soslayando el socialismo que éste profesó?

Cuando Hugo Chávez se alzó, 4F 1992, los altos mandos y los cuadros medios en Fuerzas Armadas venezolanas, formaban parte del aparataje en el que se sostenía el ya debilitado puntofijismo de la cuarta república; debió correr mucha agua bajo el puente para que en el seno de las Fuerzas Armadas se introdujeran cambios que la llevaran a aliarse a la transformación de la sociedad venezolana; pero incluso 12 años después, cuando ya Chávez sumaba tres años ejerciendo la Presidencia, altos mandos de las Fuerzas Armadas se aliaron a quienes pretendían derrocar a Chávez para restaurar el puntofijismo; después que el pueblo en acción revolucionaria decida y oportuna sale en defensa del gobierno de Hugo Chávez y de la revolución, los cuadros militares de la revolución se definen a favor del pueblo y se conjura el golpe militar. Estos detalles de la historia no podemos soslayarlos, porque minimizan y subestiman el papel del pueblo como garante de la revolución.

El chavismo “civil” debe entender que sólo en la unidad que lo convierta en poder popular, que no excluye necesariamente a los militares, pero que en nombre de la unidad no entrega su lucha y su responsabilidad histórica sólo a quienes tienen el monopolio de las armas, porque está poniendo en riesgo su historia y su futuro, pero especialmente porque pone en serio riesgo el avance al camino del socialismo que Chávez nos legó.                    

               

                 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1653 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan González

Juan González

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a191318.htmlCd0NV CAC = Y co = US