Mi derecho a la defensa

Toda una conmoción literaria ha causado mi escrito “ Juicio a Colón en Segunda Instancia ”, por el que he recibido toda variedad de insultos e improperios, como si yo estoy inventando la historia… De Miami, Argentina, Bolivia, Ecuador, España y hasta de Colombia, recibo Email de gente ruborizada por lo que allí de dice… Debo aclarar en mi defensa, que mi único pecado ha sido juntar hechos, eventos y acontecimientos, que separados no dicen mucho, pero que unidos en un contexto histórico, llevan a la reflexión de un Plan Macabro convertido en acontecimiento de festividad, que la humanidad ha venido celebrando cada 12 de octubre como el “Descubrimiento de América” y honras a Cristóbal Colón.

Como soldado bolivariano que soy, soy consecuente con los preceptos del Padre de la Patria cuando dijo:

“Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro”

Simón Bolívar

… y para ser consecuente con este principio, debemos revisar la historia para construir nuestro propio futuro, sustentado en nuestras raíces, mestizaje, suelo, clima e idiosincrasia, y no sobre los cimientos de una trasculturaización anglosajona que domina el intelecto de las nuevas generaciones a través del poder mediático y el adoctrinamiento católico; algo que ya nos había advertido el Libertador:

“La historia a semejanza de los idiomas, debe principiarse su aprendizaje por lo contemporáneo para luego ir remontándose por grados, hasta llegar a los tiempos oscuros de la fábula”

Simón Bolívar

Recuerdo una entrevista que por un canal de televisión española le hacían al fallecido Uslar Pietri, con motivo de haber recibido el premio Príncipe de Asturias… En ese programa, Arturo criticaba la posición indigenista exacerbada de algunos sectores e intelectuales que denigraban del mestizaje peninsular que llegó con Colón y los colonizadores… En ese momento, Uslar Pietri argumentaba en su favor: el lenguaje, el color de piel, la música, el arte, la cultura el general; y finalmente los apellidos que ostentaba el continente en más de un 80 % de sus habitantes, gracias a la trasculturización española y europea en general, dejando entender, que no se podía denigrar del ancestro Europeo

Respondiendo a esa postura del escritor: Una cosa es aceptar una realidad presente, y otra la justicia de un pasado que nos debemos los herederos de la grandeza americana; al menos los que nos sentimos conectados al suelo patrio, para así construir nuestro propio futuro sobre las bases de la identidad nacional y el legado de nuestros próceres, como legítimos interpretes del gentilicio indigenista que se exterminó en nombre de Cristóbal Colón.

Por eso comparto más la chauvinista identidad bolivariana, que en el mestizaje indoeuropeo de Arturo Uslar Pietri; tal cual decía el Libertador:

“No somos indios, ni españoles ni africanos; somos una nueva raza heredera del gentilicio indígenas bendecidos por el creador”

Simón Bolívar

Si debo aceptar una realidad peninsular en la génesis de mis ancestros y en la médula de mis huesos, ello no significa que debo dar la espalda a una verdad histórica

…es como el hombre que deba sentirse orgulloso de su padre sin importar ser hijo de un asesino como “Jack el Destripador de Londres”…

… por el contrario, lo menos que puedo hacer, en justicia a un acto tan abominable como fue el exterminio de un continente, es honrar a millones de seres humanos que infelizmente fueron sacrificados en aras de la avaricia y el poder que daban las riquezas americanas… y para ello, lo primero es narrar la verdad que algunos se niegan oír… Si fueron cien millones o un millón de indígenas asesinados no importa, lo que sí importa saber, es que al menos un nativo fue torturado, esclavizado y asesinado por la monstruosidad de una conjura abominable que planificaron: el Papa Borgia como representante del Vaticano y los Reyes de España, Isabel y Fernando, quienes fueron absueltos de sus pecados por el Vaticano con el título de “Reyes Católicos”.

Esta es la verdad : el imperio español y el imperio católico planificaron y llevaron a cabo el mayor holocausto que haya registrado toda la historia de la humanidad, que no sólo exterminó a millones de seres humanos, sino que destruyó el legado histórico cultural de todo un continente… Plan que se llevó a cabo, encubierto bajo la historia romántica del “Descubrimiento Casual y Cristóbal Colón

Los Reyes de España y el Papa Borgia se confabularon para exterminar las fabulosas civilizaciones que se sabían de América… Fue una reunión que la historia no menciona, los escritores temen reseñar, los investigadores no se atreven a denunciar, y para muchos hablar de ella es un sacrilegio, por cuanto ello significa exponer al escarnio histórico a esos dos personajes emblemáticos de la religión, la cristiandad y la fe católica… Lo que se trató en esa reunión está plasmado con toda su crudeza en los acontecimientos del año 1492 con la figura de Cristóbal Colón:

LA INVASION DEL NUEVO MUNDO:

la aniquilación de sus habitantes, la devastación de sus ciudades y la destrucción de su legado cultural,

científico y tecnológico

Si la historia no reseña esa reunión, no es por falta de pruebas, sino por el temor de narrar un acontecimiento que cambiaría la historia del Nuevo Mundo

Asistieron por invitación del Papa Borgia : los Reyes Católicos y los banqueros alemanes “Welser”, quienes junto con la casa comercial “Fúgger”, eran los mayores prestamistas de Europa… La “Capilla Sextina” con sus murales pictóricos de Sandro Botticelli y retratos de Rafael, fue el lugar donde se concentró lo más representativo del poder de Europa… En esa “cumbre” de magnates: monárquicos, religiosos y financieros, se planificó el más brutal y encarnizado ensañamiento contra la raza humana…

LA INVASION DE AMERICA..!

Fue un Plan Macabro que les permitió a los tres participantes: riquezas infinitas y un poder absoluto… Por el éxito del Plan Macabro y en agradecimiento de la iglesia, el Papa Borgia le otorgará a los reyes de España, Isabel y Fernando, el excelso título nobiliario de “Reyes Católicos”, que los inmortalizará ante la historia, como símbolos emblemáticos del catolicismo, y que irónicamente los americanos celebramos cada 12 de octubre en remembranza al año de 1492, como la fecha del “Descubrimiento de América”… Digo celebramos de manera sarcástica, puesto que ese Plan Macabro: significó planificar el exterminio sistemático de todas las civilizaciones que habitaban las vastas regiones americanas…

LAS PRUEBAS DE LA DENUNCIA

Con el anuncio del “Descubrimiento de América”, luego que la flota invasora regresa a España el 4 de mayo de 1493, el Papa Borgia, Alejandro VI, publica solemnemente una Bula que entrega a los Reyes Católicos los territorios de las Indias Occidentales recién descubiertos, en cuyo contenido está la prueba del holocausto… La Bula dice así:

BULA PAPAL

Para Alejandro VI

14 de mayo de 1492

“Esas tierras desconocidas que ha pisado Cristóbal Colón, vive desnudo y vegetariano, un pueblo que cree en un solo Dios, y que sólo pide ser instruido en las creencias de Jesucristo.

Todas esas islas y todas esas tierras, que por lo demás desbordan de oro, especias y numerosos tesoros, situadas al Oeste y al Sur de la línea que va del Polo Norte al Polo Sur, a cien leguas al Oeste de las islas de las Azores y Cabo Verde, son asignadas a los Reyes Católicos.

Este acto queda establecido en virtud de la autoridad del Dios Todopoderoso, concedida al bienaventurado Pedro, y a título de Vicario de Jesucristo que el Sumo Pontífice ejerce sobre la tierra”

Esta Bula contiene tres elementos fundamentales que confirman mi denuncia del fraude histórico:

La historia del “ Descubrimiento Casual por Colón ”, no es más que una farsa que se repite una y otra vez

Esta Bula es una prueba de que España, el Vaticano, y todos los reinos de Europa, antes el mítico viaje de Colón, ya sabían de la existencia del Nuevo Mundo, y de los fabulosos imperios que existían en América: de sus pobladores, sus pirámides, sus templos, sus tesoros e envidiables adelantos científicos y culturales como civilizaciones avanzadas.

Según cuentan los historiadores, Colón partió de Puerto de Palos el 3 de agosto, buscando una nueva ruta que lo llevaría a las Indias, bajo la creencia de que LA TIERRA ERA PLANA..! Según esos mismos historiadores, Colón regresó nueve meses después, el 4 de mayo de 1493, para anunciar:

…el “Descubrimiento casual de nuevas islas en su ruta hacia la India”

Al respecto, la Bula papal devela la gran mentira:

1. La Bula dice: “ todas esas islas y todas esas tierras ”: Colón realizó cuatro viajes… el primero duró aproximadamente nueve meses, y en su recorrido de seis meses por mar nunca llegó a tierra continental… En ese Primer Viaje arribó a la isla Guanahaní que bautizó como San Salvador, divisó la isla de Cuba, y precariamente pudo desembarcar en otra gran isla que bautizó La Española, luego que la Santa María se destrozó contra los arrecifes… Por lo tanto al señalar la Bula: “ todas esas tierras ”, con este concepto se refería a un continente distinto de islas, que según los historiadores, Colón nunca supo, y que sólo fue en su Tercer Viaje, cuando seis años después navegó por el Golfo de Paria, el 15 de agosto de 1498; y a pesar de divisar las tierras de Sudamérica, nunca se percató que esa extensión de costa pertenecía a un continente; por lo tanto cabe preguntar:

¿..Por qué la Bula habla de un continente que no se sabía de su existencia..?

2. La Bula dice: “ todas esas islas y todas esas tierras, que… desbordan de oro, especias y numerosos tesoros, situadas al Oeste y al Sur ”: Ciertamente, esos fabulosos tesoros y especias constituían los tesoros americanos, pero que nunca fueron conocidos por Colón, ya que ciertamente, como dice la Bula , pertenecían a los vastos imperios Incas, al Sur, e imperios aztecas, al Norte, que invadieron Francisco Pizarro y Hernán Cortés, respectivamente, cuando ya Colón había muerto… Recordemos que en sus Cuatro Viajes, Colón nunca conoció los fabulosos tesoros americanos: ni la vainilla, ni el cacao, ni el tabaco, ni las fresas, ni el ají, ni las numerosas especies de la vasta flora americana… Apenas pudo recoger unas pocas cuentas de oro de los nativos Taínos que habitaban La Española… Colón muere en Valladolid el 20 de mayo de 1506, y el fastuoso Imperio Azteca es conocido trece años más tarde, cuando Cortés arriba al valle de México en 1519; mientras que el Imperio Inca fue conocido por Pizarro en 1532, o sea, veintiséis años después que muere Colón; por lo tanto cabe preguntar:

¿..Por qué la Bula habla del tesoro Azteca y el tesoro Inca que no se conoció sino 27 y 40 años después del primer viaje de Colón..?

3. La Bula dice: “ todas esas islas y todas esas tierras… situadas al Oeste y al Sur de la línea que va del Polo Norte al Polo Sur ”: es decir, que la Bula ya da por sentado la existencia de dos Polos Magnético y la línea ecuatorial, cuyas latitudes determinan la redondez de la tierra, y la posición equidistantes de los meridianos Norte y Sur, como la geomorfología terrestre que ya era conocida por los eruditos de la época; es decir, que Europa sabía que la tierra es redonda; por lo tanto cabe preguntar:

¿..Por qué la Bula habla de Polos y meridianos si se creía que la tierra era plana..?

Estos argumentos señalados en la propia Bula papal, echan por tierra la mentira de la “ Tierra Plana y el Descubrimiento Casual de Colón ”… Es la mentira que se estudia en las escuelas, la que dibujan todos los niños del mundo, y la que ha permitido los más emotivos discursos y celebraciones cada 12 de octubre, el cual se resume así:

“El almirante se embarcó en una ventura fantástica que lo llevaría a descubrir que la tierra era redonda, retando a los científicos de la época, que aseguraban que la tierra era plana, con el siguiente argumento: al final del horizonte existe un abismo sin fin, donde se precipitarían los barcos que se aventuran en los confines del mar”

LAS CONSECUENCIAS DEL DESCUBRIMIENTO

A partir de la invasión del Nuevo Mundo, el Papa Borgia se convirtió en el potentado más adinerado de Europa, atesorando las inmensas riquezas en oro, piedras preciosas, especias y esclavos que llegaban en barcos procedentes de América, muchos de los cuales eran fabricados por el Vaticano en los astilleros de Roma… Se estiman en más de 300 barcos que llegaban mensualmente del Nuevo Mundo repletos de tesoros … Este poder económico le permitió al Papa continuar su infame estrategia de aniquilar a todos los enemigos de su Corte Pontificia, a través de los Tribunales de Inquisición que llevaban a la hoguera a todos los herejes; y por su parte, España consolidó su poder económico en los siguientes trescientos años.

CUANTAS FUERON LAS VICTIMAS DEL DESCUBRIMIENTO

La gente se ruboriza por las cifras de sesenta millones que señalo en mi artículo… Pero lo cierto es que nunca se sabrán con certeza; pero sin embargo sí se saben en proyección, no por estadísticas modernas, sino por testimonio de un testigo excepcional que participó con la expedición colonizadora, y que registró para la posteridad un macabro espectáculo de esclavitud, tortura y exterminio humano… Fue un personaje que conmovió al propio Simón Bolívar en su apreciación del Nuevo Mundo y la invasión española:

“Semejantes actos afligen a los más endurecidos, y excitan justa execración contra aquellos que los han perpetrado... Son hechos abominables para deshonrar el género humano, que con tanta frecuencia se repitieron durante el descubrimiento… La historia relata aquellos espantosos acontecimientos que el fraile Las Casas vio con sus propios ojos. Esta nueva y hermosa porción del globo, poblada por nativos indios, regada después con la sangre de más de veinte millones de víctimas; y vio también las más opulentas ciudades y los más fértiles campos, reducidos a hórridas soledades y a desiertos espantosos”

Simón Bolívar

El fraile español Bartolomé de Las Casas en sus “ Tratados ”, narró con lujo de detalles las tortura y asesinatos… Bartolomé de Las Casas (1484-1566), fraile dominico español, cronista, teólogo, obispo de Chiapas (México) y gran defensor de los indios. Nativo de Sevilla, España, a principios de 1502, a tan sólo diez años del mal llamado “descubrimiento”, acompañando a su padre y a su tío, se embarcó para La Española en la flota del nuevo gobernador Nicolás de Ovando. Actuaba como un colono más: fue minero y encomendero en La Española.

Tuvo hacienda e indios esclavos en las orillas del río Janique y hasta 1514 siguió siendo estanciero

En 1507, regresó al Viejo Mundo y marchó a Roma, donde recibió las órdenes sacerdotales; luego de lo cual escribió sus memorias, cuyos relatos estremecieron los cimientos del Vaticano y la monarquía española, quienes conjuraron sus esfuerzos mediáticos para ocultar la barbarie y el exterminio bajo el término de “ Leyenda Negra ”, cuando en realidad se trató del holocausto americano que con tristeza debemos recordar cada 12 de octubre… Así narró De las Casas:

“San Juan y Jamaica eran islas de gente felices donde habitaban 700.000 almas las cuales fueron asesinadas y hoy están despobladas. Otras 30 islas en dos mil leguas también están despobladas y desiertas, ya que sus habitantes también fueron asesinados por hincharse de las riquezas de oro y una insaciable codicia que nunca se había visto en el mundo... En la Española los cristianos con sus caballos y espadas comienzan la matanza: desbarrigan a las mujeres paridas y despedazaban a los niños y ancianos. Tomaban los niños de las tetas de la madre por las piernas, y daban de cabeza con ellas en las rocas... otros bullían los cuerpos de niños en los ríos riendo y burlando... Hacían una horca larga que no juntasen los pies a la tierra, de trece en trece, para luego colocar leña a fuego lento y los quemaban vivos.

Fue infinita la gente que yo vi quemar viva, despedazadas y atormentadas por diversas y nuevas maneras de muerte y tormentos... Afirmo que toda la muchedumbre de la isla Española fueron muertas..!

En grupos de ocho mil esclavos se les obligaba a trabajar sin darles comida, ni agua, hasta que caían muertos de sed y de hambre. Siete años tardaron los españoles en acabar con todos los indios de Guatemala.

El exterminio de los nativos insulares no tuvo mayor resistencia y pronto las islas del Caribe quedaron despobladas.

En México agruparon 6.000 indios en un solar frente a una inmensa pirámide y durante tres horas estuvieron los españoles descuartizando vivos a las indefensas almas... En su desesperación e impotencia, las mujeres y niños se ocultaban entre los sangrientos cuerpos que en miles se acumulaban en el piso; no contando que los sanguinarios esperaban pacientemente hasta que asomaban la cabeza... De nada servían las súplicas y los llantos, de igual forma esos inocentes cuerpos eran descuartizados... La “Noche Triste” significó la muerte de 100 mil aztecas a manos de Hernán Cortés... Así estuvieron los españoles por siete años: torturando, quemando vivo a los hombres y descuartizando a las mujeres y niños, colgándolos luego en largas varas... Júzguese aquí cuantas sería el número de la gente que consumirían... Los cristianos llegan a los pueblos de indios a robar y matar de la manera más brutal.

Lo narrado son tan sólo dos páginas de más de trescientas de un “ Tratado ” que escribió el Fraile De las Casas… El 17 de julio de 1566 murió fray Bartolomé de Las Casas en el convento de Nuestra Señora de Atocha en Madrid. Sepultado en la capilla mayor del convento, sus restos fueron llevados más tarde al convento dominico de San Gregorio en Valladolid.

Fray Bartolomé de Las Casas, que dedicó su vida a la defensa de los pueblos indígenas, es hoy reconocido universalmente como uno de los precursores en la teoría y en la práctica de la defensa de los derechos humanos, quién finalizó su tratado con esta reflexión:

“Son tantos y tales los estragos, crueldades, matanzas, destrucciones, robos, violaciones, violencias y tiranías que han realizado en esta gran tierra de América, que todas las que he dicho son nada en comparación de las que se hicieron; pero aunque las dijéramos todas, que son infinitas, las que no he mencionado son las más abominables”

Si en Jamaica y Puerto Rico se exterminaron 700.000 almas, basta hacer una proyección simple del resto del continente, para calcular el número de exterminios en cada región, lo cual nos da la cifra conservadora de sesenta millones de seres humanos esclavizados, torturados y exterminados, gracias a Colón y el 12 de octubre que cada año festeja el planeta.

Por todo esto, finalizo con una reflexión de Confucio, que deben practicar todos aquellos que cierran su mente a la verdad de la historia:

Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5556 veces.



Jorge Mier Hoffman


Visite el perfil de Jorge Mier Hoffman para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jorge Mier Hoffman

Jorge Mier Hoffman

Más artículos de este autor


Notas relacionadas