Del sujeto y objeto del predicado socialismo

¿Y, el Diálogo Constituyente Comunal?

El “dialogar” como verbo necesario para conjugar La constituyente comunal; de sus pronombres, adjetivos calificativos, adverbios de lugar y tiempo, sus adjetivos, sustantivos y artículos

De su contenido socialista como filosofía económico política rentable popular

Una exitosa salida económica política plausible impostergable

Mientras se le pide a la familia popular, las comunas, al pueblo genérico pagar los costos en sacrificios sociales por el caso de las “medidas económicas” sesgadas impopulares recientes y soporta la inflación e inseguridad criminal espontanea o dirigida. Ante ello es necesario el diálogo por una constituyente popular comunal familiar, --asumir responsabilidades pues la equivocación economicista no fue tomada por pueblo, es del gobierno y la oposición en su miopía por el poder en si mismo,-- dialogo, decía, que, involucre actitudes con voluntades nacionales vinculando organizaciones y movimientos sociales de todas las especificidades intersectoriales de su economía política contextual productiva, y además con el fomento mantenido instruccional educativo, el llamado conjunto total asociativo Estado docente comunal laboral

En la crisis hay que repartir los costos y sus sacrificios, eso es un Estado Socialista genuino, y, ese punto es válido también a dialogar. La familia comunal un diálogo en todos sus pronombres

Desde la docencia instruccional para la ocupación laboral adscrita al ¿proyecto de desarrollo industria nacional, la Comuna Estado para laborar; la siembra, la agropecuaria académica con práctica petro químicas, ecologías de equilibrio, antes que el peligroso negocio transgénico? — Con ¿una ley orgánica, agricultura y cría del trabajo y cultura socialista de esencia socialista real? ¿De educación universitaria? incorporando a sus desempleados y subempleados en el proceso de desarrollo contextual nacional, ¿Dónde está la universidad extensiva comunitaria para el concreto desarrollo eficaz? ¿La misión Sucre? como la Universidad de matricula más grande en Latinoamérica creada para ello. Del dialogo al hecho es mucho el trecho gramatical

El empleo comunal inserto en una endógena economía rentable. La economía política comunal

Hacia el suficiente y total calificado pleno empleo básico moralizante de la familia comunal para el crecimiento económico interno y externo sin delincuencia común. El trabajo dignifica el núcleo social del Estado, la familia, desde allí la igualdad social ¿incluida en diálogo? ¿La constituyente comunal?

¿Sistema político económico comunal en su adecuado contexto? Una amplia gramática de Estado productivo eficaz que no puede dejar fuera la Comuna Familiar

Entendiendo previamente; que el ¿Socialismo del siglo XXI? enfocaría hacia la sostenible creciente instruida economía de producción de riquezas desde la familia dignificada hasta sus exportaciones ALBA, CELAC, Mercosur, Petrosur..… esa es su igualdad social para la ciudadanización contra todo moderno tipo de elaborado fascismo nacional o internacional y, por ende solo con principios de políticas concretas en socialismo útil prevalece la Paz –desde los valores y morales organizados impartidos por el sistema educativo dignificantes del trabajo configurado en el humanismo real- el bienestar colectivo no personalista, no el poder por el poder para evitar purgas entre opuestos, si para las condiciones de seguridad social en igualdad de oportunidades y circunstancias de servicios y bienes sociales y no de selección y especulación mafiosa por el derecho a la tierra las viviendas, educación, salud, trabajo, el mercado estatizado y empaquetado artificiosamente fascista, eso también representa un tipo de violencia restrictiva a lo popular si se quiere un cuño endógeno fascistoide socialista

Del dicho al hecho, mucho trecho ¿Dialogando con el poder popular comunal? Estilo, forma, estructura, redacción, ortografía, síntesis y su gramática nacional, Sus artículos determinados

Pero mientras el desamparo e indefensión acumulativa en los comunes gentiles de oposición y adeptos ciudadanos ajustados a derecho y deberes nacionales en cuanto a salarios disminuidos e inflación, escasez productos, inseguridad violencia el viviendas en déficit creciente exista con marcada creciente inflacionaria y la escasez y desempleo persistan atenuando el problema productivo PIB, la alimentación nutritiva y capacidad de ahorro , la labor agraria del campesinado agrícola y la urbanidad citadina desocupada aumente la inseguridad social se extenderá cual hongo infectado descontentos comunes pululando socialmente restando métodos de méritos y respuestas directas objetivas e inmediatas a la “seguridad social venezolana socialista” el socialismo será una estafa en su “teoría” aun contando con vigorosas mayorías y obras, pero no representa todo el presupuesto recibido por las rentas petroleras en los últimos diez años, evidente como en su práctica pues carece de contextual plan con programas pertinentes en metodología e instrumentos didácticos, sí mantiene sectores de voluntad y elementos genuinos de liderazgo nacional, pero el aparato productivo está electrocutado pues no existe una doctrina objetiva con amplitud de visión de conjunto universal y clara de economía política generadora de PIB

