Si, se trata de un golpe

Un día histórico el 14 de abril, Venezuela continua con Maduro un proceso que inicio Chávez 14 años atrás, muchas y más profundas cosas deben cambiar para salir del estancamiento revolucionario en el que nos encontramos, palabras mayores para un país vulnerable por la guerra sucia, golpes y magnicidios proyectados hasta no más, sin embargo, no es una nave a la deriva como se la pinta en el exterior para que sea abordada por arbitrariedades internacionales que buscan acabar con la revolución mediante un golpe de Estado contra Maduro.

No importa cuántos países visite Capriles y sea recibidos por sus gobiernos, nosotros los revolucionarios y los chavistas debemos construir el milagro de la historia, el proceso de cambio continuara con el apoyo del pueblo y de quienes estén mejor preparados para asumir la presidencia, quiero decir, que debemos estar listos para superar lo que se nos venga encima, si Maduro muere otro u otra debe inmediatamente ocupar su puesto y así sucesivamente hasta construir el socialismo, debemos estar claros en esto, porque Venezuela está en la ruta de una guerra civil, Washington y la burguesía no van a parar en sus intentos golpistas y nosotros tampoco por defender los cambios sociales que se han conseguido.

Los 14 años transcurridos nos han llevado con altibajos a sostener la revolución en situaciones precarias muchas veces como ahora, resulta ser el mejor ejemplo de los cambios que se van logrando con el apoyo del pueblo, sin embargo, es necesario y urgente borrar la gestión ciega, torpe, estéril de la función pública entre quienes gobiernan, legislan y fiscalizan el aparato productivo y la seguridad del Estado.

Cedimos terreno a la oposición, aceptamos todo lo que nos pidieron desde las auditorías a las máquinas, nos tembló el pulso y los cojones para encarcelar a Capriles y a otros dirigentes de la MUD y ahora vean donde están, de gira internacional cocinando abiertamente el golpe con gobiernos títeres de EEUU.

Para ser líder de una revolución a más de inteligencia y creatividad hay que revolucionar todo cambiándolo, no se trata de un liderazgo cualquiera, esto de la revolución pacífica nos ha confundido mucho, una revolución pacífica o armada debe cambiar el sistema imperante, cambiaos drásticos, radicales o de no dejemos de llamarla revolución, ya basta de medias tintas con los pensamiento de Bolívar, del Che y de Chávez, o revolucionamos Nicolás o nos jodemos porque el golpe lo están preparando en nuestras narices.

Ya era tiempo que el ejecutivo “baje” a las calles, son gestiones de gran responsabilidad y de mucha sensibilidad para mejorar la revolución porque involucran cambios en la matriz productiva de la gestión pública, industria, alimentación, seguridad, vivienda, deben estar llevadas por el convencimiento del que el pueblo participará de mejor manera con la contraloría social, pero, si esas asambleas de calle solo se las hace para cumplir una promesa electoral dejando que la masa hable sin que sus ideas sean plasmadas en un calendario financiero, entonces estamos perdiendo tiempo, recursos y llamando al golpe presidente Maduro.

El pensamiento clásico de la política es el arte de lo posible en donde la simulación y el acomodo circunstancial se aplican, esta estrategia nos ha llevado a que usted gane con las justas Nicolás, este triunfo a muchos les pareció incomprensible pero no es así el resultado es comprensible por la inseguridad, inflación, especulación, demagogia, sectarismo, el pueblo se cansó de eso y del burocratismo, corrupción que se ve en algunos funcionarios que ya no son pueblo son una elite de una nueva clase social burguesa revolucionaria.

Eso por la parte interna, por la parte internacional América Latina está dividido con México y su influencia comercial financiera en Centro América y el Caribe con el apoyo de EEUU. En Sur América hay un bloque de extrema derecha conformado por Colombia, Chile, Perú, Paraguay que dividen la región y todos estos países gozan de la protección como satélites de EEUU, ya la cosa no esta tan fácil Presidente Maduro en el exterior, la Alianza del Pacifico es un formidable contrincante ideológico-económico creado como contra peso a los procesos revolucionarios y a la hegemonía de Brasil y el MERCOSUR en el vecindario; con la llegado de México, por otra parte el único país que le hace carrera e incluso supera a Brasil, la geo-policita en Sudamérica cambiara, no lo dude Nicolás.

Así, nos queda que la opinión de la sociedad sea escuchada, de ahí la importancia de que el pueblo chavista este mejor enterado, sepa objetivamente lo que ocurre, no es del todo saludable refugiarse solo en las FFAA presidente Maduro, históricamente desde el Libertador Simón Bolívar, Miranda o con el mismo Chávez, esa Institución nos ha demostrado un antes y un después, Chávez ya no está y solo Dios sabe lo que ocurre en su interior, hasta ahora dicen estar con el proceso y se les agradece, pero, siempre el pueblo será el pilar de la democracia lo otro es dictadura.

Una excesiva carga política no debe recaer en la FAN, debe estar equilibrada con una masa vigilante, convencida, armada, esta se forma y sobrevive como garante de una revolución solo si el flujo de datos son reales para permitir los debates y sacar mejores conclusiones cristalizadas en los diferentes poderes, máximo en un mes, para dar el ejemplo de que estamos combatiendo el burocratismo.

El poder del pueblo en estos momentos es la mejor manera de proteger al gobierno, es el poder popular que debe proteger la revolución con hechos y resultados presidente Maduro, no hay otra forma, al menos, por los momentos

Raúl Crespo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1259 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: