María Corina sigue haciendo pasarelas

Estuvo en la Casa Blanca como prospecto de candidata a lo Violeta Chamorro de Nicaragua o a lo Mireya Moscoso de Panamá. Sus pasos fueron firmes y airosos, de gacela, sin perder de vista la línea imaginaria estricta que marcan las top-model más cotizadas cuando se dirigen al objetivo del punto magno; 25 pasos medidos milimétricamente hasta la posición en que deberá detenerse, ser tomada de la mano, para luego girar 8 grados a su izquierda y recibir el besito en la mejilla. Para ello hizo un curso intensivo en la Escuela Magestic de Miami, pagado por la NED. El peso y sus medidas eran apropiados para el desplazamiento rítmico y graduado de sus pasos y la proporción armónica de sus balanceos. Como una miss cualquiera la semana anterior a esta visita en la Casa Blanca, la ha pasado en vela, agitada, tomando calmantes, aprendiéndose de memoria el libreto exigido por el protocolo de Washington, y repitiéndose una y tantas veces el resumen de unas siete frases, bastante retocadas por expertos políticos de la ultra-derecha que trabajan bajo las órdenes de Roger Noriega y Otto Reich.

La nena salió bien en todos los ensayos y pese a algunas severas críticas de los cubanos mayameros se llevó los aplausos de la élite cubano-venezolana que suspira porque vuelva un gobierno “absolutamente democrático” a regir los destinos de la patria de Bolívar. El plan orquestado en Washington presuponía que esta flaca dorada (dólar-hada o hada del dólar) estaba lo suficientemente dotada, política y físicamente como para aglutinar un poderoso movimiento opositor contra el “tirano Chávez”. Un movimiento que fuese capaz de reunir en un ramillete de fuerzas cívicas a la siquitrillada Coordinadora Democrática con todos sus jumentos juntos, a Primero Justicia, a los adecos y copeyanos, a los porquerizos de Bandera Roja, a la CTV, a la Conferencia Episcopal Venezolana y demás menudencias traga-dólares de la escualidez insensata nacional.

En cuanto volvió a su “patria” se creyó toda una actriz altamente cotizada, casi todos los periódicos del mundo la acogieron en sus portadas, y corrió como pólvora que sea candidata, ya no a miss, por supuesto, sino a cualquier cosa que se le antojase a los medios. Ella tenía que pulsar la fuerza que había generado el besito en la mejilla de Bush para luego definir el horizonte de sus esperanzas. Pero el besito de Bush, pronto descubrió, no la hizo tan estrella como esperaba: SUMATE restaba, y hasta Milagros Socorro de El Nazional hizo de su visita a la Casa Blanca toda una chirigota. Ahora en vísperas del 4-D, quiere apelar a los santos y vírgenes, coger los templos como alcázares de la resistencia al “régimen”. Como el besito no fue suficiente para hacerla poderosa en el ámbito nacional decidió abstenerse y pedirle “a los votantes y sus familias que acudan a la iglesia más cercana a su residencia, no importa el credo, y participen en cualquiera de las ceremonias que se celebren entre las 10:00 am y las 12:00 del mediodía”.

Es decir, María Corina quiere convertir a los templos en centros electorales de su porfía con la idea de “llenar a los templos de gente, generar una imagen que contraste con los centros vacíos y dejar claro que la abstención no se traduce en apatía. La aspiración es que esta iniciativa se convierta en la alternativa de protesta pacífica y segura para aquellos que, vayan o no a votar, no se sientan cómodos con las condiciones en las que el CNE ha convocado las próximas elecciones”.

Cuántos besitos más tendrá que ir a solicitar a la Casa Blanca para alcanzar esa imagen que no consigue en los barrios de Venezuela, lo mismo que le pasó a Manuel Cova quien iba al Departamento de Estado a pedir ayuda contra Chávez en lugar de quemarse el pecho en las calles, plaza y mercados de su país. Qué broma.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3620 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a18099.htmlCd0NV CAC = Y co = US