¿La “teoría del socialismo democrático” eficazmente eficiente? ¿Y, los métodos de base comunales? ¿Las empresas privadas su seguridad jurídica y regulación? ¿Inversiones extranjeras su regulación? ¿Claros objetivos limitados a la luz de una doctrina concreta con su jurídica para la sustanciación de la economía productiva de base familiar comunal hasta la industrial?

Para establecer la civilización del socialismo XXI; civilización post-capitalista como alternativa sustitutiva que erradique al capitalismo neoliberal; es necesaria una vanguardia ética concurrente en materia laboral tecnológica, gerencia y planes programados dentro de la revolución con conciencia y acciones de ejemplo personal coherente al proyecto socialista XXI y su filosofía comunal-familiar, industrial, un ejemplo pregonado al pueblo para resultar un preparado organizado poder de masas identificadas convergentes no solo para el billete y el mondongo sino para el trabajo planificado e integradas primero desde la familia para al conjunto nacional y latinoamericano, con el ejemplo de clases sin privilegios, esfuerzo, méritos, y penalizaciones a la improductividad a través de la comprensión y entendimiento teórico y práctico del posible múltiple sistema docente laboral comunal productivo económico. Familia sin salario familia sin moral y de allí al delito popular como al fascismo

Comuna, su materialismo dialectico versus Estado burocrático. ¿El diálogo inconcluso o la constituyente que ¿nunca vendrá? por inconvenientes anti burócratas expresados como contradicciones e intereses de clases?

Sin la silente particular corruptela acomodada en jerarquías de, ministerios que no producen PIB alguno con servicios vacíos ineficientes como indolencias populares, clientelismo político de privilegios, que también quiere alcanzar la oposición a través de divisionismos sociales antagónicos endógenos introduciendo guarimbas burocráticas y desviaciones como delitos de rendijas aprovechadas por envidiosos focos apátridas ambidiestros fascistas para el pillaje y los golpes de Estado matando pueblo inocente y genuino que cree en cualquier opción demócrata porque Venezuela es democrática en derecho y hechos

El sujeto y predicado del diálogo en la Constituyente Comunal y su complemento directo, el Estado Nación Comunal como sustanciación sintética

El ejemplo tienen necesariamente que consagrarlo partiendo de sus anhelos aspirados de gobierno para hacerse de poder político y riquezas económicas súbitas tanto la oposición ligera como la pesada, de algunos evidentes burocratismos oficiales, de peculiares líderes civiles y militares como funcionarios políticos que se encuentran en excesos de acomodo; dar el ejemplo virtuoso para poder exigir al pueblo y todos los estamentos nacionales concurrencias de sacrificios nacionales... populares, estudiantes, empresarios, militares, educativos, sectores económicos, opositores serios, legislativos, magistrados, políticos empoderados con sus merecidos “sueldos socialistas”, subsumidos en el estructural contenido del sistema laboral agotado por ineficacia administrativa organizacional más que por ganas personales, establecer el trabajo productivo como garantía a la ideología política de genuino legitimo contenido axiológico epistemológico trabajo socialista pleno empleo y seguridad social general sin exclusiones.

La esencia epistemológica laboral para la cultura de justicia y trabajo planeado de calidad productor de PIB, para la paz

La cultura nacional reflejo de bienes materiales como espirituales; diplomacia socialista, sistema de salud, sistema economía política socialista, de relaciones, modos de producción social implicadas en doctrina socialista, sistema de tierras y viviendas socialistas, educación y métodos socialistas, sistema de justicia civil socialista, código de comercio socialista… sistemas para causas procesales de derecho y juicios de fallos socialistas, y es lo más importante, todo ello partiendo sin ambigüedades desde la ¿doctrina socialista? Sujeta a la filosofía del derecho del ¿Estado socialista comunal? que implique y despliegue la soberanía autodeterminación del pueblo regulado por el Estado para su debida ética concurrente a la educación en trabajo pleno eficaz y efectivo que funcione eficazmente por igual para todos, el dialogo abierto con resultados de justicia social en progreso creciente para la paz sin delitos

El problema de los valores familiares comunales y la conformación del Estado Comunal Cooperativo ¿socialistas? Su doctrina e historicismo necesario

Si no conocemos y apoyamos decididamente así con el ejemplo personal a lo colectivo accionariamente popular de la doctrina bolivariana estableciendo metodologías estratégicas comunales empresariales el discurso se agotará y no será suficiente con la emotividad pasionaria y el nivel discursivo actual de los diálogos a la orden en todo momento social crítico. Historicidad para el desarrollo, el subdesarrollo autoimpuesto y su pensamiento complejo

La economía política comunal como base contra el subdesarrollo generacional auto impuesto e impuesto, su método y didácticas, una pedagogía rentable ¿en un Estado socialista?

Por ello existen diversos enfoques con premisas-fundamentales, “Todo hombre o mujer funcionario público estatal despojarse de privilegios de toda índole” dar el ejemplo ante el poder popular o pueblo, así se profundizan el socialismo mientras se combate la violencia de heterogéneos radicales fascistas. Establecer metodologías comerciales, a través de un código de comercio contextual, dirigir el empleo masivo rentable productor de PIB hacia la estructuración creciente de la industrialización y su comercio

Impulsar desde las bases del poder popular el sistema económico político comunal, sentando sus planes y normas articuladas en concordancia al Plan Patria a través de la sustantiva constituyente comunal

Mientras tanto con una administración cultural económica en desaceleración e inflación aunada a su saboteo opositor, el capitalismo seguirá dependiente estructural desarrollista de Estado que tendrá que seguir intentando en que ocupar a los desempleados, y fabricar una alucinante ficticia cultura burocrática economicista empaquetada para el pueblo-familias, seguir viviendo de las rentas petroleras, acomodándonos a cada estafa, una revolución ficticia en villa con cine opositor millonario rentista ilusoria para ocupar espectadores esperanzados en cuentos desperdiciando sus pueblos urbanos y campesinos mientras se aletarga por irresponsabilidades de competencias dilatadamente la perspectiva estratégica didáctica pedagógica confundiendo al “ socialismo XXI” como reformas apuradas en crisis provocadas con causas de gobierno conciliatorio y no de dialogo fecundo productivo fundado plural entre proporciones e intereses nacionales en sintonía con el pueblo comuna estado, con el mismo cuento reformulado neoliberal. Ese es el dilema presente hoy, la pedagogía de la miseria economicista para el pueblo y el sostén de la imagen socialista como voto electoral contrario a una real pedagogía liberadora, el poder implica responsabilidad del conocimiento popular y de gobierno

El diálogo Comunal entre Estado y Pueblo una necesidad histórica impostergable de garantía soberana como independencia nacional

Desde estos complejos como sesgados formularios, intentar crear mayor y mejor conciencia crítica mejorando las relaciones para trabajar con la gente comunal, generando condiciones objetivas y subjetivas ¿“calidad de vida socialista”? para pasar al “socialismo XXI” y, no seguir confundiendo cooperativismo con socialismo, cargo y reacomodos con seguridad y derechos laborales, esperanzas con imposiciones de privilegios políticos que en ocasiones lucen coherción y contratistas con congresos y cine con cultura del pueblo socialista, aclarar la confusión capitalista del precio de la mercancía, por su valor, como el valor real-tiempo empleado en función del trabajo realizado por el hombre para obtener determinada mercancía. Constituir, establecer y vincular las ¿industrias culturales socialistas? de nuevo tipo sin burocratismos. Si de convenios productore de PIB entre el pueblo y las justas normativas entre ley orgánica de la cultura trabajo, economías, tierras y viviendas entre otras.

Ley orgánica del trabajo con su amplio capítulo y título merecido sustantivo al trabajo comunal, la esencia del “Ser” socialista

Fines, visión y medios de una ¿economía política socialista para las mayorías familiares trabajadoras y sus sectores que le implican? El ejemplo virtuoso a las mayorías éticas nacionales reflejo de la abundante riqueza nacional, la justicia social es el camino a la Paz

Entender que la producción material espiritual en todo el nivel estructural del Estado-Comunal y consumo debe ser concebida desde otro ángulo cultural indicativo, empezando por la superestructura política del Estado con una especifica ley orgánica de doctrina socialista para el modo de relación social al trabajo no alienante explotador, que tendría que empezar a ser más sincera-socialista en sí misma, en su profesionalismo, burocracia, sus funcionarios aclarados en su misión y sentido de servicio, no del acomodo nacional avaro en su desmedido consumismo cultural capitalista de altísimos presupuestos, mientras a las comunal de familias del pueblo virtuoso les cuesta enormemente vivir con dignidad de calidad y sin diálogo alguno efectivo, Hacia la constituyente comunal, el socialismo de praxis eficiente .



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1114 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a183357.htmlCd0NV CAC = Y co = US