Compatriotas. ¡el socialismo de lo pequeño!

Estas elecciones tienen para los revolucionarios distintas lecturas y su discusión constructiva enriquecerá las estrategias de lucha para las duras batallas que desde ya se vislumbran. No es cualquier cosa lo que está en juego, ES LA PATRIA, ES LA REVOLUCIÒN.

Muchas compatriotas dieron su vida por lo que POR AHORA hemos logrado, ¿Cuántos de ellos no soñaron con ver una asamblea como la que acabamos de elegir? Ahora si,

¡LO QUE SE ESTABA MURIENDO MURIO Y LO QUE ESTABA POR NACER NACIO!

Ahora hay mucho “político” bandido sin trabajo, presto y listo para vender su alma al mejor postor que desee perturbar la gloriosa marcha de nuestra revolución. Por eso y mas debemos administrar inteligentemente la victoria y eso pasa por DESARROLLAR UNA VERDADERA CONCIENCIA REVOLUCIONARIA basada en las orientaciones de nuestro comandante en jefe.

No se trata de pasar factura a la vieja usanza, pero es como para preguntarse ¿NO ERA HORA DE QUE EL PUEBLO CHAVISTA ENTENDIERA EN TODA SU DIMENSIÒN EL LLAMADO A VOTAR Y EN CONSECUENCIA ASITIERA MULTITUDINARIAMENTE?

No podemos fallar, no hay margen de error, pero es imprescindible CAMBIAR LA FORMA DE HACER POLITICA. La oficina es la calle, no más diputados de escritorio que solo visitan ciertos lugares de su estado cuando van en busca de votos, no más. Hay que ir al municipio, a la parroquia, al sector, al barrio o a la urbanización. Oír directamente del pueblo su sentir, sus esperanzas, sus planes, sus ideas, sus proyectos. Lo que les satisface y lo que no, atender sus quejas y ser promotores de la búsqueda de soluciones.

Establecer una verdadera relación de cooperación con las autoridades regionales, municipales y parroquiales quienes a su vez están también obligadas a HACER POLITICA DE MANERA DIFERENTE.
ASAMBLEA DE CIUDADANOS, contacto directo con todos, nada de delegados ni “representante de”, ¡TODOS SOMOS CORESPONSABLES Y TENEMOS EL MISMO DEBER Y LOS MISMOS DERECHOS!

Que sea una realidad ya el socialismo de lo pequeño como lo refiere nuestro comandante, que cada compatriota sienta que sus propuestas son discutidas, que es escuchado y que de alguna manera esta contribuyendo en la construcción del país que queremos.

Yo no vi en la urbanización Caña de Azúcar de Maracay a ninguno de los candidatos revolucionarios, vote eso si con disciplina revolucionaria pero tengo la esperanza de verlos llevando a la praxis el socialismo de lo pequeño.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1512 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter