Dirigido a quienes se les olvidó aquellos veinte años pidiendo prestado

Recordando la debacle presupuestaria del país en las décadas de los 80 y 90, la UCV, no escapó a ella. Fueron dos décadas paupérrimas; quincenas pasaban y venían otras sin pago alguno y entre vales proporcionados por la Caja de Ahorros (empleados), se pasaba meses sin cobrar un centavo hasta que nuestra prestamista se declaraba colmada, entonces se llegó a tener que trabajar a media máquina, o sea a medio tiempo, por no poder pagar ni el transporte. Todo esto ocurría sin que la Fapuv dijera ni pio.



Aquel Congreso Nacional cómplice, echándose las bolas al hombro, pasaban de 4 a 6 meses para discutir el presupuesto de cada año. Así que, cuando por fin, llegaban los sueldos caídos por la fuerza de la debacle presupuestaria producto de aquellos gobiernos de la época y la desidia de quienes lo discutían, venían ya descontados los vales, más lo que se debía pagar a los que pudieron prestar algún dinerito. Resultado: 0 ; y así, recomenzaba la cruzada de aquella “vida de esplendor universitaria de la IV República”.



Por supuesto hago extensiva esta situación a las 10 universidades autónomas que se plegaron a la sin razón de un paro indefinido de actividades convocada por los que se creen los intocables (FAPUV), siendo que ellas también fueron víctimas de lo descrito anteriormente. No es posible aceptar, y vemos con estupor cómo estudiantes de derecha son utilizados y dirigidos como marionetas para fines políticos -lo que puede indicarnos el bajo nivel académico de ellos- por una minoría de vivos que se agruparon y formaron la élite de los puedelotodo.



Desde la llegada de nuestro Chávez al poder, esa tortura se acabó, nunca más un retraso en el pago a sus trabajadores y la UCV recobró su Jardín Botánico y la Zona Rental.





Con el gobierno del Presidente Nicolás Maduro, Profesores, empleados y obreros universitarios, comenzarán a percibir el mejor aumento salarial de la historia y mejoras socio-económicas (dotación de uniformes, útiles escolares, primas en juguetes, matrimonio y cesta tiques) retroactivo, a partir del venidero mes de julio.



Querida Alma Mater, hoy vencida por la sombra y cómplice de actos contra natura al cercenarle a sus estudiantes el derecho al estudio y auspiciadora de la desestabilización del país, para tratar de tumbar al gobierno que más le ha proporcionado bienestar.



Esta es parte de la historia verídica de universidades autónomas que fueron víctimas del olvido y violación reiterada de su autonomía, ejecutada por gobiernos que se dedicaron a perseguir y masacrar estudiantes debatiéndose ellos durante décadas, en tenaz lucha en contra de los desafueros de los gobernantes de turno de aquel pacto de punto fijo, con un saldo de jóvenes asesinados en la plenitud de sus vidas. Honor a su memoria.



Hoy, una pequeña parte de esa juventud insensata, desorientada e inyectada de odio, es lanzada a destrozar y perpetrar un sin fin de actos vandálicos, dirigidos por los cobardes que ayer respaldaron y aplaudieron a los descuartizadores de nuestras universidades autónomas.



¿Recordaron algo?





¡Viva la Revolución Bolivariana de Venezuela!

¡Chávez vive, la lucha sigue!

¡Viva Nicolás Maduro!



Mónica Hernández



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1440 veces.



Mónica Hernández


Visite el perfil de Mónica Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mónica Hernández

Mónica Hernández

Más artículos de este autor