Carta enviada a SE el Embajador Alfredo Toro Hardy es respuesta a su posición sobre nuestro Comunicado publicado en Aporrea el 03/12/05




S.E
Alfredo Toro Hardy
Embajador de la República Bolivariana de Venezuela
en Londres

Presente.

En primer lugar permítale agradecerle, en nombre de los integrantes del Círculo Bolivariano del Reino Unido “Isaías Medina Angarita”, su respuesta a nuestro Comunicado de fecha 03 de diciembre del año en curso referido a las elecciones parlamentarias del día 4 de los corrientes.

En tal sentido, y tomando en consideración la amplitud de su respuesta, resulta necesario aclarar cada una de las valoraciones que con relación al pre-citado Comunicado Ud. ha emitido, correspondiéndose cada una de nuestras respuestas con cada uno de los puntos por usted señalados a lo largo de su misiva, tal como se expone a continuación:

1. Según parece, el flujo de comunicación desde y hacia la Embajada que usted representa, constituye un aspecto de fundamental atención por cuanto a todas luces se presenta desarticulada en uno o varios puntos, dificultando el establecer un vínculo efectivo entre el emisor y el receptor involucrados. Al respecto debo informarle, que según consta en el archivo del correo electrónico de nuestro Círculo Bolivariano se le envió el referido Comunicado a la dirección de E-mail ambassador@venezlon.co.uk, por constituir una vía de comunicación rápida y segura, con copia a la Sección Consular y a la Sección Cultural de la Embajada. En consecuencia, no sería por “simple casualidad” como usted afirma, que hubiese podido tener acceso a nuestro Comunicado.

A este punto resulta también muy importante señalar, que de acuerdo estamos con usted en que exigir repuestas a un funcionario, y nosotros agregaríamos a cualquier ciudadano, “sin notificación directa no resulta ni educado ni práctico”, pero sucede que, además de habérsele hecho la notificación correspondiente, en el Comunicado no se le “exige respuesta”, se le “solicita respetuosamente a SE el Embajador Alfredo Toro Hardy, nos aclare lo sucedido” (párrafo 5).

2. Al referirse en este punto al “criterio” bajo el cual le hemos enviado comunicaciones anteriores a la presente, permítanos informarle que, en tres casos ha sido de igual manera, vía correo electrónico tal como consta en nuestro archivo, y una de manera personal, en presencia de la Vice-Ministra para Europa Delcy Rodríguez y en sus propias manos, lo cual usted califica en su misiva como “circunstancias proclives a su extravío”. Al igual que en el punto anterior, en este de nuevo se hace evidente la problemática comunicacional dentro de la Embajada, que anula el flujo de información desde y hacia la institución y sus funcionarios, a la vez que pone de manifiesto la poca importancia que se le brinda a las comunicaciones que les emitimos los ciudadanos venezolanos que aquí residimos.

3. Con referencia al punto que aquí usted aborda, ciertamente se puede aludir a razones de tiempo como factor decisorio para que la Representación Diplomática que usted dirige, estuviera imposibilitada para comunicar de manera escrita a los venezolanos registrados en la Sección Consular sobre los comicios parlamentarios de este domingo 4 de diciembre, y de esta manera evadir la responsabilidad propia. Sin embargo, una posición institucional de la Embajada y todos sus funcionarios, genuinamente consubstanciada con la realidad que vive el país convocaría a una acción proactiva con la gestión del Consejo Nacional Electoral para generar condiciones que garanticen el éxito de los comicios en cuestión. Lamentablemente, lo que hemos observado de manera repetitiva en diferentes jornadas electorales celebradas en esta jurisdicción, es la postura de una Embajada y su Sección Consular que aducen información tardía por parte del CNE como la única razón valedera para no comunicar de manera oportuna eventos de esta naturaleza.

Por otra parte, ante situaciones como ésta, y tomando en consideración el estado de innovación tecnológica en las comunicaciones, de las cuales por cierto disfruta la Embajada y hace uso para informarnos sobre actividades de otra naturaleza también importantes pero indudablemente de menor trascendencia para el acontecer nacional, el envío de un correo electrónico se presenta siempre como excelente alternativa rápida, confiable y efectiva. Como ejemplo de ello, se puede mencionar a las Embajadas de Holanda, España, Japón y Suiza, entre otras, las cuales haciendo uso de esta vía de comunicación notificaron bajo la misma situación de precariedad de tiempo, a los venezolanos residentes en estos países sobre la jornada electoral pautada para el 4 de diciembre del mes en curso (en nuestros archivos descansan copias de estos comunicados en caso que se desee conocer más de este sencillo procedimiento).

