La anarquía, la desidia y hechos de ingobernabilidad, tienen en jaque la tranquilidad de la patria

En nuestra República Bolivariana de Venezuela, hoy políticamente estamos confrontando una lamentable situación social, política y económica que se ha venido convirtiendo en permanente conducta anárquica, desidiosa, con muchos visos de ingobernabilidad que se aprecian en diversos entes integradores del Poder del Estado; buena parte de los funcionarios que se desempeñan en el Ministerio Público, el Poder Judicial, los órganos policiales (GNB Policías estatales y municipales), Gobernaciones, Alcaldías, Poder Legislativo Regional, Concejales; independientemente que estén estos funcionarios y funcionarias liderados por jefaturas de izquierda o derecha extrema opositora; buena parte de dichos funcionarios y funcionarias no asumen el mandato de las leyes para cumplir con su deber patrio, de actuar con gran responsabilidad y disciplina, generando con ello una permanente sensación de ingobernabilidad; que por supuesto, acarrea molestia colectiva en la ciudadanía que reside en los diversos Estados y Municipios afectados por dicho flagelo socio político.

Sin negar el extremado esfuerzo que realizan diariamente funcionarios y funcionarias probos honestos, que si demuestran un comportamiento ético en el cumplimiento de su deber al servicio de la administración pública en cualquiera de sus instancias. Esta lamentable situación político administrativa asumida por grupos de funcionarios y funcionarias que actúan indebidamente, ensombrece la eficiente labor de los que si trabajan con esmero por fortalecer y mantener el legado ideológico administrativo dejado por nuestro Cmdt. Supremo y eterno Hugo Rafael Chávez Frías.

Nuestro Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros y buena parte de su tren ministerial, día a día, realizan esfuerzos supremos para contrarrestar los efectos del GOLPE DE ESTADO NO MUY SUAVE Y CONTINUADO que hoy afecta la paz de la República; pero se hace complejo restituir la armonía, la paz y la tranquilidad ciudadana, si existen funcionarios y funcionarios que no cumplen a cabalidad con su deber patrio; el grave problema que ha venido afectando al país desde el pasado mes de febrero hasta la presente fecha; por ejemplo en el Estado Bolívar y concretamente en el Municipio Caroní, se aprecia con mucha preocupación, una falta de gobernabilidad en toda Ciudad Guayana, donde grupos significativos de la ciudadanía, asumen comportamientos ilegales impunes que atentan contra el derecho ajeno, los comerciantes en todas sus categorías hacen lo que les viene en ganas con el consumidor final y si por casualidad se les investiga e inspecciona su ilegal comportamiento, el procedimiento administrativo para aplicarles la ley, es tardío, muy simplista y en muchos casos contaminado de alta corrupción; ya que hoy supuestamente los sancionan y a los pocos días vuelven a reincidir con mayor daño social colectivo; el tráfico vehicular es un caos porque la Alcaldía y la Gobernación na reponen o reparan a tiempo los semáforos dañados por la acciones vandálicas terrorista realizadas por el oposicionismo golpista extremo.

La ciudad está convertida en un asqueroso basurero porque la Alcaldía no cumple con un eficiente servicio urbano domiciliario; gran cantidad de ciudadanas y ciudadanos hacen fortuna invadiendo terrenos y construyen viviendas de forma anárquica y permanente, sin que la autoridad competente evite a tiempo tal anormalidad violadora de la ley respectiva; las enormes colas que hace la población todos los días para comprar los productos de primera necesidad, esas enormes conglomeraciones de personas buena parte de ellas compran productos a bajo costo para acapararlos y luego revenderlos a precios altamente especulativos; pero las gerencias responsables de MERCAL, ABASTOS BICENTENARIO Y PEDEVAL, no aplican estrategias eficientes, asertivas y permanentes para contrarrestar dicha anormalidad económica, que afecta al pueblo, fundamentalmente a quienes por la avanzada edad y las discapacidades físicas, o porque laboran todo el día; y a quienes estamos impedidos para comprar los productos que requerimos para nuestra subsistencia; por supuesto que todas estas anormalidades permiten a los opositores políticos anti patria, hablar hasta con las piedras y pedir a gritos que los EE.UU invada militarmente a nuestra patria, pues pretenden hacerle creer a la ciudadanía muy enojada, molesta y desesperada por lo que le ocurre a diario, que una vez que se destituya al Presidente Nicolás Maduro, al siguiente día el país se convertirá en un paraíso agradable para convivir.

Esta guerra asimétrica que hoy nos afecta gravemente, no se va derrotar con meras declaraciones y gritaderas cotidianas que se emiten por los medios de comunicación afectos al Estado revolucionario socialista; la única forma de combatir esta desestabilización política-económica, planificada y ejecutada por el gobierno de EE.UU y sus cooperantes endógenos, es que todos los funcionarios y funcionarias que laboran en las diversas instancias de la administración pública del Estado venezolano a nivel de todos los Poderes Públicos que lo conforman, depongan su conducta inmoral, y actuen con ética y responsabilidad patria.

De esta forma los ciudadanos y ciudadanas pro yanquis que militan y liderizan a la oposición en la MUD, VP y otros factores políticos que hoy hacen lo que les viene en ganas dañando el futuro de la patria que los vio nacer; es que reciban a tiempo su merecida y contundente sanción, por su anti patriótico comportamiento y no continúen mintiendo, financiando y arengando actos terroristas criminales, tal como lo hacen: Leopoldo López, María Corina Machado, Enrique Capriles, Julio Borges, Ramón G Aveledo, Enrique Salas Ronmer, Diego Arria, Eligio Cedeño y otros dirigentes no menos peligrosos que operan en el extranjero, el cual todos los días planifican y ejecutan asesinatos a líderes políticos, militares afectos al proceso revolucionario socialista; mienten y manipulan a través del gran poder mediático que les sirve de PLATAFORMA COMUNICACIONAL para promover la guerra; donde cada vez que emiten sus opiniones, nunca asumen públicamente la culpabilidad de sus actos criminales conspirativos, siempre hechan el cuentico del YO NO FUI, YO NO SOY, tal como declaró Enrique Capriles recientemente en la prensa nacional, cuyas opiniones aparecen en la página web La Iguana.com, en el cual como siempre no asume su notoria y pública responsabilidad en sus actos conspiradores, golpistas y fascistas ejecutados en contra de la revolución desde el Golpe de estado del 2002 hasta la presente fecha.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1473 veces.



Freddy Marcial Ramos


Visite el perfil de Freddy Marcial Ramos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a189308.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO