Maduro denuncia plan para asesinarlo

Por detrás de ese plan, le informó al país que están Roger Noriega, Otto Reich y el paraco Álvaro Uribe Vélez, los dos primeros desde Miami y el último desde Bogotá y todos, en absoluto y total concierto con factores de la extrema derecha fascista de la MUD 

Nicolás Maduro, nuestro Presidente Constitucional ha denunciado al mundo en su comparecencia pública en los Valles del Tuy el pasado sábado 4 de abril, que tiene pruebas irrefutables de que Roger Noriega y Uribe Vélez manejan un plan para asesinarlo, lo cual en absoluto tiene por qué extrañar a nadie, no solamente en nuestro país, sino en el mundo entero, pues de producirse ese magnicidio, sería uno más de los cientos que ha recogido la historia de la humanidad durante, apenas, los últimos 30 años, para no extendernos en un tema que daría para un tratado si abarcamos un mayor espacio de tiempo de al menos 150 años.

Veamos esos casos que suman en total quince (15), es decir que dos mandatarios fueron  asesinados cada cuatro años, lo cual muestra con la mayor evidencia de que esa es una estrategia muy real y muy concreta de agrupaciones del terrorismo político que no descartan ningún tipo de opción para sacar del camino a cualquier gobernante:     

31 de octubre de 1984: Indira Gandhi, primera ministra de la India, asesinada en Nueva Delhi por dos guardaespaldas sij que querían vengarse del asalto del ejército indio al templo de oro de Amritsar, lugar santo de esa confesión.

28 de febrero de 1986: el primer ministro sueco, Olof Palme, asesinado por un individuo a la salida de un cine de Estocolmo.

22 de noviembre de 1989: el presidente libanés, René Moawad, asesinado en Beirut 17 días después de asumir el cargo.

10 de septiembre de 1990: el presidente de Liberia, Samuel Doe, asesinado por rebeldes.

21 de mayo de 1991: Rajiv Gandhi, hijo de Indira y ex primer ministro de India, es asesinado por separatistas tamiles en el sur de la India.

1 de mayo de 1993: el presidente de Sri Lanka, Ranasinghe Premadasa, asesinado en un atentado suicida en Colombo.

21 de octubre de 1993: el presidente de Burundi, Melchior Ndadaye, muerto en una tentativa de golpe militar.

6 de abril de 1994: el presidente de Burundi, Cyprian Ntaryamira, y su homólogo ruandés, Juvenal Habyarimana, muertos en un atentado contra el avión en que viajaban en lo que se considera como el detonante del genocidio de Ruanda.

4 de noviembre de 1995: el primer ministro israelí, Yitzhak Rabin, asesinado en Tel Aviv por un judío de extrema derecha, Yigal Amir, que quería sabotear los acuerdos de paz palestino-israelíes de Oslo.

9 de abril de 1999: el presidente de Níger, Ibrahim Bare Mainassara, asesinado por miembros de su guardia en Niamey.

27 de octubre de 1999: el primer ministro armenio, Vazgen Sarkissian, asesinado con otros siete dirigentes políticos en un ataque al parlamento.

16 de enero de 2001: el presidente de la República Democrática del Congo (RDC, ex Zaire), Laurent-Désiré Kabila, fue asesinado en Kinshasa por uno de sus guardaespaldas.

12 de marzo de 2003: el primer ministro serbio, Zoran Djindjic, fue asesinado en la sede del gobierno serbio de Belgrado. Doce acusados, entre ellos varios antiguos policías, fueron condenados por el crimen.

14 de febrero de 2005: el primer ministro libanés, Rafic Hariri, murió en un atentado con coche bomba que mató a otras 22 personas en Beirut.

27 de diciembre de 2007: la ex primera ministra y líder de la oposición paquistaní Benazir Bhutto es asesinada en un atentado suicida en Rawalpindi.

De manera que más claro no canta un gallo, como decimos en nuestro país. Aquí en Venezuela esos planes han estado de manera permanente haciendo parte de las estrategias opositoras para acabar con la Revolución Bolivariana y lo que más llama la atención es que se han manejado de forma  abierta, dentro y fuera del país y por curioso que parezca, este rééééégimen que ha sido acusado persistentemente de mantener a Venezuela bajo el régimen de la mayor opresión y el terror, no ha buscado fórmula alguna para imputar y llevar a la justicia a sus responsables, tanto materiales como intelectuales, porque es bueno recordarlo, que ni los unos ni los otros han mantenido discreción alguna en esos planes magnicidas, lo cual lo podemos demostrar con estos pocos casos que hemos podido documentar, los que, como hemos dicho,  han sido públicos y notorios:        

1) J.A. Gil Yépez, propietario de la encuestadora Datanálisis, en declaraciones que formuló a un diario de Los Angeles, pocos meses después de la Carmonada (año 2002), dijo que la única fórmula para salir de Chávez era la guerra, lo que, a buen entendedor, no significa otra cosa que su muerte.

2) En agosto/03 más de un centenar de paramilitares colombianos son descubiertos en la finca Daktari de El Hatillo, propiedad del cubano venezolano Robert Alonso, quienes tenían en sus planes generar actos terroristas en distintos sitios de la ciudad, vestidos con uniformes de nuestras fuerzas militares, de manera de crear confusión y por esa vía lograr el apoyo de fuerzas regulares del ejército que coadyuvaran al objetivo de derrocar al gobierno y como último objetivo, asesinar a Chávez, “cortarle la cabeza, ponerle el pie encima y fumarse un tabaco cubano frente a las cámaras de la TV.” (confesión que le hizo al personal de la policía venezolana el jefe del grupo, conocido como el Comandante Lucas).

3) El 25/07/04 en declaraciones exclusivas de Carlos Andrés Pérez desde Miami al diario golpista de El Nacional, dijo, sin ambages: “Yo estoy trabajando para sacar a Chávez. La Vía violenta permitirá sacarlo... Es la única que tenemos... Chávez debe morir como un perro”.

4) En octubre de 2004 el inefable actor venezolano, Orlando Urdaneta, hizo un llamado desde el Canal 22 de Miami, en el programa de María Elvira Salazar, a asesinar al primer mandatario nacional con la mayor premura y recomendó que se contratara a un comando israelí para que cumpliera esa misión con rifles dotados de miras telescópicas de alta precisión, la que, según lo señaló la conductora del programa, palabras más, palabras menos, “que eso ni mi Dios lo condenaría.”

5) El 11 de marzo en curso se vuelve de nuevo sobre la necesidad de acabar con la vida de Chávez y esta vez ocurre en el mismo programa de María Elvira Salazar y uno de su invitados lo era el ex agente de la CIA, Félix Rodríguez Mandigutía, personaje éste funesto que tiene en su prontuario criminal haber sido uno de los asesinos del Che Guevara y quien le amputó las dos manos, así como la de ser instructor en torturas durante los primeros años de la guerra de Vietnam, de cumplir el mismo papel durante la implementación del plan Cóndor en el Cono Sur y en las decenas de intervenciones criminales de Washington en la América Central durante la guerra contra los Sandinistas.

Pero veamos la trascripción de este último programa de la periodista Salazar, en donde se muestra una vez el interés persistente por destruir nuestra Revolución que no abandonan nunca los cipayos y terroristas al servicio de los intereses más oscuros del Continente, en su firme determinación de acabar con la vida de quienes conducen nuestra Revolución. El blanco siempre lo fue Chávez mientras vivió y ahora apuntan, desde distintos espacios, contra la humanidad de Maduro:

María Elvira (Salazar): Félix, usted que está con nosotros sobre lo que ocurre y que sirvió de tanto a las fuerza de seguridad de este país, ¿usted no va a regresar a ayudarlos en caso de que lo llamen, y salir del retiro?.

Félix Rodríguez: Si me llaman por supuesto que sí y definitivamente yo creo que van a tener que hacer algo y lo van a tener que hacer por seguridad nacional…

María Elvira: Okey, que sería eso, que sería ese “algo”... Estoy hablando de Washington..! De las mentes en el departamento de estado, ¿cómo enfrentan esta situación?

Félix Rodríguez: Yo creo que aquí en todos estos casos existen planes de contingencia…

María Elvira:
¿Pero los hay verdaderamente? Porque alguien se queja de que en realidad no hay una estrategia para la América Latina.

Félix Rodríguez: !Si, sí hay planes de contingencia! El problema es que allá exista la voluntad de implementarlas… De acuerdo con las impresiones que tengo de lo que está ocurriendo en Venezuela es posible de que en un momento determinado se vean obligados, por seguridad nacional y también por los problemas que tienen en el mismo Colombia a implementar una serie de medidas que podrían lograr el cambio dentro de Venezuela…

María Elvira: ¿Y cuáles podría ser, cuáles podrían ser?

Félix Rodríguez: Pueden ser medidas económicas en un momento determinado, inclusive medidas militares…

María Elvira: Militares… ¿Donde usted cree que se puede enviar un comando de la CIA para terminar con Hugo Chávez?

Félix Rodríguez: Mira, eso es muy difícil de decir en este momento...

María Elvira: Pero conociendo al presidente Bush y conociendo una administración que es de centro – derecha, quedó demostrado en otras partes del mundo que eso no se descarta.

Félix Rodríguez: Si en un momento lo va a hacer, lo va a hacer abiertamente…

María Elvira: ¡¡¿Lo haría abiertamente..!!?

Félix Rodríguez: Si.!

Maria Elvira: ¿En que sentido, explíquenoslo en los últimos cinco segundos que tenemos?

Félix Rodríguez: Mire, en un momento determinado lo puede hacer tipo militarmente también, acuérdate del caso específico de Kadafi que lo hicieron militarmente en un avión y después de eso Kadafi no ha molestado más…

María Elvira: ...Pero eso no es eliminar físicamente a Hugo Chávez que es lo que le estaba preguntando…!

Félix Rodríguez: En un momento determinado lo pueden hacer en un… con… ataque militar con un avión...

María Elvira: Les agradezco... Despedida…
Los comentarios sobran. Estos llamados a la eliminación física del presidente Chávez que jamás se detuvieron  y ahora dirigidos al Presidente Maduro, quien ha señalado con absoluta propiedad como sus autores intelectuales a sujetos de la calaña de Roger Noriega, Otto Reich y el paramilitar Uribe Vélez, son pruebas irrefutables de que, efectivamente, está en marcha una conspiración internacional para acabar con su vida.

De manera que el gobierno nacional debe, sin dilación alguna, redoblar al máximo posible la seguridad de primer mandatario, así como las tareas policiales y de inteligencia que permitan detectar a aquellas organizaciones y personas que en nuestro país están detrás de estos planes criminales, lo cual no creemos que resulte cuesta arriba hacerlo, pues las vimos actuar en papeles estelares durante el golpe de abril/02, en el sabotaje petrolero de diciembre/02 y enero/03, en las guarimbas por cientos que no han cesado aún de auspiciar en todo momento, así como durante el asedio a la embajada cubana, un hecho este abominable y condenable, el cual violentó acuerdos internacionales sagrados e inquebrantables que personajes como Hitler y Pinochet no se atrevieron a desconocerlos, ni en sus peores momentos…!!!

La abogada Eva Golinger, en su libro “El Código Chávez”, pone al descubierto a un numeroso grupo de organizaciones disfrazadas de ONG, así como a algunos cuantos nombres de sujetos que en nuestro país reciben financiamiento del norte para seguir en sus aventuras golpistas en contra del gobierno venezolano, sobre los que no sería posible poner en duda su complicidad en esos planes magnicidas. Allí, por cierto, la camarada desenmascara con documentos desclasificados cómo la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, según las siglas en inglés), la cual acaba de expulsar de Bolivia el camarada Presidente de Bolivia Evo Morales por adelantar allí ese tipo de actividades conspirativas, ha estado directamente financiando actividades de la oposición venezolana desde hace muchos años, lo cual creemos que ya es hora de que en este tema sigamos en nuestro país el valiente ejemplo del gobierno boliviano.

En uno y otro caso los mecanismos de la justicia deben activarse de manera de no dejar que esos factores continúen actuando con ese descaro que ya se hace insoportable.

La tolerancia es una virtud indispensable para la convivencia y la paz, pero lo es también una verdad indiscutible que la misma tiene sus límites que no pueden ser traspasados al extremo de admitir que esos potenciales terroristas se salgan con las suyas.

Nota: Leer esta confesión, una de las tantas sobre el mismo tema que se logran obtener en la red (hacer clic o copiar y pegar):  La CIA me propuso asesinar a Fidel en Chile

oliverr@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1411 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a165297.htmlCd0NV CAC = Y co = US