4. No obstante a lo anterior, señala usted, “diversas notificaciones fueron dadas con respecto a la celebración del acto comicial del día de hoy”. Al respecto debemos señalarle, que todos los medios empleados por la Embajada a tal fin son valederos, pero a todas luces resultaron ineficientes, y esto quedó demostrado por el grado de desinformación que se pudo constatar en la comunidad de venezolanos residentes en el Reino Unido, y aquí queremos enfatizar que no nos referimos a aquellos vinculados con determinada posición política, sino a todos en general, porque todos somos ciudadanos con el mismo derecho al voto.

5. Argumenta seguidamente usted en este punto, la distinción “entre la labor de notificación formal sobre el proceso electoral que corresponde a la Embajada y la función de convocatoria política” y aclara entre paréntesis, “en el sentido de llamar votar o de abstenerse a votar”. En este sentido muy respetuosamente nos permitimos informarle, que de acuerdo con el texto Constitucional que rige nuestra República desde 1999, tal distinción en la forma que usted la plantea no existe, porque la convocatoria a votar emana de un Poder constituido como lo es el Electoral (Capítulo V CRBV), y en consecuencia, es responsabilidad de las Instituciones del Estado involucradas hacer extensiva esta convocatoria la cual incluye el proceso de informar, no son procesos excluyentes, y son los ciudadanos quienes según su conciencia y razones personales deciden si aceptan la convocatoria y van a ejercer su derecho al voto, o la rechazan y se abstienen de sufragar (Art. 63 CRBV).

De allí que, que nuestro Comunicado estaba dirigido a llamar la atención sobre un aspecto de interés nacional y que es responsabilidad de la Embajada canalizar en esta jurisdicción y en consecuencia, no puede ser calificado como una acción proselitista de un factor político porque no somos ni un factor ni un grupo político, nuestro Círculo Bolivariano, tal como le expresábamos en la comunicación que usted extravió, es una forma de organización social que responde a lo establecido en los artículos 5, 62, 70 y 152 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en términos de participación ciudadana.

6. En este punto emite usted un juicio de valor, que al igual que en los aspectos tratados hasta el momento no cuentan con sustento alguno. Sr. Embajador, entiendo por lo que usted expresa que asume nuestro Comunicado como una crítica a la Embajada y no como una acción de contraloría social a través de la cual se está planteando una situación real que nos afecta y que está referido a un Proceso de carácter nacional con alcance internacional; y por otra parte, asume también que dedicamos tiempo a criticar a la Embajada en vez de utilizarlo para convocar a los integrantes de nuestro CB a sufragar. Una vez más, le informamos que según consta en nuestros archivos emitimos comunicaciones no sólo a los integrantes del CB para informar sobre los comicios electorales en el exterior, sino a todos los venezolanos residentes en Europa con quienes tenemos contacto. Además, para llevar a cabo esta labor dentro de un lapso de tiempo bastante breve, dedicamos recursos personales tales como líneas telefónicas (celular, del hogar), Internet, transporte y material impreso, entre otros, gracias a la cual, no sólo los integrantes de nuestro CB sino otros ciudadanos venezolanos tuvieron conocimiento sobre la citada jornada electoral.

El problema real es, y lo que expresamos en nuestro Comunicado constituye sólo una pequeña parte de él, y aunque provoque vergüenza ajena hay que reconocerlo, que la Gestión Diplomática que usted dirige, tanto a nivel de la Embajada como a nivel de las Secciones Consular y Cultural puede ser calificada como absolutamente deficiente. Para emitir tal juicio, nos basamos en los siguientes hechos, cuyas consecuencias hemos vivido todos en carne propia: (a) Rara vez recibimos respuesta a problemas, procedimientos o dudas; (b) Somos objeto de maltratos por parte de los funcionarios; (c) No existe para nada la disposición y mucho menos la intención de orientarnos con relación a los trámites que debemos realizar al residenciarnos en el Reino Unido; (d) La comunicación oficial entre las partes se limita a la invitación a eventos culturales como si esto fuese el único aspecto de interés para mantener una comunicación bidireccional entre las partes o para vincularnos como ciudadanos venezolanos a la gestión diplomática; (e) El acceso a los funcionarios es prácticamente imposible y especialmente a aquellos con alto rango dentro de los cuales se encuentra usted; (f) El servicio de atención telefónica es terrible, es una suerte de Dios llamar y ser atendidos, y mucho más difícil, amablemente servidos; (g) Los funcionarios usan y abusan de las instalaciones diplomáticas que no son de su propiedad privada, sino por el contrario, patrimonio de todos los venezolanos. Estos por mencionar sólo unas cuantas deficiencias de la larga lista que le pudiéramos, si usted gusta, detallar.

