Atacando al pueblo

Para no ser exagerado, podríamos decir sin temor a equivocarnos, que en los últimos sesenta años de este tiempo, los destructores del planeta, se empeñaron en articular un plan que hoy está surgiendo efectos; hicieron de lo superficial un aval, planificaron destruir el pensamiento crítico del ser y hoy se muestra efectos visibles en este tiempo, en su afán de dominar el planeta, deterioraron en gran parte todo lo que tiene que ver con valores, esfuerzo, educación y formación; la lucha y el esfuerzo de algunos padres, que no dejaron el futuro de la creación a la deriva, ha podido ayudar a mantener la intenciones de sustentar valores.

Pero en otros casos estamos con las tablas en la cabeza, la alienación socavo los cimientos de lo más preciado con que cuenta la PATRIA; el facilismo hizo nidos de desidia, en la mayoría de los lugares que tienen que ver con formación.
La responsabilidad y constancia, no están involucradas en las actividades necesarias, o con muy poco entusiasmo se muestran en la creación del hacedor (no importa como salga lo que se hace) y la deformación es una constante en las actividades que deberían ser de formación, estamos adormecidos, descuidando la disciplina que necesita el arte; sin embargo cantan y tocan, haciendo propuestas que se quedan en intenciones por falta de concreción; el que lo apoya también desconoce el esfuerzo, por lo tanto la desidia es parte de lo que se muestra y el aval sin fiador de la construcción.
En la exageración quiero dejar constancia que hay excepciones, pero eso no es lo tratado en esta emergencia, ellas no hacen las reglas.

Quien quiera convencerse de lo expuesto, que escuche o vea con sentido crítico, una serie de trabajos que están siendo aceptados en casi todo lo que tiene que ver con sistemas de formación, incluyendo público y privado, donde lo simple tiene las patas metidas y lo que se muestra no tiene que ver con esfuerzo.

Con esta nota de acotación, quiero hacer un llamado a intentar de otra manera, porque la utilizada está dejando un vacío y muestra que la revolución se construye en cimientos que no tienen sustento y pasara factura; si no rectificamos, dentro de poco tiempo no habrá valores de apoyo, porque todo lo construido en la superficialidad y la desidia, se derrumbara ante los mismos ojos que lo están viendo construir la debilidad y si no hacemos esfuerzos necesarios para cambiar, lo que sabemos está dañado, nos costará todo la vida, es decir doscientos años más para enderezar la carga, porque sobre nuestros hombros esta la responsabilidad de seguir construyendo, PATRIA SOCIALISTA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1226 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a167924.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO