Propuestas para la paz y la vida

El informe de 2013 de Latinobarómetro La seguridad ciudadana: el problema principal de América Latina, afirma que “América Latina es la región más violenta del mundo, así como la más desigual”. ¿Cabrá formular algunas propuestas para la vida y la paz?

· Compilar las cifras exactas, objetivas y verificables de delitos, por conteo real de denuncias y de cuerpos y no por meras encuestas de percepción y victimización.

· Persistir en las políticas sociales que convirtieron a Venezuela en el país con menor desigualdad social de América Latina capitalista, y redujeron drásticamente la pobreza, de un 70% a finales del siglo pasado, al 24% actual, del cual la pobreza extrema representa apenas 5,6%.

· Proseguir la expansión educativa gracias a la cual uno de cada tres venezolanos estudia y uno de cada diez cursa Educación Superior, lo que nos convierte en el quinto país del mundo en matrícula universitaria.

· Incrementar el componente socialista de la economía para crear los empleos que el sector privado no suple.

· Realizar, con ayuda de los movimientos sociales, un censo de la infiltración paramilitar y de su creciente control sobre la economía informal y sobre el contrabando de extracción, fundos agropecuarios, empresas de transporte y comunicaciones, narcotráfico, bingos, casinos y trata de personas.

· Atacar el contrabando de extracción, gracias al cual desaparecen la gasolina y el 40% de los alimentos y otros artículos de primera necesidad.

· Compilar y hacer accesibles en forma instantánea a todos los cuerpos de seguridad los registros totales de delincuentes, antecedentes, armas, municiones y procedimientos empleados para la perpetración de crímenes.

· Clausurar chiveras y depósitos de chatarra donde los automóviles robados son sistemáticamente despiezados o modificados para reciclarlos.

· Controlar los negocios de compraventa de oro y joyas donde son comercializados los objetos provenientes de delito.

· Aplicar el artículo 57 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que prohíbe la propaganda de guerra y los mensajes discriminatorios, el artículo 1 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (Resorte) que somete a dicha norma a la televisión por suscripción, y el numeral 4° del artículo 3 de ésta sobre la difusión de informaciones y materiales de interés social y cultural.

· Aplicar rigurosamente a políticos y medios los artículos 484 al 486 del Código Penal que sancionan la apología del delito y la instigación a delinquir.

· Reformar el Código Orgánico Procesal Penal para ampliar el concepto de flagrancia, hacer más expeditos los juicios y la evacuación de pruebas, y restringir las ventajas del proceso en libertad o de la libertad del reo por su negativa voluntaria a comparecer.

· Incrementar penas y disminuir atenuantes para los delitos contra las personas, con agravantes severas en casos de reincidencia y agavillamiento.

· Construir nuevos establecimientos penitenciarios, distantes de los centros poblados, que apliquen programas de rehabilitación mediante el trabajo.

· Imponer a televisoras, radios y cines un impuesto de diez unidades tributarias por cada representación ficcional de asesinato, secuestro, asalto, violación, lesión, tortura, secuestro, robo, extorsión, estafa y otros delitos que difundan.

· Aplicar lo recaudado para indemnizar proporcionalmente a las víctimas de los crímenes reales que tales representaciones propician.

· Estimular y proteger a nuestra espléndida legión de creadores para que produzca contenidos mediáticos positivos en teatro, radio, cine y televisión.

· Desestimular mediante impuestos la producción o importación de juguetes bélicos y videojuegos violentos.

· Aplicar a los motorizados los reglamentos de Tránsito Terrestre.

· Ampliar el concepto de legítima defensa y declarar inimputables con plenas garantías y beneficios procesales a quienes la apliquen para proteger su vida, hogar, familia o bienes

· Ampliar y extender a todos los niveles educativos los programas de Formación Moral y Cívica.

· Sustituir los juegos recreativos Suma Cero, en los cuales cada parte gana lo que la otra pierde, con juegos Cooperativos, en los cuales la colaboración incrementa la ganancia.

· Regular severamente y restringir o eliminar según el caso actividades que propician el delito, tales como los juegos de envite y azar, la operación de maquinitas, bingos, casinos y casas de juego, el tráfico de estupefacientes y la trata de personas.

· Realizar el desarme, pero comenzando por el de paramilitares, pranes, pandilleros, delincuentes y azotes de barrio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4927 veces.



Luis Britto García

Escritor, historiador, ensayista y dramaturgo. http://luisbrittogarcia.blogspot.com

 brittoluis@gmail.com

Visite el perfil de Luis Britto García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Britto García

Luis Britto García

Más artículos de este autor