A nuestro juicio, esta actuación generalizada de la Representación Diplomática de Venezuela en Londres, responde a la posición fijada por usted como Embajador en carta pública titulada “Testimonio de un Embajador no renunciante” de fecha 11-03-04, de la cual citamos textualmente su último párrafo:

“Comprendo que para el gobierno es incómodo tener en su Servicio Exterior a alguien no identificado con su proyecto político. Si es así, estoy claro en el hecho de que el cargo de Embajador es de libre nombramiento y remoción por parte del Jefe del Estado. Pero no espere la oposición que renuncie en función de sus banderas o al calor de la exaltación política. En tanto resulte posible trataré de brindar un aporte modesto pero resuelto al servicio de la continuidad y la estructuración institucionales del Estado. Sumario: Muchos me preguntan por qué aún no he renunciado a mi cargo de Embajador. He aquí la respuesta.”


7. Finalmente señala usted en su misiva, no comprender por qué en nuestro Comunicado “se cuestiona” su “labor de defensa y promoción del Proceso Bolivariano frente a los sectores británicos”. Señor Embajador, en el Comunicado muy a pesar de lo que usted afirma no se cuestiona, se reconoce el apoyo que le brinda “a grupos y ciudadanos Británicos solidarios con el Proceso Bolivariano”, a quienes por lo demás como venezolanos le agradecemos su solidaridad, los hemos acompañado en varias de sus actividades y mantenemos en contacto, lo que señalamos allí, y de esto no hay duda, es que hasta el presente nunca ha brindado –al CB- ni su apoyo ni su reconocimiento, aún cuando nos presentamos como forma una organización social y le ofrecimos, y seguimos ofreciendo, nuestra ayuda como profesionales a través del contacto personal suscrito en reunión con usted y ratificado por medio de la carta puesta en sus manos en Londres, el pasado 15 de marzo del año en curso, y que de alguna manera usted extravió. Muy a pesar de ello, mis palabras fueron emitidas con la fuerza necesaria y usted como receptor aceptó el entendimiento de ellas.

En este orden de ideas, tal como usted expone en este punto, “lo lógico sería que ustedes brindasen su concurso en la labor que yo desarrollo y no esperar que mi atención se dirija a ustedes”, y fue exactamente con ese propósito que aproveché mi viaje a Londres con motivo de la invitación que me hiciese la Vice-Ministra Delcy Rodríguez, para entregarle en sus manos, de manera directa y personal la misiva en cuestión, la cual, lamentablemente usted extravió.

Justo es reconocer, que efectivamente usted aprovechó mi presencia en el brindis celebrado en la Embajada el pasado 5 de julio del año en curso para ofrecerme sus disculpas por tal extravío, sin embargo, considero que así como lo hizo en esta oportunidad para respondernos nuestro Comunicado, le hubiese resultado de igual manera sencillo en el momento del extravío, ubicar mis datos de contacto para solicitarme una copia de esa carta e “imponerse de su contenido”, ya que estoy debidamente registrada en la Sección Consular como venezolana residente en el Reino Unido desde hace ya un poco más de dos años.

Por último, importa y por muchas razones señalar, que ha sido a través de este Comunicado público que, afortunadamente para ambas partes, hemos logrado llamar su atención. Y afirmo que afortunadamente, porque considero que la oportunidad sería propicia para tender un puente que permita establecer una relación diáfana, de beneficio para “todos” los venezolanos que aquí residimos, y que abra paso a la necesaria transformación del accionar de la Diplomacia venezolana en el Reino Unido en función de los Intereses Supremos de la Nación, y genuinamente sintonizado con el nuevo modelo de país establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Al finalizar esta misiva, aprovecho para agradecerle su ofrecimiento de reunirse con nosotros, lo cual, como hasta ahora lo hemos hecho, le solicitaremos oportunamente y de manera directa.

En nombre de los integrantes del Círculo Bolivariano del Reino Unido “Isaías Medina Angarita”, me despido respetuosamente de usted con este pensamiento del Dr. Martin Luther King, Jr:

“Nuestras vidas comienzan a morir el día que callamos cosas que importan”

Lic. Tibisay Lugo MSc. Especialista
Vocero 1

Nota: Toda la información a la que se ha hecho referencia en esta comunicación está disponible en nuestros archivos.

Nota a los lectores: En este artículo sólo estamos haciendo pública nuestra respuesta a la misiva recibida del Embajador SE Alfredo Toro Hardy.





- - - - - - - - - - -
Círculo Bolivariano UK Isaías Medina Angarita


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4478 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter