Querer lucirse lanzándole piedras a los cristales del chavismo

Verdad que se ve feo que “chavistas” sean quienes arremeten contra su propio proyecto de país! ¿O será que no se bastan con la fuerte dosis de veneno, esa que a diario nos inyectan los laboratorios de esa guerra sucia de la ultraderecha?

Fue Thomas Hobbes quien afirmo que el hombre es el lobo del hombre. Partidario de un gobierno monárquico de poder absoluto, también Hobbes fue considerado un materialista mecanicista. Para este filósofo ingles “el hombre es solo cuerpo”, y su valorar y obrar humanos están regidos por el utilitarismo y el egoísmo.

Y traigo a colación a Hobbes, pues últimamente algunos ansiosos por figurar se comportan tan agresivos como los escuálidos. ¿Cómo se explica que de golpes y porrazo se encaraman en la tarima para lanzar critica sin fundamento alguno contra el proceso bolivariano? ¿Acaso ser{a para alimentar vanidades, muy propio de soterrados delirios de grandeza? Se trata pues, de lidiar con quienes creen comérsela toda con necias declaraciones en los medios de comunicación, ignorando así que con sus imprudencias le hacen el juego a los detractores del proyecto chavista. Y reflexionando en voz alta, uno se pregunta en medio de esta oposición que busca enterrarnos vivo, si tendrá sentido que chavistas se comporten como lobos del chavismo. Se fijan porque a veces hay razones para decir que con amigos como esos, no hacen falta enemigos. O no es verdura el apio.

Quizás Nicolás Maduro no sea ese geniecillo que vendría provisto de una barita mágica para sanear todas las calamidades republicanas que heredamos del pasado, y que lamentablemente tampoco Chávez pudo resolver porque en sus planes nunca estuvo tropezarse con la muerte. De modo que la única gran verdad que tiene el tamaño de una pirámide egipcia, es que Nicolás Maduro ha sido el político contemporáneo más vilipendiado y ofendido de todas las formas, antes, durante y después de su asunción al poder. Y a tal extremo llega el ensañamiento contra él, que sus adversarios ni siquiera tuvieron la delicadeza de concederle la llamada luna de miel, esa tregua que desde los tiempos de Eleazar López Contreras concedían al nuevo mandatario para que probara sus buenas intenciones durante el primer año de gobierno.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1401 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: