Cacerolas al por mayor o las virtudes de los cacerolazos

Disculpe usted, amigo lector, el título tan largo pero estamos convencidos que una campaña mundial a favor de las cacerolas y los cacerolazos puede llegar a ser tan importante como el día internacional de “No fumar”. Si no nos cree, siga leyendo…

Antes de entrar en materia, debemos señalar que no podemos permitir que la oposición, los majunches, sigan marcando nuestra agenda y que nosotros sigamos actuando de manera reactiva, ante cualquier acción de la oposición. Si ellos anuncian cacerolazos, lo cual es muy bueno como ya explicaremos, nosotros lancemos cohetazos. Si ellos realizan marchas hasta las oficinas regionales del CNE, nosotros convoquemos concentraciones en las plazas Bolívar. Todo esto con el argumento pueril que “la calle es nuestra”. La calle es más que concentraciones y cohetazos. No es presencia pasiva. Ellos dicen cualquier bobería, lo cual es muy frecuente, y nosotros salimos a responderles de inmediato!!! Nosotros somos gobierno y debemos dedicarnos a gobernar. Maduro es el Presidente electo, les guste a ellos o no. Y no podemos desgastarnos eternamente en confrontaciones estériles. Por supuesto, eso no significa que no vamos a estar alerta ante sus acciones desestabilizadoras, pero no podemos eternizarnos en discusiones insustanciales. Menos aún proyectándolas, hasta el infinito, por nuestros medios de comunicación.

En nosotros debe privar el análisis científico y racional, no emocional, de las acciones opositoras. En este sentido, se orienta la siguiente propuesta que, respetuosamente, sometemos a consideración del alto gobierno, y que contempla los siguientes puntos:

Proponer, en lugar de los cacerolazos a las 8:00 p.m., una extensión de su horario de lunes a sábado, de 5:00 p.m. a 10:00 p.m. No más tarde para respetar el sueño de niños y ancianos. Domingo, día de descanso.
Organizar venta de cacerolas en toda la red de supermercados y abastos Bicentenarios y Mercal, con kit de cucharas incluido. Importadas de USA, nada de cacerolas chinas y menos cubanas. Eso permitiría que la oposición conozca los beneficios de la red popular de alimentación.
Explicar que estudios serios han demostrado que los cacerolazos son un excelente ejercicio con comprobados resultados positivos para el sistema cardiovascular. Mínimo: 3 veces por semana.
Difundir las ventajas sociales de los cacerolazos. La clase media ha sido descrita como el sector social que “más se aburre”, eso es consecuencia de su conocido individualismo y aislamiento. Los cacerolazos fomentan el contacto social con los vecinos y, por ende, el valor de la solidaridad humana.

En aras del diálogo y concertación nacional le pediremos al Presidente Maduro tenga a bien considerar esta humilde propuesta. En broma y en serio.

Unidad del Poder Popular

inprocoin@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1603 veces.



Reinaldo Quijada


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a164622.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO