Trabajo educativo: Definir rumbo hacia las Comunas

"Instruir no es educar; ni la instrucción puede ser un equivalente de la educación, aunque instruyendo se eduque" Simón Rodríguez

Pasados unos días de celebradas las elecciones municipales en todo el país y ante los anuncios de los resultados divulgados por los distintos medios de información existentes, no queda otra que preguntarse -a todas luces y con las manos puestas en el corazón- en dónde realmente estamos ubicados?.. si en un nuevo punto de partida o en un trayecto importante del camino que nos conduciría en definitiva por los rumbos de un país más justo, donde la desigualdad social no sea la repetida hasta el morbo por factores que se manejan a sus anchas con tal de crear escenarios para fines meramente electorales.

En tal sentido, un nuevo frente tiene preparada la ofensiva Revolucionaria con el anuncio del Presidente Obrero Nicolás Maduro al trazar 5 puntos claves para estos tiempos, a saber: a) La ofensiva económica local en la comunidad. b) Despliegue Barrio Nuevo-Barrio Tricolor. c) La Seguridad Pública Ciudadana. d) La salud y e) El agua potable. Al respecto, cabe bien decir, si las preferencias socialistas han acatado su lealtad al Comandante Supremo Hugo Chávez con esa avalancha de votos en unas elecciones que en otrora tiempo eran vistas de reojo también es prudente no descuidar el escenario con que la oposición intenta cubrirse de la marea roja al captar nuevos votantes por medio de la propaganda del fascismo.

Tal situación nos lleva a multiplicar acciones, además de efectista, que sean promovidas desde lo local hasta todo lo ancho y largo del país pero que realmente no sea el simple hecho de divulgar la gestión de una “Pepita La Roja” o un tal “Pepito El Colorado”. Está demás decir la falta de un programa de masas al estilo Aló, Presidente donde se conozca y reconozca lo que realmente ocurre más allá de esas villas o conglomerados urbanísticos de los que se ufana, una vez más los sectores del fascismo, al hacer creer a medio mundo que en algunas capitales ejercen cierto control de votos como si se tratase de toda Venezuela.

Las posiciones antagónicas de la dirigencia pitiyanqui siguen siendo las de escamotear, sabotear, entorpecer la buena fe de un proceso humanista que tiene su aceptación en muchos apartados de la geografía nacional; además de no respetar estos fascistoides el avance de un pueblo que busca alejarse de las trampas y vicios del pasado.

Como quisiera entender que ese alcalde que ganó o fue reelecto con la tarjeta del Psuv, apoyado con otras como las del PCV o el GPP, el porqué no se empleó a fondo con las banderas del Socialismo. Que ese fulano concejal o concejala (algun@s de veras) que tuvo de igual manera ese respaldo político y que no se vio conversar, ni servirse de un medio alternativo o comunitario, ni siquiera a tomar un bolígrafo o lápiz y sentarse a escribir o dictarle a alguien el contenido por el cual asume un compromiso de lucha por determinado tiempo al frente de un cargo municipal esté amparado en el Socialismo, el Plan de la Patria o algo que definiera su rumbo a tomar en los próximos años sea confiable. De verdad como quisiera entender esas actitudes manifiestas.

Ciertamente el Plan de la Patria es ley. El Proceso Revolucionario Bolivariano se ha renovado. La lucha de clases se acentúa pero decir que me enfrento a una oligarquía por ejemplo en Valencia donde parroquias como Candelaria, Catedral, El Socorro, San Blas y Rafael Urdaneta cuyas exigencias y necesidades son tan comunes y laceradas como las de las populosas Miguel Peña, Santa Rosa y Negro Primero es ridículo. Por eso digo entonces: ¿Dónde está el oligarca? ¿Dónde está la oligarquía? ¿Acaso esa es la excusa?

A eso nos referimos, desde luego, a no haberse puesto de acuerdo la dirigencia política revolucionaria a atacar esos espacios donde el vecino, el amigo, el hermano se sintiera más identificado con las buenas acciones de quien sí ha trabajado por una comunidad, por un determinado sector colectivo, por una legión.

Sólo nos toca apostar y acompañar para que se den esas maravillosas oportunidades de triunfo en el poder municipal en este nuevo trayecto leyendo y estudiando el Plan de la Patria, legado infinito del Comandante Chávez porque, al igual que la Constitución tenemos el privilegio de ser actores protagonistas más que secundarios de una sociedad que convencidos estamos evoluciona para mejor y hacia una patria grande. He ahí donde las exigencias por las comunas, la razón de ser de esta nueva etapa municipal debe ser un logro casi en lo inmediato y de esta manera garantizar el avance de las barriadas mitigadas y duramente castigadas por la dirigencia ramplona y mediocre, provenga de quien provenga.

bridator2@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1282 veces.



Brígido Daniel Torrealba


Visite el perfil de Brígido Daniel Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: