Chávez, Bush y Poleo


Los Poleo. Rafael y Patricia. Dice el padre que la prefiere como Betancourt en el exilio y no presa como Mandela. Yo no la prefiero en ninguna parte. Si es una delincuente debería estar presa. Si es inocente, libre en donde le plazca. La aplicación de justicia no es una cuestión de preferencias. “Luchadora infatigable”. Así la califica el padre. Ambas características son, digamos, bastante modestas, para merecer algún privilegio. Luchadores y luchadoras se consiguen a montones en el planeta. Infatigables a patadas. ¿Y por qué lucha de Patricia? Por democracia en un país donde hay democracia. Por libertad en un país libre. No veo que esa sea una cualidad que la ponga a la par de Betancourt. Y mucho menos de Mandela. Ambos, desde su manera de ver el mundo eligieron distintos caminos para conseguir distintos objetivos. Ambos llegaron a ser presidentes de sus respectivos países. Betancourt consiguió dirigir Venezuela. Mandela a Sudáfrica. ¿Patricia presidenta? Rafael, con que vara tan alta mides a tu prole. Culpable o inocente. Exiliada o presa. Por ahora, sólo prófuga.

Chávez. Dijo Milos Alcalay en una entrevista radial el viernes 4 de noviembre de 2005 con Pedro Penzini, que el objetivo de Chávez es que el mundo odie a Bush. En eso se la pasa. Provocando odio contra Bush. ¿Cómo se le ocurre? Pobre Bush. Un ser que lo que hace es el bien. Los familiares de los miles de iraquíes muertos le quieren hacer un estatua. Es que Bush es un héroe. ¿Y los familiares de los soldados estadounidenses muertos? Lo adoran. El ser humano que piense que Bush es un asesino debe tener una cita urgente con Milos. El le explicará bien. Es que Chávez está loco. Bush es una compota. O mejor, una torta de chocolate. Que me gusta más. Provoca que viva en la casa de uno. Sería un honor tenerlo de huésped. ¡Es tan buena gente Bush! Y Chávez con ese tema. Anda por ahí provocando odio contra ese pobre señor, contra el Presidente del país más poderoso del planeta.


Bush. Odiado por millones de seres humanos. Culpable de ordenar invasiones en nombre de la libertad y de la democracia. Patricia remember. George declaró en Brasil que Latinoamérica quiere volver al pasado. “Algunos líderes de América Latina tienen una visión de justicia social que quiere eliminar los progresos democráticos logrados en los últimos 20 años”. Lo dijo viniendo de Mar del Plata, aun crispado por ver a su “patio trasero” alzado. Se pusieron nostálgicos los latinos, pensó Mister Danger. No quiso nombrar a Chávez, lo empaquetó en “algunos líderes”. Mejor aun. La necesaria interlocución del norte hacia el sur será en bloque. La utópica unidad materializándose. Quien no lo quiere ver, pues que no lo vea. Hay una fuerza impulsada por Chávez. No importa que no salga en los grandes titulares de la prensa nacional. No importa. No hace falta. Quien tenía que darse cuenta de que ya nunca más seremos los mismos, ya lo hizo. Que los pequeños, por mezquinos seres, insistan en repetir lugares comunes, pues que lo hagan. El ancho mundo es suelo fértil para revivir el pasado. Sí, nos pusimos nostálgicos. Dicen que recordar es vivir. ¿Y qué? La nostalgia es lo más cercano del pasado de cada uno, a la poesía. A los sueños. A la alegría. A la vida.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4295 veces.



Mercedes Chacín*


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Cumbre de las Américas en Mar del Plata

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Cumbre de las Américas en Mar del Plata