Denuncias ¿con o sin fundamento?

Dos compañeras de trabajo, una de ellas doctora en Derecho, de LUZ, y la otra jubilada, que repiten cual loros parlantes lo que leen y oyen en El Nazi-onal, El Universal, Tal Cual, La Verdad, Versión Final, Globovisión y en los mentideros del alto comercio que frecuentan, me aseguraron -vehementemente- ayer que un vecino, militar retirado para más señas, les confió que su hijo, residente en San Cristóbal, había sido contactado, a través de terceros, por Rafael Ramírez, Cilia Flores, Elías Jaua, Diosdado Cabello y otros altos dignatarios del Gobierno nacional, para negociar supuestos paquetes de hasta 100.000 dólares americanos cada uno, extraídos del Banco Central de Venezuela, con comisiones de alrededor del 0,5% por el producto de las transacciones, con una periodicidad no suministrada. La preocupación de mis informantes descansa en la interrogante: ¿cómo va a surgir así nuestro país con tanta corrupción? Dan, por supuesto, sentada la verdad de tales infundios.

¿Forma parte esta información  de la “bola” de patrañas que se dejan rodar para crear matrices de opinión? También le atribuyen al Dr. Jorge Giordani la afirmación de que si Venezuela deja la “regaladera”, se ahorraría 60.000 millones de dólares. En este mismo orden se inscribe el reclamo de Henrique Capriles a la Presidenta de Argentina, de 13.000 millones de dólares que supuestamente le adeuda a Venezuela. Para ellas, Venezuela no vende petróleo con facilidades de pago a los países pobres, sino que se los “regala”.

Esta ola de denuncias, cuyo asidero tiene la debilidad de un globo de jabón, forma parte de una orquestada y muy bien dirigida campaña de desprestigio del Gobierno bolivariano mediante la  satanización de sus más reconocidos dirigentes. En el mundo de la oposición, las monsergas de dirigentes como el ya mencionado biperdedor, además de otros como Leopoldo López, Julio Borges, Ismael García, Andrés Velásquez y el “matacura” Leopoldo Castillo, coreados por los titulares de los panfletos impresos arriba mencionados, han calado muy hondo en la estructura mental de muchos de sus seguidores, horadando sus sentimientos y traumatizando sus nobles deseos por una Venezuela mejor .

Tal como lo señalara la señora María Alejandra Fernández, profesional egresada summa cum lauda  de una universidad privada de Caracas, en su carta publicada en www.aporrea.org/imprime/a163132.html: “Hasta hoy fui opositora”, en la que expresa, entre otras tantas cosas: “...Me cansé de que la oposición por la cual voté tantas veces (incluso el 7 de Octubre) mienta a cada momento, en cada época, ... Recuerdo que en 2002 me decían que íbamos a perder la potestad de nuestros hijos. Eso me causó una angustia demasiado fuerte y sentí verdadero odio por Chávez. Cada vez que aparecía en TV lo maldecía y cambiaba de canal. ... Debo confesar que estoy profundamente arrepentida de haberme opuesto a su mandato y de haber vertido tantas maldiciones en su contra. Era un hombre con defectos, pero, definitivamente, Chávez cambió la historia política de mi país y la cambió para bien.

Los medios que yo leí me pintaban a Chávez como el malo y punto, y así me lo creía, porque "tenía que ser verdad, salió en el periódico".

¡Y lo dice Globovisión!, agregó yo.

cepo39@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1618 veces.



César Eulogio Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a164675.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO