Todo pueblo tiene derecho a conocer los relatos de su cotidianidad

La palabra Crónica está compuesta de la raíz griega khron que viene de Khronos: tiempo y el sufijo ica, que significa vinculado con. Literalmente, Crónica es lo relacionado con el tiempo, o en relación al tiempo. En sentido amplio, es un relato histórico que sigue el orden de los sucesos o de las épocas; toda crónica es historicista. Realmente: JesúsChuchoDíaz, Virgilio Arteaga Hernández, Rafael González Estaba, (fallecidos) y el polifacético escritor, poeta y dramaturgo Guillermo León Calles, a quien deseamos nos acompañe con su magistral uso de la pluma por innumerable años más, fueron y son los Cronistas eternos de Santa Cruz de Los Taques, de Pueblo Nuevo de Paraguaná y de Punto Fijo respectivamente, sus erudiciones sobre el pasado ya fuesen de lo cotidiano o de lo anecdótico, como de lo histórico en propiedad, continúan siendo asombrosas. Ustedes señoreaban y señorean sobre Cronos, porque los que conocen el pasado y tienen además la habilidad de expresarlo con objetividad, honestidad, facilidad y amenidad, no serán nunca esclavos de las épocas.

La historia, vista como historia de la lucha de clases: es la acción del hombre y de la mujer en el tiempo, que no solamente depende de su facultad para regir sus actos; sino de las condiciones materiales y espirituales de existencia, y ustedes internalizaron y hacen que internalicemos, sin lugar a dudas, lo anterior. Hacer constructo historiográfico es difícil, sumergirse en el pasado para reconstruir las experiencias de las sociedades humanas no es tarea fácil. El homo sapiens (el mono y la mona sabios) nunca vuelven al punto de partida, el dinamismo y el progreso son una constante. Amén de la problemática que nos plantea la filosofía de la historia: ¿Es el constructo histórico una ciencia? ¿El desarrollo humano está sujeto a leyes, lo rige el capricho, o lo determina un destino inexorable? ¿La especie pensante puede intervenir en su propio acontecer, sin ser manipulada como una marioneta o éste es prefijado fatalmente? Y finalmente ¿Qué enseñanza práctica podemos sacar del conocimiento de la historia? Sin lugar a dudas, nuestra respuesta es que: el ser humano es libre, no es criatura de ningún poder sobre natural y ha dejado en este planeta todo el peso de su impronta, solo influida por su voluntad de poder, como diría el filósofo alemán Friedrich Nietzsche, y esto último podría parecer una perogrullada; pero es necesario dejar bien claro, que somos arquitectos de nuestro propio destino, que somos la forma de materia más altamente organizada con conciencia de sí misma, que existe sobre la Tierra.

Pero en realidad, lo que más nos impresionaba e impresiona de sus Crónicas era y es la maestría y originalidad con que ustedes logran reconstruir el pasado local de sus pueblos con la rigurosidad del método historiográfico. Por otra parte, cada vez que leo sus escritos, me da la sensación de estar en una caterva filosófica dieciochesca, ya que ustedes como portavoces de cultura y sabiduría, ¡con qué facilidad, y a la vez con qué propiedad, hablan de filosofía, política, sociología, psicología, historia y arte, entre otros temas, a través de la impronta de sus estilográficas!

Ustedes son un producto de sí mismos, o mejor aún, del más incondicional amigo del ser humano: el libro. En ustedes, el aforismo: La mujer y el hombre que leen valen más se evidenciará y demostrará siempre. Sus cualidades más importantes: la sencillez y humildad; brillarán perpetuamente, ustedes son unos de los pocos que han comprendido que el lenguaje de la verdad es humilde, sencillo y sincero. Mientras más se sabe, más modesto debe serse, y esta es vuestra mejor cátedra, a diferencia de muchos pedantes que andan por esos mundos, presumiendo de sus doctas ignorancias, de sus prodigiosos amores propios; ególatras llenos de orgullo diabólico.

El buen relato del acontecer histórico de una ciudad o de una región, implica un esfuerzo intelectual, como también una práctica de investigación acuciosa y seria, y ustedes, a través de la palabra escrita lo explicitan. Pensamos que el acaecer humano no es espontáneo, claro sin negar para nada la libertad individual. Pero entonces, ¿el hombre está sujeto a una ley ciega, que no le permite intervenir en su propio destino? No: el conocimiento de las leyes del desenvolvimiento social e histórico admite prever en lo general las necesidades de la sociedad y actuar de acuerdo con ellas. No es posible librarse de la acción de las leyes sociales y económicas; ya que el conocimiento de ellas accede acelerar el progreso.

Cuando se hacen buenas Crónicas no solamente se relata el pasado, sino que también se modifica el presente; las palabras bien dichas, escritas y utilizadas son unos instrumentos de cambios y transformaciones, y ustedes establecieron una gran responsabilidad, y fueron consecuentes con ella. Espero humildemente seguir sus enseñanzas y caminar el sendero por ustedes trazado.

Eternos cronistas: Jesús Chucho Días, Virgilio Arteaga Hernández, Rafael González Estaba y Guillermo León Calles , Heródoto, Tucídides y Cesar no hablaban más que de guerras, Tito Livio de política; fue Plutarco quien caracterizaba a los héroes y a los pueblos con una simple frase y los pintaba con un donaire inimitable. Sus estilos, sin ánimos de establecer comparaciones del todo ilógicas, se asemeja al de éste último historiador, con la diferencia de que ustedes se deshicieron de la carga retórica.

Cronista de Santa Cruz de Los Taques,

Municipio Bolivariano de Los Taques, estado Falcón



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1612 veces.



Jesús Muñoz Freites

Filósofo. Docente. Cronista Oficial del Municipio Los Taques en el estado Falcón

 jesusfreites11@hotmail.com      @camaradatroski

Visite el perfil de Jesús Muñoz Freites para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Muñoz Freites

Jesús Muñoz Freites

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a187568.htmlCd0NV CAC = Y co = US